Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

XEITO I ESPENTA / OPINIÓN

Urnas

Después de una extraña y breve campaña electoral con doble debate televisivo de candidatos, con la Semana Santa en medio, el domingo por fin llega el turno de los ciudadanos. Será una primera vuelta con las elecciones generales y en el caso de la Comunidad Valenciana con las autonómicas. El 26 de mayo tendremos elecciones municipales y autonómicas en el resto del país, -menos en Cataluña, País Vasco y Galicia-, y también comicios europeos

26/04/2019 - 

Las cifras del domingo. Las urnas y los ciudadanos tienen la palabra y la decisión. Tienen derecho a voto más de 36,8 millones de ciudadanos. De los cuales, 1,15 son nuevos votantes, 400.000 más que en las generales de 2016. También votarán por primera vez 100.000 personas con discapacidad. Han votado por correo de manera sacrificada y tediosa en largas colas 1.300.000 ciudadanos. Y la madre de todas las cifras: 8 millones de indecisos que serán quienes decanten el resultado. Y otro dato a tener en cuenta  la abstención que también puede inclinar la balanza. Se eligen 350 diputados para el Congreso, y 208 senadores para la cámara alta de manera nominal (una vez celebradas todas las autonómicas se alcanza la cifra de 266 con la designación de senadores territoriales) y en Les Corts se eligen 99 diputados. En la Comunidad Valenciana tienen derecho a voto algo más de  3 millones 657.000 electores. De ellos  164.000 son jóvenes que podrán votar por primera vez. 

Campaña inusual. Para unos ha sido muy breve y se ha descontado la primera semana por aquello de las festividades pascueras y santas. Otros exagerando dicen que llevamos en campaña permanente y en bucle electoral desde las generales de 2015. Sea como fuere, esta última semana ha sido de órdago a la grande. Nada menos que doble debate electoral de candidatos nacionales en apenas 24 horas. Todo un sinvivir que ha puesto a prueba a los líderes políticos con cambios de estrategias, actuaciones sorprendentes, recursos inopinados y poco programa electoral. Pero es que además los mítines han sido casi en la intimidad. Nada de aquellas plazas de toros y polideportivos a rebosar. Ahora actos discretos, salvo Vox que ha conseguido llenar en todos los recintos que ha visitado. Y si ya habíamos visto todo con los fichajes estelares para las listas con empresarios, toreros, generales,  enemigos de otras formaciones, y demás relumbrones, la guinda la ha puesto Ciudadanos in extremis con el popular Ángel Garrido, el que fuera Presidente de la Comunidad de Madrid por breve tiempo tras la dimisión de Cristina Cifuentes. Toda una sorpresa de última hora. En esta ocasión ha habido mucho mensaje por redes sociales, poca creatividad en los vídeos y spots en medios, todos muy minimalistas,-será por aquello del low cost-, y alguna que otra aparición más festiva de los candidatos en formatos más ligeros en televisión. 

Sondeos de vértigo. Y digo vértigo porque aunque en líneas generales coinciden con las tendencias que auguran victoria del PSOE en las generales y en las valencianas  y voto desigual para las demás formaciones, se han  establecido horquillas tan amplias de las posibles mayorías de los bloques de izquierda y derecha que puede pasar cualquier cosa. La aplicación de la socorrida Ley D’Hont, la cifra de abstención y el reparto de escaños en circunscripciones de 3-4 diputados pueden hacer cambiar el resultado sustancialmente. Puede ocurrir todo y de todo. El CIS establecía un porcentaje de indecisos en torno al 40%, aunque en los últimos días puede haberse reducido según señalan otros institutos demoscópicos. Como es sabido en estas fechas vamos a ciegas al menos públicamente, porque la ley electoral prohíbe la publicación de encuestas, aunque internamente los partidos políticos reciben información de los trakcings diarios. Algo absurdo porque simplemente con consultar el mercado de frutas de Andorra, que está ahí al lado podemos conocer como está el tablero electoral. Es curioso que muchos medios de comunicación que no han  podido realizar sondeos hayan optado por realizar la técnica de los comparadores y han establecido la media de todas las proyecciones publicadas. El resultado es similar con las mismas tendencias. Dicho lo cual no me atrevo con el pronóstico, ni con el resultado.

 

El Tablero

PSOE: Pedro Sánchez y lo del perfil zen. Hay quien opina que en esta campaña tan extraña apenas se ha despeinado, que la competencia le ha dejado el campo libre,  en sus pocas comparecencias y en los debates. Sánchez que ha estado reservón tuvo un resbalón serio en la gestión de los debates. Su equipo de fontaneros monclovitas y de Ferraz, -Iván Redondo y José Luis Ábalos-, a punto estuvieron de dar al traste con la doble cita. Sánchez quería solo una y con Vox y al final tuvo dos y sin Vox. Se le veía incomodo, nervioso y con ganas de pasar el trance. Podía haber sido peor, pero no ha salido con muchas magulladuras. Digamos que ha solventado el trámite porque enfrente había mucho lio y ruido con sus contrincantes. Salió a no perder y muy contemporizador. Había que evitar meter la pata.  Su campaña ha sido de perfil bajo con poco compromiso y pocos alardes. Todo tranquilo, en la más pura técnica del tancredismo que tanto ejerció Mariano Rajoy y disfrutando de los pronósticos demoscópicos.

PP: Pablo Casado a por la remontada. Campaña desigual con mucho esfuerzo viajero porque Casado se ha recorrido el país de arriba abajo con el aliento en el cuello de Ciudadanos y Vox. Ha estado donde se le ha requerido, entrevistas, mítines, paseos en moto incluidos. Su comparecencia en los dos debates ha sido desigual. En el primero en TVE marco perfil institucional pero resultó blando y desvaído ante un vehemente y creativo Albert Rivera. No arriesgó y se guardó para la segunda cita en la que recuperó posiciones ante Sánchez y Rivera. Pero cuando estaba tan feliz, resulta que Ciudadanos le birla a  Ángel Garrido, muy molesto por cómo se gestionó  su salida de la Comunidad de Madrid y colocación en la lista europea. Y lo que es peor se cuenta que fue el propio Garrido quien se ofreció al enemigo Al final el golpe les ha dejado en estado de shock . Como siempre ocurre en los partidos políticos las formas acaban con fidelidades de más de treinta años y en un momento cambia uno de partido y de querencias sin ningún miramiento. La competencia por el liderazgo en la derecha es dura, y el domingo Casado tiene una prueba de fuego. Puede tenerlo todo o incluso perderlo todo sino suma.  

UNIDAS PODEMOS: Pablo Iglesias ya no es él. Muchos nos preguntamos qué fue de aquel Iglesias reivindicativo, alterado, respondón y casi canalla que ponía en solfa a todo aquel que se le ponía por delante. Por estrategia o porque ha madurado con su nueva situación personal como padre con hipoteca y chalet, el caso es que ya no él . Lo apreciamos en la doble cita de debate. Estaba paternalista, mesurado, contemporizando y amansando a sus compañeros de disputa, reclamando educación en los planteamientos. Y no solo es el detalle del jersey 198 Revolt Clothing, búsqueda destacada en Google y con gran presencia en Twitter,  sino también en su voz en las cuñas publicitarias. Su tono es más grave, más pensado y reflexivo. Ya no es él. ¿será el canto del cisne y su despedida? Por cierto, cuando se avecinaba mucha presencia de Irene Montero, la supuesta heredera, curiosamente ha tenido un protagonismo justo.  Y como curiosidad, tantas redes sociales y al final WhatsApp decide cerrar su canal para enviar propaganda, por realizar envíos masivos sin autorización utilizando una tercera empresa. Si es que,…han cambiado.

CIUDADANOS: Albert Rivera, el animador de la fiesta.  Le gusta el protagonismo hasta las últimas consecuencias. Lo de los atriles en los debates cual chistera de la que sacar todo tipo de artilugios, fotos con marco, libros, tarjetas, cartulinas, rollos con enumeración de corruptelas y demás parafernalia ha sido tremendo. El primer día vale por la innovación, pero al segundo demasiada febril actividad que acabó convirtiéndose en torpeza. Pero como es inasequible al desaliento, resulta que ha devuelto el golpe con creces al menos sobre el papel. Sabida es su proverbial habilidad para los fichajes estelares de propios y extraños (Manuel Valls, Marcos de Quinto, Soraya Rodríguez, Maite Pagazaurtundua, …ya casi perdemos la cuenta) que al final ha dado la campanada con el robo inmisericorde al PP de Ángel Garrido, su último movimiento efectista. Veremos si tiene o no rédito electoral. Demasiada pro actividad. 

VOX: Santiago Abascal el ausente presente. Le han hecho la campaña entre todos. Apenas ha aparecido más allá de la presencia en sus multitudinarios mítines. No ha dado entrevistas, pero ha trabajado mucho las redes sociales entre su parroquia. Ha hecho un arte de la ausencia y a ello han contribuido la torpeza de todos los candidatos y también la anuencia de los medios de comunicación. Es aquello de no estar para estar. La estrategia de designar candidatos en el último minuto ha sido efectista, ya veremos si efectiva. Son una incógnita. Las encuestas dicen que irrumpen con fuerza. Veremos si es real o ficticio y en qué medida.

 

Las frases de la semana 

Isabel Díaz Ayuso, Candidata del PP a la Comunidad de Madrid sobre la fuga de Ángel Garrido a Ciudadanos: “En realidad estoy indignada porque no sé cómo le ponen el trece…habiendo sido presidente de la Comunidad va en un puesto realmente bajito. Espero que se cierre ya el mercadillo de segunda mano de políticos” ¡Ironía nerviosa. Lo de las vendettas en los partidos es endémico. No se cuidan las formas y luego pasa lo que pasa!

Ángel Garrido, ex Presidente de la Comunidad de Madrid (PP), flamante fichaje de Ciudadanos, el aludido: “Las declaraciones de Ayuso suelen ser desafortunadas en términos generales” ¡Siempre tan medido aunque en esta ocasión la pirueta ha sido considerable. De la traición al despecho, un clásico en política!

Pedro Sánchez, Secretario General PSOE a Albert Rivera: “Qué decepción. Usted pone el cordón sanitario al PSOE y se abraza a la ultraderecha de este país. No está en mis planes pactar con un partido que nos ha puesto un cordón sanitario” ¡O sea que no intentará el pacto con Rivera. Esperamos al domingo a ver como salen las cuentas y luego ya si tal...!

Pablo Casado, Presidente del PP: “Rivera no es fiable; si puede repetirá su pacto con Sánchez” ¡Respirando por la herida infringida con Garrido y suspirando porque le den las cuentas el domingo, con Rivera si es menester!

Pablo Iglesias, Secretario General Podemos: “En nombre del movimiento feminista no puede hablar ningún partido, y menos los cuatro hombres que estamos aquí” ¡La sensatez y el sentido común han llegado a su vida. En este caso estoy de acuerdo!

Albert Rivera, Presidente de Ciudadanos a Pedro Sánchez: ¿Ha terminado de mentir? Ahora me toca a mí” ¡Si es que tanto hiperventilar y tanto artilugio efectista que al final te traiciona el subconsciente y te lanzas a caminos insospechados, como en este caso mentir!

José Mª Aznar, ex Presidente del PP y del Gobierno: “Si me encuentro a alguno de los candidatos, creo que me dura muy poco” ¡Cuanta vanidad y ganas de enredar y mandar!

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email