X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 26 de junio y se habla de rnb Caso Alcàsser FGV metrovalencia retail
GRUPO PLAZA

València aprueba inicialmente el presupuesto de 2019 con el sí del Govern de La Nau y el no de PP y Cs

15/11/2018 - 

VALÈNCIA (EP). El Ayuntamiento de València ha aprobado este jueves, de manera inicial y en el pleno ordinario de noviembre, el presupuesto del consistorio para 2019, que asciende a 849.220.396 euros y que contempla un incremento en partidas incluidas en los capítulos 2 y 4 -Gastos corrientes en bienes y servicios y transferencias- que sitúa en 70,44 millones de euros el montante destinado a limpieza viaria, en 47 millones la mejora y limpieza de edificios municipales y en 25,5 millones el dirigido a políticas de servicios sociales.

El presupuesto consolidado del consistorio para el próximo año, en el que se incluye tanto el de la corporación local como el de sus organismos autónomos y empresas municipales, asciende a 942,6 millones de euros. Estas cuentas han contado con el voto a favor del equipo de gobierno que conforman Compromís, PSPV y València en Comú y el rechazo de los dos grupos de la oposición municipal, PP y Cs. Tras su aprobación inicial esta jornada se expondrán públicamente para recibir alegaciones y se aprobarán definitivamente en el pleno de diciembre.

El alcalde de la ciudad, Joan Ribó, ha valorado que el 15 de noviembre se haya podido dar el primer visto bueno a las cuentas del próximo ejercicio y ha destacado que València lo hace antes que otras grandes ciudades del resto del país. Ha considerado que esto muestra que la aprobación inicial se hace "en tiempo y forma" y ha dicho que es "un indicador de estabilidad" del ejecutivo local.

"Hace más de diez años que este ayuntamiento no presentaba la aprobación inicial de presupuestos en una fecha tan avanzada" al final del año, ha insistido el primer edil, que ha dicho que "por primera vez desde 2003, todas las empresas y organismos autónomos tienen un balance saneado y fondos positivos".

Joan Ribó ha afirmado que esto indica que "el Govern de La Nau -el ejecutivo que preside y que conforman Compromís, PSPV y València en Comú- gestiona de forma muy positiva" y ha expuesto que así lo demuestran también "los datos de pago a proveedores, la reducción de la deuda y la mejora de la gestión financiera". Ha valorado que todo esto se haya hecho "sin aumentar los impuestos al 99 por ciento de los impositores".

El responsable municipal ha asegurado que los de 2019 son unos "presupuestos equilibrados" y ha resaltado los aumentos experimentados en diferentes partidas. Entre ellas ha citado servicios sociales, vivienda y educación; limpieza viaria y ciclo integral agua; innovación y participación, comercio, turismo, agricultura, deporte, cultura, seguridad ciudadana y regeneración urbana.

"Son presupuestos pensados para el bienestar de todos y todas y para la mejora de los servicios municipales, con criterios de eficiencia y eficacia para modernizar la ciudad. Están pensados para hacer un trabajo constante por la sostenibilidad y la mejora medioambiental de València, para crear empleo estable, luchar contra el paro y potenciar la actividades económicas", ha aseverado Ribó.

El portavoz de Cs, Fernando Giner, ha destacado que su grupo ha estado pidiendo al equipo de gobierno "que planifique" y ha lamentado que no se le haya escuchado, al tiempo que ha censurado el incremento de impuestos y ha asegurado que "hay margen para bajarlos", entre ellos, el IBI, el de Tracción Mecánica y las plusvalías.

Asimismo, ha censurado que el Ayuntamiento, "nada más salir del Plan de Ajuste pida un préstamo" y ha lamentado que las cuentas del consistorio se hagan atendiendo al "reparto de poder entre el equipo de gobierno". Giner ha censurado también que el Ayuntamiento cuente con "muchos técnicos y pocos auxiliares" y que esto lleve a que las inversiones se atasquen, así como que aumenten las vacantes de policías locales y bomberos --"los servicios peor tratados", ha dicho-- y la "precariedad de la plantilla" en general.

Preocupación por las personas

El representante de Cs ha manifestado que los presupuestos de 2019 elaborados por el equipo de gobierno "no se pueden apoyar" porque "no son los que se merecen los valencianos" y ha echado en falta la "preocupación por las personas a las que venía a rescatar" el ejecutivo que preside Ribó. Ha criticado que a los vecinos "no les llegan los servicios" y ha alertado de problemas de limpieza, viviendas sociales, seguridad, botellón, prostitución o poda de árboles.

Por su parte, el portavoz del PP, Eusebio Monzó, ha lamentado que el gobierno local se presente como uno de "los grandes artífices de la recuperación económica del país" cuando "vive de las rentas y de los proyectos puestos en marcha por el PP". "Ustedes pintan la ciudad pero con colores que se van borrando. Pintan el presupuesto y luego se va borrando", ha censurado, además de alertar de la existencia de "inversiones pendientes" y acusar al ejecutivo de Ribó de no ser capaz de ejecutar su propio presupuesto".

"Para que querían subir los impuestos desde el primer año. Por qué el nuevo préstamo de 18 millones lo pintan para inversiones en los barrios si no las van a ejecutar", ha preguntado Monzó a Ribó, al tiempo que le ha dicho que su forma de actuar "no es gestionar bien". Ha lamentado también la falta de personal en Policía Local y Bomberos y "la reducción de inversiones" en servicios sociales.

El portavoz popular ha coincidido con Giner en señalar que el presupuesto, "ya el del primer año de gobierno" estaba establecido atendiendo a "los porcentajes que corresponden a cada uno de los tres grupos que integran" el Govern de La Nau y sin contar con las necesidades de la ciudad y con un aumento "de la presión fiscal".

"Nivel de impuestos bajo"

En respuesta a la oposición, Joan Ribó ha afirmado que se ha trabajado para tener los presupuestos "lo antes posible atendiendo a las necesidades" ciudadanas y que las inversiones han sido "más elevadas que en el periodo anterior". Además, ha apuntado que "guste o no, València tiene un nivel de impuestos más bajo que otras grandes ciudades", como también ha expuesto el edil de Hacienda, Ramón Vilar.

Este último ha dicho que la presión fiscal es "justa" y que se mantiene "en el nivel más oportuno para gestionar servicios y hacer inversiones", además de negar que "se exprima a los ciudadanos con impuestos".

En el caso del IBI, Vilar ha agregado que "se han subido 4.000 recibos de 700.000". El edil ha acusado a Giner de saber "poco" de "técnica presupuestaria" y de no leer los informes de intervención como corresponde y ha rechazado su "demagogia". 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email