GRUPO PLAZA

le siguen Andalucía y Madrid  

Valencia, la segunda autonomía con más estaciones de servicio automatizadas de España

De las 11.180 gasolineras que existen en España, solo 560 son automatizadas, lo que representa un 5%

4/12/2017 - 

VALÈNCIA. (La Comunidad Valenciana es la segunda Comunidad Autónoma con más estaciones de servicio automatizadas de España, con un total de 81 estaciones de servicio. Esta cifra corresponde al 14,46% del total de estaciones de servicio automáticas en España, según los datos del Geoportal del Ministerio de Energía y la Asociación Nacional de Estaciones de Servicio Automáticas (AESAE).

Estas cifras se enmarcan dentro de un panorama de crecimiento del sector de las gasolineras automatizadas que todo apunta a que aumentarán su presencia cerca de focos urbanos, donde es fácil su acceso y los usuarios no tienen que recorrer largas distancias desde su domicilio. Uno de los principales motivos por los que se da una concentración en estas zonas es por la regulación: “Legalmente en el 60% del suelo industrial se pueden instalar gasolineras, aunque muchos ayuntamientos se oponen”, explica David Querejeta, socio y director de Expansión de Ballenoil.   

Una de las ventajas de que la región cuente con este tipo de gasolineras es la mejora del precio del carburante. Según el director de expansión, “duplicar el número de este tipo de gasolineras en España, pasando del 5 al 10%, ayudaría a que aproximadamente 3 millones de familias ahorrarán más de 100 euros al año en combustible cada una”.

El resto de España

Por delante está Cataluña con casi 190 estaciones de servicio. A la Comunidad Valenciana le sigue Andalucía con unas 70, un 12,5%. En este caso, estos puntos de distribución están repartidos por todas las provincias, encontrando una mayor concentración de ellos en Sevilla y Málaga. Por último, la Comunidad de Madrid cuenta con 64 gasolineras automatizadas, un 11,42%.

Además, las comunidades que superan el 3% de penetración de este tipo de gasolineras son País Vasco, con unas 29 (5,17%), Aragón, con 28 (5%) y Extremadura, con 21 (3,75%). 

Por debajo del 3% se encuentran Murcia con 15 (2,67%), Galicia y las dos Castillas con las mismas estaciones, 13 (2,32%). Por último, se encuentran La Rioja, Cantabria y Asturias. Entre todas suman 12 puntos automatizados de distribución, sin llegar, cada una, a penas al 1,1% del total. En las islas destacan las Baleares, aunque cuentan con seis gasolineras (1,07%).

Aproximadamente, de las 11.180 estaciones de servicio que existen en España, tan solo unas 560 son automatizadas. Este dato representa el 5% de las gasolineras que hay en España. Un porcentaje inferior a muchos países europeos, que poseen un mayor índice de penetración por la cultura de innovación que existe en estos países. “Poco a poco estamos intentando implantar ese espíritu de innovación en el sector del carburante en España para que mejore los servicios que se ofrecen actualmente”, afirma Querejeta.

 

España a la cola de Europa

España, con el 5% de penetración de este tipo de gasolineras, se sitúa en los últimos puestos de países europeos con este modelo de puntos de distribución. 

En primer lugar, está Dinamarca con un 65,9% y le siguen Suecia y Finlandia con más del 50%. Por detrás de España se sitúan Gran Bretaña, Eslovaquia, Polonia e Italia con menos del 3%.

En los países donde existen un gran número de estaciones de servicio automatizadas, según el estudio ‘Executive Agency for Health and Consumers’ de la Comisión Europea, se registra una disminución del precio del carburante, posibilitando así el ahorro de los consumidores. 

Hacia un mercado más libre

Tras la aprobación de la ITC-MIP 04, el pasado mes de julio por el Gobierno, mejoró el panorama para las estaciones de servicio automatizadas que vieron más cerca la posibilidad de extender su modelo de negocio al territorio nacional.

 Sin embargo, algunas comunidades se resisten a aplicar la norma básica y no permiten, como es el caso de Extremadura, que estas gasolineras estén abiertas las 24 horas del día y obligan a tener al menos un trabajador. Además, los motivos que alegan, como la falta de seguridad, “no son reales”. Querejeta defiende que con la ITC-MIP 04 “se han introducido mejoras técnicas y una mayor innovación para prevenir o reducir el impacto de la contaminación de los suelos por pérdida accidental de carburantes”.  

En lado opuesto, se encuentran comunidades, como Valencia o País Vasco, que han dado marcha atrás a regulaciones que limitaban la actividad de estos tipos de gasolineras. El principal motivo de esta recapitulación ha sido el reconocimiento a que se imponían unas barreras innecesarias al libre mercado y a la libre competencia que ya reconoció la Unión Europea.

Querejeta espera que la ITC-MIP 04 se imponga en el territorio nacional y termine con las interpretaciones de las comunidades autónomas y ayuntamientos y se aplique como normativa básica que es, pues emana de una competencia estatal y exclusiva.  

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme