Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

está replanteando la actual normativa

Urbanismo se opone a legalizar los apartamentos turísticos en fincas residenciales en Valencia

14/09/2016 - 

VALENCIA. La Concejalía de Urbanismo no contempla legalizar los apartamentos turísticos en fincas residenciales en Valencia. Así lo explica a Valencia Plaza el titular de Desarrollo Urbano y Vivienda, Vicent Sarrià, en pleno replanteamiento sobre la legislación de apartamentos turísticos y que implica cambiar el Plan General de Ordenación Urbana.  

El PGOU, de 1988, no contempla este fenómeno, lo que provoca que se pida un informe de compatibilidad urbanística que supone una gran dificultad para los propietarios, ya que se asemeja a una licencia de uso hotelero y les obligaba cumplir la ley de prevención de contaminación y calidad ambiental.

Por este motivo, el Ayuntamiento aprobó el pasado julio una moción para iniciar el estudio del régimen urbanístico que deben de tener en el PGOU, algo que podrá prolongarse hasta un año. Sin embargo, estos cambios parecen estar pensados para empresas que gestionen edificios enteros o plantas enteras sin vecinos debajo y a los lados. "Queremos evitar un cambio en el modelo de ciudad", asegura Sarrià, quien prevé que en el caso de dar barra libre podría darse un trasvase de vecinos entre zonas.

"El objetivo es regularizar la situación haciendo adaptaciones que contemplen desbloquear una actividad económica y en la medida de lo posible eliminar trabas, pero siendo garantista para evitar proliferaciones indiscriminadas", apunta, aunque también deben ponerse de acuerdo Actividades Económicas y Turismo. El concejal tiene claro que el modelo de edificios enteros no es posible prohibirlos, porque son una realidad. Sobre apartamentos de particulares esparcidos por edificios residenciales "no lo contempla porque es un modelo que parte de que no es una actividad económica". 

También alude al intentar evitar que zonas como la de Ciutat Vella sigan perdiendo vecinos debido a los apartamentos ilegales que acogen turismo de borrachera. Además, suma que no de recibo que los vecinos no sepan con quién van a vivir arriba, abajo o al lado porque los inquilinos cambien de forma constante. 

Limitaciones por zonas

El coordinador del área de Desarrollo Económico y Empleo, Enric Roig, ya explicaba que el consistorio limitará el número de apartamentos turísticos en la ciudad. Para ello, se está realizando un mapa con el fin de detectar si existe saturación en los diferentes barrios y poner límite a la proliferación de este tipo de alojamientos en el caso de que las zonas estén saturadas. 

El coordinador de Desarrollo Económico ya apuntaba a la necesidad de cambiar el PGOU con el fin de abrir las puertas a los inversores interesados en poner en marcha edificios enteros de apartamentos turísticos, sin embargo no aludía a los particulares. La jurisprudencia tiene bastantes versiones respecto a este tipo de viviendas. 

El juzgado de lo contencioso administrativo número 6 de Valencia anuló una decisión del Ayuntamiento de Valencia por la que cerró cinco viviendas turísticas en 2014 cuando la empresa intentaba registrarse en esta modalidad. El Ayuntamiento consideró que se trataba de una actividad clandestina al no haber entregado una licencia ambiental que permitiera la apertura del establecimiento mientras el juez destacaba que difícilmente es posible concluir la cesión de uso de una vivienda turística como una actividad. 

El juzgado número 5 de Valencia también denegó a una comunidad de vecinos la prohibición de apartamentos turísticos a través de la aprobación en una junta de vecinos. Esto ocurrió en un edificio en la Avenida de Francia, donde una empresa demandó a la comunidad por realizar esta limitación tras ser aprobada en junta vecinal. Reconoció que la explotación de viviendas en régimen de apartamento turístico de manera salvaje puede conllevar perjuicios para la comunidad, pero opina que el derecho ofrece medios para solventar esos problemas con el fin de que no pasen por la limitación de algo que es legal.

La Agencia Valenciana de Turismo, dependiente de la Generalitat, también tuvo que abrir la veda a inscribir en el Registro de Empresas, Establecimientos y Profesiones Turísticas de la Comunitat Valenciana viviendas turísticas que en la ciudad de Valencia se consideran ilegales por la legislación actual basándose en informes de la Abogacía de la Generalitat, sin embargo, Sarrià considera que esta legislación es demasiado laxa ya que da cabida a todo tipo de viviendas turísticas, sin discernir dónde se encuentra situada. Lo que está claro será la necesidad de aumentar la Inspecciones por parte del Ayuntamiento de Valencia para poder controlar estos usos. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email