X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

AL MENOS 181 COLEGIOS RESPALDAN EL CAMBIO DE HORARIO

Varios centros impugnarán los resultados de jornada continua por altercados en las votaciones

6/04/2017 - 

VALÈNCIA. El mensaje positivo de la Conselleria de Educación, que ha vestido de buena acogida los resultados de la jornada continua en los centros escolares, contrasta con el ambiente vivido ante las urnas. De los 326 centros de la Comunitat donde se votaba la modificación horaria, un total de 181 se han mostrado favorables a llevarla a cabo, atendiendo a los datos oficiales de la Generalitat (que ayer cerraba el recuento al 86%, a falta de conocer la resolución de 52 colegios). Esto quiere decir que algo más de la mitad, en concreto el 55’5%, ha respaldado el cambio en su segundo año de implantación.

Ahora bien, más allá de los números, se encuentran las descripciones de los padres, que hablan de distintos incidentes vividos en los centros durante la jornada electoral del miércoles. Desde diferentes Ampas señalan la presencia de “profesores adoctrinadores”, “padres cabreados” y “equipos directivos con una clara posición”. Han sido notorios casos como el de El Palmeral, de Elche, donde llegaron a amanecer con pancartas a favor del profesorado y su postura proclive a la jornada continua.

Es por ello que varios centros (FAPA-València aún no puede precisar la cifra exacta, pero podría superar la decena) han manifestado su intención de impugnar los resultados. La Confederación Gonzalo Anaya, bajo la que se engloban hasta 600 Ampas públicas de todo la Comunitat, ya está estudiando cuántos son y preparando medidas para darles apoyo. Màrius Fullana, portavoz del colectivo, se ha apresurado a lamentar “profundamente” que se hayan terminado produciendo “enfrentamientos innecesarios”. “Entendemos que la comunidad educativa debería haber realizado una reflexión común pensando en el bienestar de nuestros hijos e hijas, que es lo verdaderamente importante en estos casos”, ha declarado.

Admite la situación Vicente Morro, al frente de la Federación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos (Fcapa), quien duda en calificar los hechos de “incidentes”, pero sí habla de “presiones”. “A mí me llamó una madre de un colegio público porque no les dejaban dar información distinta a la oficial del centro, que era favorable a la continua”, pone como ejemplo. En cualquier caso, el objetivo por parte de ambas formaciones es “la calidad educativa”, por lo que denuncian que no se manifieste en este tipo de procesos.

De confirmarse que todos estos centros se acogen a la jornal continua, ya serían 483 el total en toda la Comunitat. No obstante, esto no es más que el inicio del proceso para la modificación horaria, que debe pasar por otra serie de trámites administrativos. Este mismo miércoles empezaba el plazo para presentar recursos de alzada, que se extenderá durante un mes. Y dados los incidentes registrados, la propia Confederación Gonzalo Anaya llama informar bien a las familias “sobre el procedimiento que deben seguir si consideran que el proceso de votación ha incumplido algún punto de la normativa”, confiando en que las Direcciones Territoriales sean “ágiles” a la hora de resolver las incidencias.

Menor aceptación que el año pasado

A la espera de los datos definitivos del Consell, al menos 181 centros escolares iniciarán esta semana el proceso para modificar su horario. La cifra contrasta con la del año pasado, donde fueron 302 colegios los que apostaron por implantar la jornada continua, en lo que supuso un vuelco contundente. Como se votaba en 315 centros, se aprobó en un 85'5% del total. Cabe valorar que se trataba del primer año y había una buena remesa de colegios a la espera de la medida, en los cuales ya no se debe volver a votar durante los próximos tres años.

La distribución por provincias vuelve a arrojar la predilección del sur del territorio por este modelo horario. Así, en Alicante, 59 centros de los 97 convocados han votado a favor de la modificación (64%), según los datos disponibles de 72 centros. En Castellón, 28 centros de los 67 se han pronunciado a favor del cambio (41%), según datos de 60 escuelas. En Valencia, 94 de los 162 centros convocados han votado a favor (57%), según los datos de 142 centros. El año pasado fueron 257 centros alicantinos, 27 valencianos y todos los castellonenses.

Atendiendo al censo de padres, cabe destacar la alta participación. De los 117.292 progenitores que podía votar, el 76% han acudido a las urnas (por provincias, un 77 % en Alicante, y un 75 % en Castellón y Valencia). Han votado a favor de la jornada continua el 64 % de los padres en Alicante, el 53 % en Castellón y el 57 % en Valencia.

Recursos todavía en los tribunales

Como en todo, la lectura de las cifras difiere según a quién se le pregunte. Màrius Fullana destacada “los altos índices de participación”, que espera que se repitan en próximas votaciones “como las que se convocarán para elegir los consejos escolares”. Para Vicente Morro, “ha habido pinchazo porque se ha proporcionado mayor información de especialistas contrarios a la jornada continua”. “Obviamente, en la mayoría de los centros que han votado sí los porcentajes habrán sido muy altos, pues habrán sido teledirigidos”, argumenta.

Cabe recordar que padres de las distintas provincias se han organizado en asociaciones para combatir la implantación de este nuevo sistema horario, que consideran negativo a nivel pedagógico, e incluso han interpuesto demandas. Será complicado que prosperen en tanto que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ya rechazó el mes pasado un recurso interpuesto por Fcapa contra la orden de la Generalitat al entender que no supone una vulneración de derechos fundamentales.

Con respecto a la polémica de las actividades extraescolares, cuya financiación no se dirime en la orden de Conselleria, pocas explicaciones más se han dado. “Normalmente las asumen las empresas de comedor, y se limitan a estar en el patio y poco más, lo que ha provocado quejas de Ampas y federaciones”, precisa Morro. Esta cuestión ya abrió en su día una brecha entre la Conselleria y el Ayuntamiento de València, quien recordó que no le correspondía hacerse cargo del pago de estas actividades. Tampoco es obligación de los padres.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email