X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

inversión de 1,45 millones

València amortizará en ocho años el coste de cambiar la luz de la zona norte de la ciudad

19/09/2018 - 

VALÈNCIA. La inversión asciende a 1.450.544,24 euros. Supone un ahorro de 176.302,41 euros anuales. El gasto habrá sido amortizado en ocho años y dos meses. El cambio de luces en la ciudad de València se está convirtiendo en una mina de contentos para el Govern de la Nau, el alcalde Joan Ribó y las cuentas del concejal de Hacienda, Ramón Vilar. Cada vez que sale adelante un proyecto, cuando se suman y analizan los diferentes estadillos, el resultado es siempre positivo.

Esta semana ha empezado la ejecución del proyecto de mejora de eficiencia energética de la zona norte de la ciudad, que sustituirá farolas obsoletas por modelos más eficientes y menos contaminantes. La operación la comanda el regidor de Gobierno Interior, Sergi Campillo, quien es quien gestiona unos trabajos que supondrán la renovación de 3.223 luminarias distribuidas por toda la zona norte de la ciudad (Poblados Marítimos, Camins al Grau y Algirós, Benimaclet, Rascanya, Benicalap, Campanar, Saïdia, Pla del Real, Borbotó, Poble Nou, Carpesa, Benifaraig, Massarrojos…)

Si bien es una inversión aparentemente menor, para el Govern de la Nau es un ejemplo del tipo gestión que promueven, donde se combinan sentido común, austeridad, sensibilidad medioambiental y eficiencia. La actuación reemplazará las luminarias del modelo vial por luces led cálidas en su mayor parte y por halogenuros metálicos de quemador cerámico en luminarias de alto rendimiento. Las nuevas luces son más eficientes tanto en términos de consumo como de potencia lumínica y reducen sensiblemente la contaminación que sufre la ciudad. Consumen más, iluminan menos; nada más que hablar.

En la documentación que ha facilitado el Ayuntamiento se apunta que los cambios de mayor potencia ya se han realizado con la intervención del Plan d’Eficiència Energética que se ejecutó el año pasado. En esta nueva intervención que completa los trabajos, el 60% de las unidades son de 150W de potencia, el 5,5% de 400W de potencia y el resto de 250 W.

Una nueva ciudad, una nueva luz

Una operación en la que también influye el deseo de articular una nueva ciudad. Tal y como ha explicado el concejal Campillo, modernizar toda la instalación de alumbrado era una prioridad para el consistorio casi simbólica. “València era famosa por su alta contaminación lumínica y había que actuar por motivos de sostenibilidad ambiental. El ahorro energético se traduce también en ahorro de recursos económicos para las arcas municipales”, recordó.

El proyecto se estructura en torno a dos ejes: en primer lugar, cambiarán las luminarias de tipos vial (el modelo más habitual en las carreteras, que se consideran obsoletas) y las luces que son de vapor de sodio de alta presión (VSAP) de 400, 250 y 150 vats. Las nuevas luminarias serán de fuente luminosa led, mayoritariamente de 75 vats.

El segundo permitirá adquirir luces de halogenuros metálicos de quemador cerámico para la renovación de luminarias viales de alto rendimiento con luz de descarga ya existentes. Se prevé adquirir 172 conjuntos de luces y equipos y, dado su buen funcionamiento y altos rendimiento y calidad, explican desde el Ayuntamiento, se sustituirán las luces y equipos de 150 vats VSAP por otros de menor consumo, mejor rendimiento y mejor reproducción cromática, lo cual supondrá un menor consumo y una mejor percepción de la luz, puesto que proporcionan una luz más cálida y confortable. València, pues, no se quedará a oscuras.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email