GRUPO PLAZA

un millón de euros por gravámenes municipales

València consigue cobrar 11 millones en impuestos, multas y zona azul a residentes de otros municipios

Foto: KIKE TABERNER
10/01/2022 - 

VALÈNCIA. En total, son 10,8 millones de euros los que el Ayuntamiento de València ha conseguido cobrar por multas de tráfico, la ORA -conocida popularmente como 'zona azul'- y por impuestos municipales cuyo pago podían escurrir hasta ahora los residentes de otros municipios. La colaboración interadministrativa entre la concejalía de Hacienda municipal y la Agencia Tributaria Valenciana (ATV), dependiente de la Conselleria de Hacienda, ha permitido que nadie pueda escabullirse del pago de sus obligaciones con el Ayuntamiento del Cap i Casal por no estar empadronado en la ciudad.

En 2017 se aprobó un convenio con el entonces Instituto Valenciano de Administración Tributaria -desde 2019, es la AVT dirigida por Sonia Díaz- en materia de embargos por sanciones de tráfico y ORA. El objetivo era poder realizar embargos en las cuentas bancarias abiertas en entidades de fuera de la capital del Túria y que tuviesen pendiente de pago el importe de las sanciones impuestas en València.

Sin embargo, sólo se circunscribía a estas cuestiones: multas de tráfico e impagos de la ORA. Pero este año, ambas administraciones acordaron ampliar la colaboración para el resto de impuestos, tasas y otro tipo de gravámenes municipales. De esta manera, aquellos contribuyentes de la ciudad cuyo domicilio se sitúe en otras localidades, ya han de responder sí o sí por sus obligaciones tributarias en la ciudad. Algo que hasta el momento era difícil porque el Ayuntamiento no tiene capacidad recaudatoria más allá de su término municipal.

Así pues, desde que se ha puesto en marcha la maquinaria para recaudar los impuestos a empadronados en otras localidades, el Ayuntamiento ha conseguido cobrar 910.000 euros hasta noviembre de 2021. Ello, sumado a los casi 10 millones de euros relativos a las multas y tráfico y de la ORA, da un total de 10,8 millones de euros.

El concejal de Hacienda de València, Borja Sanjuán, y la directora generla de la AVT, Sonia Díaz. Foto: GVA

Entre las cuantías destacables por el cobro de impuestos se encuentran, por ejemplo, el impuesto sobre vehículos, del que se han recaudado 375.000 euros, o el IBI -340.000 euros-. También se ha evitado el fraude en el impuesto de plusvalías por valor de 39.000 euros, en el IAE por 30.000 euros, y en otras multas e infracciones urbanísticas -89.000 euros sumando ambos conceptos-. Por otro lado, el Ayuntamiento ha recaudado 9.200 euros por la tasa de terrazas, 6.700 por vados, 3.500 por tasa de mercadillos y 9.000 euros por costas procesales, entre otras cosas. 

El convenio exigía adecuar los medios informáticos por parte de ambas administraciones, además de acordar el procedimiento y nombrar una comisión técnica de seguimiento de las gestiones para hacer realidad el cobro de las deudas. Se ha conseguido de esta maenra impedir la impunidad por el impago de sanciones del Ayuntamiento de Valencia a personas foráneas de la Comunitat, "lo que refuerza la igualdad de los ciudadanos", señalan en la concejalía que dirige Sanjuán.

El coste anual para el Ayuntamiento es el resultado de una cantidad fija y otra variable en función del nivel de recaudación. En estos últimos ejercicios, esta cuantía ha ascendido a 400.000 euros anuales.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme