X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

tarda 53,7 días de media en pagar las facturas 

Valencia, la capital más morosa de España

Pleno municipal (EVA MÁÑEZ)

Los datos del Ministerio de Hacienda indican que su Periodo Medio de Pago (PMP) de la deuda comercial triplica al de la media de las grandes ciudades

3/01/2016 - 

VALENCIA. Casi 54 días. Exactamente 53,79. Ése es el tiempo que los proveedores del Ayuntamiento de Valencia tardan en cobrar su facturas. Es el plazo más amplio de todas las capitales españolas y prácticamente el dobla el periodo máximo legal, fijado en 30 días. Así figura en los datos sobre el periodo medio de pago (PMP) de la deuda comercial de las administraciones publicados por el Ministerio de Hacienda.

Valencia aparece como la más morosa de las grandes ciudades de la lista. El tiempo que tarda en pagar a sus proveedores está muy por encima de la media de las principales urbes, que fue de 15,17 días. Además de Valencia, otras cuatro ciudades superan el periodo de 30 días: La Coruña (47,81), Zaragoza (39,64), Palma de Mallorca (38,99) y Sevilla (30,70).

Respecto a octubre de 2014, el PMP del Ayuntamiento de Valencia se ha incrementado un 10%, ya que pasó de 48,18 días a los mencionados 53,79 del pasado mes de octubre. Si se compara el dato más reciente con el de mayo del año pasado (40,47 días), coincidiendo con el cambio de gobierno municipal, el incremento de la morosidad alcanza el 32,5%.

Con todo, octubre no ha sido el peor mes en cuanto a la morosidad, ya que en septiembre Valencia dobló el máximo legal al superar ligeramente los 60 días. A pesar de haberse reducido ligeramente el plazo, continúa como la capital más morosa de España.

El PMP es un indicador que el Ministerio de Hacienda publica desde 2014 con el fin de tratar de que las administraciones públicas -ayuntamientos, gobiernos autonómicos y diputaciones- acorten sus plazos de pago de la deuda comercial y no se financien a costa de sus proveedores.

En algunas ocasiones, el ministro Cristóbal Montoro ha utilizado este indicador para amenazar con aplicar las medidas coercitivas previstas en la ley por los incumplimientos, especialmente con las comunidades autónomas, que todavía alargan más sus plazos de pago.

El Ministerio de Hacienda obliga a las comunidades autónomas y entidades locales que no pagan a sus proveedores en plazo a "informar de los recursos que van a dedicar mensualmente al pago a proveedores y adoptar las medidas necesarias de gasto, ingreso o gestión de cobros y pagos para reducir su PMP". En caso de continuar incumpliendo, el Estado puede llegar a hacerse cargo de las facturas descontando los importes del sistema de financiación.

Según los datos de Hacienda, el Ayuntamiento de Valencia también es el que acumula más operaciones pendientes de pago, con un ratio que supera el 68%. En volumen, las operaciones pendientes superan los 21,76 millones de euros.

Al margen de las grandes capitales, la ciudad que figura en las tablas de Hacienda como la que más tarda en pagar es Jaén, con un PMP que supera los 283 días. Por detrás figuran la madrileña Parla (262,41 días) y Gandía. La ciudad valenciana acumula nada menos que 42,28 millones de euros en pagos pendientes y sus proveedores tardan en cobrar una media de 225,66 días. 

La Comunitat tarda 79 días de media en pagar

En cuanto a los datos por comunidades correspondientes al mes de octubre, el PMP global se situó en 58,06 días, 2,58 días por encima del periodo de septiembre y 28,06 días por encima del plazo legal de 30 días.

Extremadura, la Región de Murcia, Aragón, Illes Balears y la Comunitat Valenciana encabezan la lista autonómica en el ránking de morosidad pública. En el caso concreto de la Comunitat, el PMP de octubre se situó en 79,03 días.

En el extremo contrario, la Comunidad Foral de Navarra y el País Vasco liquidaron sus deudas en un plazo inferior al legalmente establecido.

No obstante, el indicador de PMP comienza a computar el plazo una vez transcurridos los 30 días desde la fecha de entrada de la factura o certificación de obra en el registro administrativo.

Si se tiene esto en cuenta, el plazo medio de pago real de las facturas y certificaciones de obra en la Comunitat sería de 79,03 días más los 30 días desde su entrada en registro. Esto es, un total de 109,03 días.

En los próximos meses es previsible que estos plazos se acorten debido a la inyección de 7.889,17millones de euros de la financiación extraordinaria aprobada el pasado noviembre por el Gobierno para que las comunidades autónomas adheridas al Fondo de Financiación paguen a sus proveedores.

De ellos, la Comunitat ha recibido recientemente 1.471 millones de euros con cargo al FLA para pagar facturas pendientes. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email