X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 9 de diciembre y se habla de eresa resonancias magnéticas SANIDAD Botànic II adu mediterraneo
GRUPO PLAZA

escrutinio final

Una revisión de cientos de mesas instada por Vox acaba dando más votos al PP

17/11/2019 - 

VALÈNCIA. El pasado miércoles fue una jornada intensa para los distintos miembros y representantes de la Junta Electoral Provincial de Valencia. Tal y como ocurrió en los comicios celebrados en abril, miembros de Vox reclamaron la revisión de centenares de mesas electorales, una acción que en la anterior ocasión no implicó ningún cambio sustancial de los resultados.

En este caso, según coinciden diversas fuentes próximas al proceso de recuento, los delegados del partido liderado por Santiago Abascal fueron más comedidos en su petición que en los anteriores comicios y solicitaron un muestro de entre 200 y 300 mesas. No obstante, esta iniciativa coincidió con la de miembros de la Plataforma Auna, partido que ha ocupado el 'farolillo rojo' en los resultados electorales de la provincia de Valencia con 543 sufragios y que pidió la revisión total de las mesas (unas 6.000).

Un recuento que se hubiera prolongado durante varios días y que, finalmente, se abortó cuando se habían abierto y revisado varios centenares de mesas. Curiosamente, atendiendo a los datos del escrutinio final en la provincia, puede deducirse que precisamente las fuerzas que habían pedido el nuevo recuento no salían especialmente bien paradas: Auna perdía 75 votos mientras que Vox veía cómo uno de sus competidores directos, el PP, sacaba mucha más rentabilidad en las correcciones que se iban produciendo.

Sobres y papeletas durante la jornada electoral. Foto: EFE

Así, en la provincia de Valencia, atendiendo a los resultados aportados en el acta de escrutinio final, donde se incluyen los datos tanto de los procedentes del Censo Electoral de Residentes Ausentes (CERA) como de las correcciones realizadas tras la revisión de mesas, se aprecia un ascenso del PP de 171 votos. Una situación que, según fuentes de la formación popular, se explica por una circunstancia concreta ocurrida en dos mesas de Paiporta y Carlet donde los sufragios destinados a este partido -en torno a 150- habían sido anotados a otra formación política.

Esto explicaría una distancia tan amplia respecto a las modificaciones sufridas en otras fuerzas. Así, si se aplica la comparativa mencionada entre los resultados finales a los escrutados de la noche electoral y la suma del CERA, el PSPV logró sumar 28 votos en este proceso de apertura de mesas, Vox aumentó 49 papeletas, Podemos creció en 51 y Compromís subió en 47. Por su parte, Ciudadanos fue el menos beneficiado de esta revisión, consiguiendo solo ocho votos más. 

En este sentido, cabe recordar que la apertura de mesas no afecta a las papeletas ya validadas, sino a las que se han dado por nulas por algún motivo, lo que conlleva que generalmente todas las formaciones acaben sumando más votos salvo que se produzca alguna irregularidad a la hora de transcribir los sufragios lo que puede implicar, por ejemplo, que se haya atribuido a una fuerza política los votos que correspondía a otra. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email