X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

crónicas por los otros / OPINIÓN

Yo soy adicta al plástico

Yo soy adicta al plástico. Cada vez que paso por un supermercado soy consciente de ello. Cuanto más color, formas más extrañas y envoltorios más vistosos más esfuerzo tengo que hacer en no consumir el plástico.

28/04/2018 - 

Así concluyó Rosa Montesa el turno de preguntas que se abrió detrás de la mesa redonda que tuvo lugar hace unos días dentro del Festival Extramurs, Distrito 008. Un festival concienciado con el medio ambiente donde se han preocupado de integrar talleres, charlas y eventos en torno al reciclaje, el medio ambiente y la sostenibilidad.

La ponencia fue de lo más interesante además de la presencia más institucional, que siempre es positivo, conocimos proyectos e iniciativas particulares de lo más interesante como Vivir sin Plástico o Preciós Plástic València y de las que hablaré en otra ocasión.

Pero a mí me llamó mucho la atención Rosa y su Reciclado Creativo. Rosa sabía de lo que hablaba. Rosa defendió un discurso sobre el plástico que levantó los aplausos del auditorio del Botánico donde se celebraba esta mesa debate que llevaba por título “Plástico ¿problema o solución?” donde se hablaban del plástico y de su próxima desaparición o transformación.

Reciclado creativo

Rosa dice tener doble personalidad “creativamente” hablando. Tiene dos perfiles Rosa Montesa o Reciclado Creativo, dos proyectos que lleva en paralelo y que se cruzan en algunas ocasiones. Algunos la conocen como bloguera por la cantidad de seguidores que tiene en redes sociales con sus talleres y tutoriales sobre reciclaje. Está considerada también como una YouTuber de referencia pues ha tenido más de 20 millones de visitas y hay más de 100.000 personas suscritas que siguen su trabajo en Reciclado Creativo.

Y es que no es para menos, hace auténticas maravillas con materiales que acaban en nuestra basura doméstica con un proceso muy sencillo y herramientas básicas.

Reciclado Creativo surge como una necesidad de compartir la creatividad, inspirar y enseñar a otras personas que lo que tiramos a la basura puede ser un tesoro.

Comenzó con Reciclado Creativo en septiembre de 2013. Siempre le ha gustado reciclar, reutilizar y crear nuevos objetos. Rosa recuerda: “cuando era pequeña, me encantaba ver cómo mi madre nos hacía un jersey, y cuando se quedaba pequeño o se rompía, lo deshacía y volvía a hacer otro que todavía era más bonito. Ella siempre ha sido un referente para mí. La mejor manera de aprender es imitando, y en mi familia siempre se ha estirado la vida de las cosas y nos han enseñado a reciclar y a reutilizar. Recuerdo cuando los sábados por la mañana iba al trapero con los periódicos y llevaba los cascos al ultramarinos.”

Cuando comenzó con Reciclado Creativo el objetivo era abrirse un camino profesional compartiendo, aprendiendo, reciclando y siendo creativa. No tenía claro el camino, pero poquito a poco ha ido consiguiendo objetivos. Actualmente imparte talleres en colegios y escenarios públicos como Oceanogràfic o la Fundación Biodiversidad.

Reconoce que no ha tenido ayudas, salvo las morales de la familia y los amigos. Ha llegado hasta aquí yo sola. Para ello ha tenido que mantener otro trabajo para poder seguir cultivando su faceta creativa. Afortunadamente, cada vez cuenta con más encargos profesionales relacionados con su pasión por reciclar, pero todavía no son suficientes como para dedicase a tiempo completo.

Ella ha sabido darle la vuelta a su “adicción” al plástico y, en su caso, el plástico se convierte al mismo tiempo en problema y solución.

Por ello le gusta trabajar el plástico, y particularmente los envases. Le gusta trabajar cualquier tipo de plástico porque le viene de familia. Su padre tenía un taller de plástico (metacrilato), y a sus 91 años todavía lo mantiene. Le encanta dar vida al plástico. Crear plantas, flores, mariposas, libélulas, peces, algas, medusas... Es como si consiguiera que el plástico formase parte de un ciclo de vida similar al de la naturaleza, donde nada se pierde, donde todo se transforma como reza la canción de Jorge Drexler.

Me gusta poder hablar de este tipo de proyectos tan personales y tan cercanos. Conocer a las personas que hay detrás de ellos y darme cuenta que hay mucha gente emprendedora y comprometida con el cuidado del medio ambiente y con el reciclaje. Rosa espera recibir nuevos retos. Me transmite ser una persona que contagia buena energía, vitalista, emprendedora, arriesgada… calificativos que podemos confirmar si vemos la obra que ella hace. Les invito a que entren en sus redes y vean sus tutoriales. Pero sobre todo les invito a participar en sus talleres y a integrar sus talleres en su entorno más cercano.

Son talleres creativos, divertidos y que sensibilizan y conciencian en el reciclaje y en el cuidado del medio ambiente.

Un auténtico ejemplo de cómo hacer con mucha creatividad y buena intención que la basura que todos tiramos se convierta en una materia para crear y en un producto digno de exponer pero sobre todo, darle más vida a los productos que consumimos.

La semana que viene… ¡más!

*Rosa estará hoy sábado de 11:00 a 14:00 en la Feria del Libro con el Oceanográfic. Reciclando plástico y convirtiéndolo en medusas. Un taller de reciclado, creatividad, niños, cómics, Paco Roca, ilustración y medusas en la civilización.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email