Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

fondos edusi - El ayuntamiento da un nuevo impulso

València ha ejecutado el 3% de las ayudas de la UE para el Cabanyal y se arriesga a perder 8 millones 

19/12/2019 - 

VALÈNCIA. Si se divide el presupuesto total del programa EDUSI del Cabanyal en 100 porciones pequeñas, sólo tres de ellas se han materializado. En cifras concretas, de los 30 millones a ejecutar en el barrio marítimo, el Ayuntamiento de València sólo ha gastado 810.000 euros. Es el desolador panorama que visualizan en el consistorio tras dos años de aplicación del mencionado plan, cofinanciado al 50% por fondos europeos -15 millones-, y que amenaza al Ayuntamiento con la pérdida de hasta 8 millones de euros de dichas ayudas.

Ejercicio de transparencia y de asunción de responsabilidades el que hizo este miércoles el concejal de Control Administrativo de la capital, Carlos Galiana, quien compareció ante los medios para poner sobre la mesa la situación en la que se encuentra este programa, cuya ejecución roza mínimos. Y no porque sí. Son múltiples los motivos que adujo el edil para justificar esta desoladora fotografía.

El plan EDUSI, que se aprobó con 12 líneas de actuación e incluía 48 operaciones, emanó de un proceso de participación ciudadana -Va Cabanyal!- en el que intervinieron vecinos, asociaciones y plataformas del barrio. No obstante, no se tuvo en cuenta el criterio de los servicios municipales y de los diferentes concejales, lo que provocó que muchas de las iniciativas no contaran con un proyecto técnico detrás que avalara su viabilidad.

En ese sentido, no son pocos los proyectos que se han revelado como imposibles de hacer realidad. Hay partidas que no se pueden ejecutar por motivos legales: por ejemplo, que el solar en el que se había previsto construir una dotación, no sea de propiedad municipal. Y por otro lado se encuentran aquellas líneas que la Unión Europea no puede financiar, como son programas de ayudas y subvenciones al comercio de la zona.

 El concejal de Control Administrativo, Carlos Galiana. Fotos: KIKE TABERNER

"Se han estudiado todos los proyectos y se han quitado los que no se iban a hacer, redistribuyendo los fondos inicialmente presupuestados", explicó el edil. Hay en torno a una decena de proyectos que finalmente se han descartado, como un aparcamiento periférico, la Plaza Hombres del Mar o el plan de Activación de huertos Urbanos, entre otros. El dinero previsto para estas partidas se ha distribuido entre el resto de iniciativas e incluso se ha añadido alguna nueva.

Asimismo, Galiana admitió que durante el pasado mandato el equipo de gobierno, conformado por Compromís, PSPV y València en Comú (Podem), no se enfrentó al programa Edusi con la diligencia precisa y alegó la dificultad de integrarlo en el conjunto de actuaciones previstas para cada concejalía. En este sentido, y también debido al cambio de criterios por parte del Gobierno central para los proyectos, desde que empezara a aplicarse el Edusi, entre 2016 y 2017, se ha avanzado más bien poco.

Sólo el 3% respecto al 30% necesario

Este año, en 2019, el plan inicial preveía que todos los consistorios acogidos tuvieran ejecutados el 30% del presupuesto previsto. No obstante, el Ayuntamiento de València, debido a todos los motivos mencionados, sólo alcanza el 3% del total de 30 millones de euros. Es por ello que el consistorio se expone a una sanción procedente del Gobierno central y que podría conllevar la pérdida de 8 millones de euros en ayudas europeas.

Galiana se mostró, a este respecto, confiado con que el ejecutivo no diera curso al castigo pese a que el consistorio se encuentra muy lejos de la meta fijada por las proyecciones iniciales. Y es que, señaló, la baja ejecución se está dando en múltiples y muy variados municipios por todas las problemáticas expuestas. Es, según el edil, "algo que ocurre en muchas otras ciudades en esta primera convocatoria Edusi por parte del Ministerio de Hacienda en la que todos hemos sido un poco conejillos de indias".

 Foto: KIKE TABERNER

Hay que recordar que el Ministerio de Hacienda ya advirtió en verano a todos los municipios con exiguos datos de ejecución, recordándoles de la posible sanción que podría imponer al no alcanzar el 30% del gasto total. En la misiva, el Ministerio señalaba que era "perfectamente consciente de todas las dificultades existentes para alcanzar estos objetivos" pero que si no se cumple con el grado de gasto fijado, el dinero que no se haya gastado "se pierde, lo que obligaría a descontar los fondos disponibles".

En realidad, la imposición de este castigo a los consistorios es potestativa y no automática, y mucho menos obligatoria por parte del Ministerio de Hacienda. Así lo recordó Galiana, quien espera que este extremo no se llegue a producir y que el Gobierno central sea comprensivo con los múltiples municipios que se encuentran en esta situación.

El grupo municipal del PP afirmó que el Ayuntamiento ha reconocido definitivamente que la gestión de los fondos Edusi "ha sido una chapuza"  y "desastrosa". Motivo por el cual su portavoz, María José Català, exigió responsabilidades políticas al alcalde Joan Ribó "por haber llegado a esta situación límite en que podrían llegar a perderse más las ayudas europeas para el Cabanyal". Catalá lamentó que la parálisis del gobierno municipal esté frenando la lucha contra la degradación del barrio.

Nuevo mandato, nuevo impulso

Con el inicio del nuevo mandato el pasado verano y tras recibir la carta del Ministerio de Hacienda, el consistorio se puso manos a la obra y en septiembre, el edil responsable de este programa, Carlos Galiana, se reunió con todos los concejales implicados para acelerar los procedimientos y priorizar estos proyectos. Tanto es así que desde entonces, en cuatro meses, el consistorio ya ha activado líneas del programa que, cuando se finalicen, habrán supuesto 9 de los mencionados 30 millones de euros.

Galiana insistió en que desde que se ha dado un nuevo impulso al programa Edusi, "los números van en positivo". Entre los proyectos activados, se encuentran, por ejemplo, la rehabilitación de la Casa dels Bous -1,3 millones de euros-, la reurbanización de algunas calles -1,3 millones-, una escuela infantil -1 millón-, un centro de día -1,6 millones-, o una oficina de orientación e información a familias vulnerables -1,3 millones-.

La intención para el consistorio es llegar a la fecha límite en 2023 con los deberes hechos. Para el 31 de diciembre de entonces, el Ayuntamiento debe haber ejecutado los 30 millones de euros. "Nos hemos puesto las pilas para acometer los proyectos y tenemos la absoluta confianza de que a 31 de diciembre de 2023 todos los proyectos comprometidos por este equipo de gobierno estarán en funcionamiento, pagados y disfrutados por la ciudadanía", aseguró el concejal a este respecto.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email