GRUPO PLAZA

el calendario impide que las leyes de illueca y garijo lleguen siquiera a les corts

Unides Podem se reivindica con dos leyes abocadas a morir esta legislatura

Foto: GVA
26/11/2022 - 

VALÈNCIA. El vicepresidente segundo y conseller de Vivienda, Héctor Illueca, y la consellera de Participación y Transparencia, Rosa Pérez Garijo, ambos únicos representantes de Unides Podem en el Gobierno valenciano, presentaron este viernes en la rueda de prensa tras el pleno del Consell el anteproyecto de la Ley de Barrios y el anteproyecto de Ley del Fomento de la Cultura de la Paz. Ambos, textos normativos a los que el Ejecutivo valenciano ha dado su visto bueno para iniciar su tramitación. 

La iniciarán, sí, pero el calendario impedirá que sean aprobadas en esta legislatura. Desde que se aprueba un anteproyecto de ley hasta que el Consell valida el proyecto pasan meses debido al peregrinaje burocrático al que son sometidas: informe de necesidad y oportunidad, informe de impacto de género, informe de impacto en la familia, informe de infancia y adolescencia, memoria económica, informe de competitividad, de la Abogacía General de la Generalitat, alegaciones de la Dirección General de Presupuestos, informe del Subsecretario del departamento, dictamen del Comité Económico y Social y dictamen del Consell Jurídic Consultiu para tener en cuenta todas las alegaciones recibidas, incorporarlas, o no. Un viaje completo por todos los rincones de la administración.

Una vez finalizara toda esta travesía y se aprueba el proyecto por el Consell, se remite a Les Corts, donde los trámites que deben hacer sus señorías tampoco son escasos ni ágiles: debate a la totalidad, enmiendas a la totalidad, negociación de enmiendas parciales, votación de enmiendas parciales y votación en pleno de la ley. En definitiva, una eternidad que en la legislatura pasada supuso que al Consell le costara 405 días de media aprobar cada una de sus leyes. 

Con este contexto, y teniendo claro que a la legislatura actual le quedan cuatro meses -diciembre se dedicará a Presupuestos, enero será un mes inhábil en Les Corts y solo en febrero y parte de marzo se tramitarán iniciativas en el Parlamento antes de disolverse-, las dos leyes presentadas este viernes por los consellers de Unides Podem en el Ejecutivo quedarán por tanto guardadas en un cajón a la espera de ser, quizá, rescatadas por el próximo gobierno. O dicho de otro modo: están abocadas a morir antes de nacer y la puesta en escena de este viernes se convirtió así en una mera reivindicación de la labor que realizan estos departamentos. 

Consciente de la dificultad que existe para ver aprobadas estas leyes, la consellera de Participación Rosa Pérez Garijo aseguró que la "voluntad y deseo" de su cartera es que su norma sea aprobada. Sin embargo, no dejó pasar la oportunidad para recordar que en estos momentos su conselleria tiene una Ley de Participación parada en Les Corts. "Tenemos muchas leyes en Les Corts que esperamos que se puedan aprobar. También tengo pendiente la ley de Participación. Cuando una ley se aprueba en el pleno del Consell y pasa a Les Corts viene de un trabajo de mucho tiempo y lo que queremos es que se apruebe", espetó en una clara alusión a los diputados para que tomen cierta velocidad de crucero para que al menos esta tampoco se quede sin aprobar antes de que se disuelva la Cámara ante la convocatoria electoral de mayo de 2023. 

Otras leyes que penden de un hilo

Con toda seguridad, la Ley de Barrios y la de Fomento de la Cultura de la Paz no verán la luz. Sin embargo, también existen otras normas que están actualmente en el Parlamento que tienen pocos visos de salir adelante por toda la tramitación que les espera. Entre ellas, por ejemplo, la Ley de Bienestar Animal

Esta norma, curiosamente, ya sufrió las consecuencias del fin de la legislatura el mandato pasado. Fue una de las 15 leyes que quedaron aparcadas a causa del adelanto electoral decretado por Ximo Puig para hacer coincidir los comicios autonómicos con los generales de Pedro Sánchez en 2019. Al retomarse en esta legislatura, el Jurídic emitió un dictamen que prácticamente obligaba a rehacerla, si bien algunas consideraciones se atendieron y otras no. Una legislatura entera, ahora, no ha bastado para aprobarla y ahora espera a que los grupos parlamentarios la incluyan entre sus prioridades.  

Junto a esta también se encuentra la Ley de Viviendas Colaborativas, la Ley de Creación y Gestión de Áreas Metropolitanas, la Ley para incluir a Bétera en la Entitat Metroplitana de Serveis Hidràulics y la Ley sobre el Monestir de la Valldigna

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme