GRUPO PLAZA

Eixample, extramurs, La Saidïa y el pla del real, los barrios con más mayores

València duplica en 35 años el número de personas mayores de 64 años

11/07/2017 - 

VALÈNCIA. El envejecimiento de las grandes ciudades como València es una tendencia constante que se corrobora año tras año. La semana pasada el Instituto Nacional de Estadística daba a conocer nuevos datos que dibujan la gráfica de ese constante ascenso. En su presentación, los responsables del INE certificaban que “el aspecto clave en la evolución de las últimas décadas ha sido la mejora de las expectativas de vida en las personas de edad madura y avanzada”. Según el Instituto, la reducción sostenida de la tasa de mortalidad en estas edades ha permitido que aumente el número de estas personas en el conjunto de la población, siendo bastante superior el número de mujeres que alcanzan una edad avanzada.

Tanto València como la Comunitat Valenciana no son ajenas a esta circunstancia y, al igual que el resto de España, han marcado en 2017 un récord histórico de personas mayores de 64 años que continuará incrementándose en los próximos cursos. En el caso de València, estos datos ya se podían ver en el estudio realizado por el departamento de estadística del consistorio, en su publicación Població Major de 64 anys a la ciutat de València.

El estudio de los datos recopilados por el Ayuntamiento de València revela, en primer lugar, como la población mayor de 64 años ha crecido exponencialmente en los últimos años. Atendiendo a los datos que maneja el propio consistorio, el crecimiento demográfico de la ciudad de València desde 1981 hasta la actualidad ha sido relevante, ya que se han pasado de 744.748 habitantes a 792.086. Con todo, ese incremento no ha sido constante ya que por ejemplo el número de habitantes descendió hasta 729.000 en 1986, volvió a crecer hasta 752.909 en 1991 y cinco años después, en 1996, descendió hasta 746.683. La ciudad crece, sí, pero no en línea recta sino con pequeños dientes de sierra. Entre 1981 y 2017 la población ha aumentado en un 6,4% aproximadamente.

No ocurre lo mismo con la población mayor de 64 años. O mejor dicho, también crece este segmento de edad, pero mucho más. En concreto se ha pasado de 83.342 mayores a 161.659. Es decir, que prácticamente se ha duplicado la cifra, ya que el incremento ha sido superior al 94%. En la actualidad, además, los mayores de 64 años suponen el 20,4% de la población total de la ciudad. Así pues uno de cada cinco valencianos, aproximadamente, está jubilado.

La distribución de la población mayor de 64 años tiene una curiosa traslación en el mapa de los distritos de la ciudad. Ciutat Vella, en el corazón de València, tiene un 21,4% de población de esta franja de edad y se halla en un segundo escalón. El distrito se halla rodeado por los cuatro distritos con mayor porcentaje de personas de más de 64 años. Estos son: Extramurs (23,2% del total), La Saïdia (23,2%), El Pla del Real (23,1%) y L’Eixample (22,9%). Tras estos barrios se sitúan Algirós (22,8%), L’Olivereta (22,7%), Ciutat Vella y Benimaclet (20,5%).

Por debajo de la media de la ciudad quedan los Poblados del Norte (20,3%), Quatre Carreres (20,3%). Los Poblados del Sur (20%), Jesús (20%), Patraix (19,6%) y Poblados Marítimos (19,6%), anteceden a los distritos más jóvenes que son Campanar (19,3%), los Pueblos del Oeste –Benimàmet y Beniferri– (17,9%), Rascanya-Orriols (17,5%), Benicalap (17,5%) y Camins al Grau (17,4%).

Sin embargo, si se va al detalle de la población mayor de 84 años, las cifras sufren una ligera variación. Así, el mapa resultante también muestra una preeminencia de los barrios más céntricos, donde se concentra el mayor porcentaje de gente de esa edad. Aquí sí que entra por ejemplo Ciutat Vella y no entra El Pla del Real. Igualmente, si se va al detalle de barrios, se descubre que algunas pedanías como Borbotó, Casas de Bàrcena o El Palmar se hallan muy por encima de la media.

La oficina municipal destaca en su estudio como la población mayor es cada vez más, un sector importante en nuestra sociedad, tanto desde el punto de vista demográfico, como económico y social. En primer lugar porque supone un subconjunto de la población con unas necesidades de atención muy específicas (económicas, sanitarias o de ocio) en crecimiento constante, que los diferentes agentes sociales han de tener en cuenta en el momento de planificar y cuantificar sus actividades. Y en segundo lugar, que se trata de uno de los sectores de la población más dinamizadores de la economía y por ese motivo, explican desde el Ayuntamiento, “las inversiones, tanto privadas como públicas destinadas a esta población no han dejado de crecer en los últimos años”.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email