X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

tras méxico 2018 y lille 2020

València aspira a ser Capital Mundial del Diseño en 2022

11/12/2018 - 

VALÈNCIA. València, Capital Mundial del Diseño. Suena bien, ¿no? Este ‘apellido’ podría ser una realidad en 2022, pues la ciudad opta a convertirse en el epicentro del sector tras presentar su candidatura a la World Design Organization (WDO), un proyecto con intención de ganar en el largo recorrido y que busca situar València como una de las urbes del planeta dónde mirarse, un ejemplo de savoir-faire y, al mismo tiempo, una oportunidad de fijar ciertos pilares sobre los que construir su futuro. El título se otorga cada dos años, un título que este mismo año ostenta la Ciudad de México y que en 2020 volverá a Europa con la capitalidad de Lille, en Francia. Con la presentación de la candidatura comienza ahora el trabajo de cara a 2022, un camino que ya lleva meses andando. 

El proyecto está dirigido por el diseñador Xavi Calvo, de Estudio Menta, y Pau Rausell, director de la Unidad de Investigación en Economía de la Cultura (Econcult), una candidatura que surge de una iniciativa privada de un grupo de diseñadores y empresarios, conformados en la Associació València Capital del Disseny, mediante la que llevarán a cabo las distintas acciones para alcanzar el título. La asociación está presidida por Marisa Gallén, del estudio Gallén + Ibañez, un organismo que nace con el objetivo de poner en valor el diseño y demostrar a través de distintas acciones cómo este mejora la vida en la ciudad -y, por ende, la Comunitat-. Aunque la asociación se constituye como una entidad independiente, cuenta con el apoyo de instituciones como el Ayuntamiento de València, la Generalitat Valenciana, La Marina o Feria Valencia, mientras que la candidatura la apoyan distintas asociaciones como la Asociación de Diseñadores de la Comunitat Valenciana (ADCV), el Colegio Oficial de Diseñadores de Interior de la Comunidad Valenciana (CDICV) o el Colegio Territorial de Arquitectos de Valencia(CTAV), entre otras. 

Fue el pasado mes de octubre cuando la WDO anunció el inicio del proceso de búsqueda de capital mundial del diseño de cara al año 2022, título que ostenta en 2018 Ciudad de México. “Las ciudades de todo el mundo se están enfrentando a los desafíos de la rápida urbanización”, explicaba Luisa Bocchietto, presidenta de la WDO, el pasado mes de octubre. “Nuestro programa WDC crea conciencia sobre el poder del diseño para hacer que las ciudades sean excelentes lugares para que la gente trabaje, viva y juegue, abordando temas como el transporte público sostenible y los espacios verdes, la vivienda asequible, la gestión del agua, la atención médica, la educación y la gobernanza transparente”. Las ciudades previamente designadas son Torino (Italia) en 2008, Seúl (Corea del Sur) en 2010, Helsinki (Finlandia) en 2012 y Ciudad del Cabo (Sudáfrica) en 2014, Taipéi (Taiwán) en 2016 y Ciudad de México en 2018. La próxima cita será en Lille (Francia), que será capital mundial del diseño en el año 2020, ciudad que podría ser predecesora de una València que aspira a ocupar el trono en 2022. 

2018, el caldo de cultivo

La ambición de convertir a València en Capital Mundial del Diseño se cocina precisamente en el que ha sido un año decisivo para el sector. El pasado mes de octubre aterrizaba de manera excepcional en Les Corts, con una jornada específica dedicada a trabajar sobre los casos de éxito y necesidades para avanzar en la deseable relación entre la administración pública y las empresas privadas. Allí, además, se consiguió pleno consenso entre las fuerzas políticas, pues participaron representantes de todos los partidos con representación parlamentaria. Esta jornada es el ejemplo más reciente de un ejercicio en el que el diseño ha estado, más que nunca, en la agenda política. Fue en junio cuando el Parlamento Europeo celebró la mesa redonda El papel del diseño en la reindustrialización europea: el caso valenciano, con la que administración potenció definitivamente el diálogo con el sector.

Este caldo se da, además, en una València que ha acogido este 2018 -por segundo año consecutivo- el Encuentro Nacional de Asociaciones de Diseño (ENAD), organizado por la Red española de asociaciones de diseño (READ) y la propia ADCV, en el que se dieron cita distintos profesionales del panorama nacional. En esta segunda cita, además, con un objetivo claro: avanzar en la Estrategia Nacional de Diseño, aprobada por unanimidad en el Congreso de los diputados y basada en diez pilares con los que dignificar y avanza en la profesión. Entre ellos, la constitución de una Comisión Interministerial entre los Ministerios de Economía, Industria y Competitividad, Educación y Cultura, Asuntos Exteriores y Presidencia y Administraciones Públicas, para coordinar acciones de promoción; o la necesidad de realizar un estudio sobre el impacto económico del diseño, que en el caso valenciano ya está en marcha de la mano del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE).

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email