X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

crisis de gobernabilidad en el tripartito de alicante

Puig y Oltra chocan por Echávarri, pero los partidos buscan una salida para "recuperar la confianza"

21/10/2017 - 

ALICANTE. La jornada institucional que el Consell en pleno decidió celebrar este viernes en Alicante para poner en valor la apuesta por la Volvo Ocean Race (VOR) sirvió también para que se evidenciase con más claridad que nunca las diferentes posturas que mantienen las cúpulas de PSPV y Compromís a cuenta de la crisis de gobernabilidad desatada en la segunda ciudad de la Comunitat. Nada más y nada menos que Ximo Puig y Mónica Oltra discreparon sobre la definición del problema en las declaraciones públicas que ambos realizaron por separado sobre el desencuentro político desatado a partir de la implicación del alcalde, Gabriel Echávarri, en dos investigaciones diferentes: el presunto fraccionamiento de contratos del caso Comercio y el despido de la cuñada del portavoz del PP, Luis Barcala.

En primer lugar, el secretario general del PSPV reiteró su respaldo al primer edil. Ante los micrófonos de Radio Alicante y en una comparecencia ante los medios posterior, sostuvo que que "en estos momentos no hay motivo" para que el primer edil no continúe en el cargo, como exigen sus socios de Compromís Guanyar y volvió a llamar a la refundación del pacto de gobierno. Es más, sostuvo que "el problema no es el alcalde, el problema es el conjunto del gobierno y evidentemente cada uno tiene su responsabilidad". "Puede que el alcalde tenga más, porque es el alcalde, pero es una responsabilidad compartida y entre todos tienen que buscar soluciones", dijo. "Esas soluciones, deben buscarla los protagonistas y si no son capaces, la responsabilidad en el futuro será de los tres partidos", insistió, implicando a Guanyar.

Sin embargo, la vicepresidenta del Consell y co-portavoz de Compromís, Mónica Oltra, se inclinó en otra dirección y optó por endurecer su discurso, a la vista de la segunda citación del primer edil para ser interrogado en Fiscalía por el despido de la familiar de Barcala. Pese a que hace menos de dos semanas también había coincidido en la necesidad de refundar el pacto de gobierno en Alicante, este viernes dio un espaldarazo a los acuerdos adoptados por la ejecutiva local de la coalición y aseguró que "hay situaciones insostenibles y que no se pueden sostener", tras ser preguntada por la continuidad del primer edil. "Tiene una investigación en marcha y otra en ciernes: a buen entendedor pocas palabras bastan", indicó. Y añadió que el portavoz municipal de Compromís, Natxo Bellido, ya había dejado muy claro que entre la "ética y la aritmética, nos quedamos con la ética".

El encuentro bilateral del lunes

Las dos perspectivas sobre la cuestión anticipan el más que probable choque de trenes en el encuentro bilateral convocado para el próximo lunes. Como ha informado Alicante Plaza, el PSPV no está dispuesto a discutir sobre la renuncia del primer edil al mantener que las investigaciones en curso que le afectan quedarán archivadas, mientras que Compromís insistirá en exigir esa dimisión como requisito indispensable para poder renegociar el funcionamiento del pacto de gobierno. Pese a ello, la cita sigue en pie y, el lunes, cuatro interlocutores por cada partido se reunirá para buscar puntos de encuentro: Amparo Piquer, Emili Mira, Natxo Bellido e Ismael Vicedo, por parte de Compromís; y, de momento, Carlos Fernández Bielsa y Carlos Giménez, por parte del PSPV. 

Fuentes conocedoras de las conversaciones previas señalaron que el encuentro habría sido convocado a instancias del PSPV "tras advertir predisposición de llegar a un entendimiento por parte de todos, incluido por parte del alcalde". "Es complicado, pero lo tenemos que intentar; nuestra obligación es hacer el esfuerzo", insistieron. 

De hecho, en el PSPV se considera que Echávarri será responsable y, en el caso de que las investigaciones que le afecten lleguen a mayores, "él será el primero en saber lo que tiene que hacer". Con todo, se insiste en que esas diligencias no tienen nada que ver con casos de corrupción y se recalca que resulta absurdo que se pida su renuncia por cuestiones administrativas "cuando hay una veintena de alcaldes en su misma situación en toda la Comunitat, y algunos de ellos, de Compromís". 

En esta línea, se abunda en que "hay un código ético que se debe cumplir y que marca que si alguien resulta procesado, se debe actuar, pero todos debemos ser prudentes y esperar hasta conocer qué resuelven los juzgados". De ahí que se pretenda reinstaurar las relaciones de confianza y establecer las vías de comunicación necesarias para resetear el pacto. "Primero con nuestros socios estructurales de Compromís y, después, con Guanyar", añaden. Sobre la plataforma que lidera EU, en el PSPV se apunta que "debe reflexionar sobre qué es lo que quiere: si quiere avanzar y hacer políticas para rescatar personas o poner palos en las ruedas", señalan. Y recuerdan que la única alternativa a esa refundación del pacto es que el PSPV gobierne en solitario: "No hay más opciones, porque la renuncia a la Alcaldía implica entregársela al PP".       

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email