Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

ESPACADAS HEDONISTAS

¿Y de los hoteles y hoteleros? ¿Quién se acuerda?

Hablamos mucho de hostelería, pero ¿cómo es la situación hotelera en la Comunitat Valenciana?

| 19/02/2021 | 7 min, 6 seg

Que la hostelería ha sido uno de los sectores más azotados por la pandemia, nadie lo pone en duda. Hablamos de bares, restaurantes, productores... Pero, ¿qué hay del turismo y los hoteleros? “El año más duro de la historia del turismo de la Comunidad Valenciana”. Así definían desde Hosbec, la mayor patronal hotelera de la Comunitat, lo que fue el 2020 en la región. Y si analizamos más cifras, el balance ha sido harto negativo. Según datos de Hosbec, se perdió el 70% de la actividad hotelera, más del 50% del empleo y el 42% de la oferta hotelera, no ha podido ni llegar a abrir.

La situación es catastrófica y ha azotado a las tres provincias casi por igual. Lo hizo en 2020 y lo sigue haciendo en 2021 con las restricciones adoptadas por la Generalitat Valenciana, que por el momento, se extienden hasta el 1 de marzo, si todo va como lo esperado y se reducen los contagios. Son tiempos inciertos para la vida en general, pero mucho más para los viajes. Uno no puede ni moverse de su propia ciudad cuando llega el fin de semana, cuando hasta hace muy poco, por lo menos se posibilitaba el libre albedrío por la comunidad.

Los que abrieron tras el confinamiento, pudieron salvar los muebles, tanto como para lograr una ocupación media de más del 50% en los hoteles de las principales ciudades durante los meses de verano. Pero luego llegó la Navidad y las medidas acordadas por el Consell, volvieron a caer como jarro de agua fría sobre todos los hoteleros de la comunidad. Ampliación del toque de queda, restricciones a la hostelería y su posterior cierre total, lo que llevó a cancelaciones en masa.

Y las ayudas no llegan. Desde Hosbec denuncian que si hay un sector afectado por la pandemia, muy por encima del resto, es el hotelero. “Los empresarios hoteleros de la Comunidad Valenciana no dan crédito a la redacción que desde el Gobierno Valenciano se ha dado al Plan Resistir dotado con más de 100 millones de euros en el que se intenta paliar, a través de los municipios, la situación de los sectores más afectados por la pandemia”, explican y continúan “a pesar que este plan recoge con actividad afectada los hoteles y alojamientos turísticos, limita las ayudas exclusivamente para autónomos y microempresas de menos de 10 trabajadores, lo que excluye directamente al 99.5% de todas las empresas hoteleras de la Comunidad Valenciana.”

Emilio Pineda, director de la cadena Ad Hoc Hoteles, con tres espacios en la ciudad de València y Bétera, hace balance. “En dos de ellos, la demanda internacional era la que sustentaba el mercado y en estos, la temporada ha sido desastrosa. Sin tener movilidad, esos hoteles se han visto muy perjudicados. El hotel Ad Hoc Parque de Bétera, a pesar de haber tenido un año malo, no lo ha sido tanto como para los otros durante la temporada vacacional, porque aquí el nicho de clientes es nacional”, explica a Guía Hedonista.

“Mientras no haya demanda internacional y se recuperen las rutas aéreas a nivel europeo, va a ser una temporada muy difícil”, apunta. “Yo creo que la recuperación vendrá por tres partes, la primera desde el propio cliente de la comunidad autónoma, cuando se terminen las restricciones, aunque en nuestro caso nos da muy poca ocupación."

"La segunda sería la movilidad por dentro del país y la tercera, la internacional. Tenemos la esperanza de que esto se reactive de cara al verano, bien con corredores sanitarios seguros, bien con la vacunación.” Aun así, han mantenido la plantilla al 100% y no han hecho ningún ERTE y durante este tiempo han aprovechado para renovar las instalaciones de los hoteles.

Lanza también un atisbo de esperanza. “Hemos mantenido la empresa viva y seguiremos vivos. Ahora queda esperar a ver cómo evoluciona este 2021. Por lo menos hay muchas previsiones buenas a largo plazo en cuanto a consumo, la gente ha viajado y sigue haciéndolo cuando puede, ahora más por trabajo y más adelante, esperemos que por turismo. Esto se acabará pronto” Termina con algo a lo que todos nos gustaría “desde los medios de comunicación deberían incentivarse las buenas noticias, que también las hay”

Charlamos también con Carlos Boga, director del Hotel Balneario Las Arenas. “En el caso de los hoteles, la situación es muy complicada. Hay un gran número que no ha vuelto a abrir, otros que han abierto y han tenido que volver a cerrar... Reina un clima de incertidumbre, porque no se sabe si se podrá abrir para Semana Santa o ya de cara al verano”, comenta sobre la situación actual. Por su parte, reabrieron sus puertas el 1 de junio, un tiempo que define como “una travesía en el desierto”. Consiguieron salvar el verano y ahora su objetivo es “perder menos estando abiertos, que cerrados y más o menos lo vamos consiguiendo, pero hay meses en los que es especialmente complicado. En enero hemos tenido tan solo un 8% de ocupación”, explica.

Con las nuevas restricciones del fin de semana, han visto las estancias de fin de semana prácticamente cortarse en seco. “También el hecho de haber tenido que cerrar el spa, que era uno de nuestros atractivos del viajero de fin de semana, ha dificultado más si cabe la situación”, confiesa.

“Hasta el día de hoy, no ha habido ayuda alguna por parte de las administraciones y encima se han subido los impuestos, algo totalmente inmoral en un año como este. Parece que ahora se han puesto las pilas y están sacando unos paquetes de ayudas, pero por la propia idiosincrasia de las que han propuesto, no podemos optar a ellas porque son para PYMES de menos 10 trabajadores”, lamenta, porque las Arenas es un hotel de más de 100 trabajadores. “Al final son decisiones que no dependen de uno mismo, porque la normativa cambia casi cada día o semana.”

Boga piensa que muchas de las cosas que han llegado con los tiempos de pandemia, lo han hecho para quedarse como “la digitalización de los procesos, la seguridad, los códigos QR...” ¿Qué pasará con el turismo en un futuro próximo? Afirma que la recuperación del turismo viene por la necesaria aceleración de la campaña de vacunación masiva. ¿Mientras tanto? Sobrevivir.

También los hay optimistas en cierto modo. Victoria Puche, presidenta de la Asociación Provincial de Hoteles de Alicante, afirmaba a finales de este año a nuestros compañeros de Alicante Plaza, que “el camino será duro, pero el turismo será de los primeros sectores en salir de la crisis”. Aunque también pone el acento en que 2020 se llevó por delante cualquier previsión que pudieran tener y que todavía quedan por ver los efectos de la crisis y el impacto de todo lo sucedido.

Los nómadas digitales, la solución para muchos durante estos meses.

Turistas como tal, se ven muy pocos en todas las ciudades. Con la pandemia, ha surgido un nuevo tipo de viajero, el que viaja para teletrabajar en otro lugar diferente al de su residencia. Las Islas Canarias, por sus bondades climáticas, la seguridad y el bajo número de contagios, se han convertido en uno de los destinos preferidos para aplicarlo. Pero también hay opciones dentro de la Comunitat Valenciana. Por ejemplo, desde Visit Benidorm, han lanzado una nueva sección, Digital Nomads Benidorm y lo promocionan como 'tu lugar de trabajo junto al Mediterráneo' o 'Vivir en Benidorm, trabajar desde el paraíso'.

Van más allá y han lanzado toda una serie de recomendaciones, como zonas de WiFi, espacios perfectos para trabajar, espacios de co-working o una guía de lugares con take away y delivery. A más, los hoteles se transforman en oficinas de teletrabajo, adecuando sus espacios comunes como salas de reuniones, sus habitaciones como sitios de residencia o descanso en la jornada...

Comenta este artículo en
next