X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 18 de octubre y se habla de Marina d'Or RTVV obinesa congreso pspv
GRUPO PLAZA

MODELO ALZIRA

¿Adiós a una fórmula eficiente?

En 2018 concluye la concesión de la primera área de salud gestionada con el ‘modelo Alzira’, una fórmula de gestión público-privada a la que la consellera de Sanidad, Carmen Montón, ha declarado la guerra. Las empresas defienden que da más calidad asistencial con un menor coste. El diálogo está roto y la batalla se libra en los tribunales y a golpe de titular en la prensa

25/05/2017 - 

VALÈNCIA.- El día de la toma de posesión de Carmen Montón, en julio de 2015, Alberto de Rosa se presentó a la nueva consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, a la que pidió cita como representante de la empresa que gestiona, en régimen de concesión, la sanidad pública de más de 600.000 valencianos. El consejero delegado de Ribera Salud, que salió de allí con la sospecha de que no le querían mucho, tardó ocho meses en ser recibido en la única reunión celebrada entre ambos, fuera de agenda de la consellera y sin fotos. De eso hace ya quince meses en los que de los desencuentros se ha pasado a los encontronazos. 

La historia del Hospital de La Ribera es la de una controvertida iniciativa que dura ya veinte años, muy polémica en las esferas política y sindical pero a la que han sido ajenos muchos de los 260.000 usuarios de este hospital público. El centro que dio nombre al ‘modelo Alzira’ dejará de estar gestionado por la empresa Ribera Salud el 1 de abril de 2018, al haber descartado la Conselleria la prórroga de cinco años prevista en el contrato.

Una decisión cuestionable porque no se basa en criterios económicos o de calidad asistencial, sino ideológicos: «La salud es un derecho y no un motivo de negocio», justifica la consellera Carmen Montón. La decisión, envuelta en un creciente clima de crispación, ha derivado en numerosos pleitos entre la Conselleria y Ribera Salud y en un enconamiento entre Montón y De Rosa. El directivo valenciano señala un hecho que considera significativo: «Ni la consellera ni nadie del actual Gobierno valenciano ha visitado en estos dos años ningún hospital de concesión».

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

Son cinco las áreas de salud de la Comunitat gestionadas por empresas privadas: La Ribera, Manises, Dénia, Elx-Crevillent y Torrevieja. Suman casi un millón de habitantes con tarjeta SIP —975.809—, una quinta parte de la población. La gestión privada se rige por los criterios de sanidad pública, universal y gratuita, como las áreas de gestión pública. La Generalitat paga a las empresas una cantidad fija anual por habitante de su área de salud. Sobre el papel, un contrato más de colaboración público-privada. En la práctica, una fórmula discutida desde que el conseller Joaquín Farnós lanzó la idea en 1996.

Lea el artículo completo en el número de mayo de la revista Plaza

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email