X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

corts valencianes

"Bonig es Trump": el nuevo discurso de Puig para cortar al PP al 35%

24/02/2017 - 

VALÈNCIA. "Ustedes eran Trump antes de Trump", proclamó este jueves el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, señalando a la líder del PPCV, Isabel Bonig, y a su bancada durante la sesión de control celebrada en Les Corts. Una afirmación la del jefe del Consell y secretario general del PSPV no surgida de la inspiración o de un impulso pasajero. La estrategia de comparar a la responsable regional de los populares valencianos con el polémico presidente de EE UU nació hace meses en el seno del Palau de la Generalitat y tiene un objetivo claro: estrechar el espacio de crecimiento del PPCV e identificar a la probable candidata de esta formación con el "radicalismo conservador".

En este sentido, fuentes socialistas consultadas por este diario admiten que el PP parece haber experimentado una cierta recuperación respecto a lo conseguido en las autonómicas de 2015 donde alcanzó un 27% del apoyo. Si se atiende a los resultados de las últimas elecciones generales (35,7%) así como al sondeo del diario Levante-EMV de octubre de 2016, donde se le atribuía un 38,3% del respaldo para unas autonómicas, el incremento es reseñable. Ahora bien, desde el PSPV consideran que, si bien Bonig puede ser una líder interesante para reconstruir la moral de la militancia popular, se sitúa "demasiado alejada de la centralidad" para conseguir una recuperación del PP a niveles de antaño. 

En esa línea, la formación socialista apunta directamente a argumentos que pongan en evidencia lo que consideran "radicalidad" por parte de Bonig, dado que si cala esa idea en el electorado valenciano, opinan que la formación popular tendría muy complicado superar el 35% e incluso se movería por debajo. Si la crisis de Ciudadanos se acentúa o no consiguen al menos repetir los resultados, con una cierta mejoría de los socialistas merced a estar en el Consell, la opción de Puig para repetir estaría intacta.

Así, echando la vista atrás, una de las primeras comparaciones de este tipo se produjo en el Debate de Política General celebrado el 15 de septiembre de 2016 cuando Puig, refiriéndose a la "pésima" situación en la que había quedado la Administración valenciana tras el gobierno del PP subrayó: "Es un avance que pase de Thatcher a Blair, señora Bonig; pero usted se acerca más a Trump", quien solo era candidato en ese momento. Una afirmación en la que el jefe del Consell aprovechaba para ironizar sobre el apodo que agrada a líder popular, quien siempre ha mostrado su afecto por la Dama de Hierro. 

Curiosamente, este debate no fue rehuido por Bonig; quien burlonamente aseguró tras las elecciones estadounidenses que Puig debía estar "en estado de shock" tras la victoria de Trump. Un triunfo que la líder del PPCV, sin llegar a celebrar, sí respaldó con cierta habilidad: "La sociedad estadounidense ha votado libre y voluntariamente. Una cosa es la campaña y otra dirigir la nación más poderosa del mundo", comentó, para expresar su confianza en que Trump recapacitaría "a la hora de gobernar".

En este sentido, tras la citada victoria de Trump, la comparación se ha utilizado en varias ocasiones y no solo por Puig, sino también por otros dirigentes socialistas como el síndic, Manolo Mata: "Bonig imita las peores propuestas del presidente Trump", recalcó en enero tras rechazar la dirigente popular la armonización fiscal que solicitaba el jefe del Consell.

Un discurso que este jueves retomó Puig tras la andanada lanzada por Bonig, quien pronunció en la tribuna un fragmento del Evangelio según San Mateo que reza: "No se guíen por las obras de los fariseos porque no hacen lo que dicen, todo lo hacen para que los vean". Una cita que, aseguró, le recordaba a  la vicepresidenta, Mónica Oltra. Puig se revolvió ante las críticas para asegurar que están atendiendo "la emergencia social" desde el primer día frente al Consell anterior, que era "Trump antes de Trump" con medidas como "la exclusión sanitaria". No quieren que todos seamos iguales ante la enfermedad", zanjó el presidente, apuntando a que esta comparación o similares seguirán formando parte de la estrategia discursiva frente al PPCV.


Noticias relacionadas

Foto: EVA MÁÑEZ
El billete

La lideresa que Rajoy no quiere

Tras perder el órdago de los Presupuestos, el pulso que Bonig mantiene con Génova por el congreso provincial de Valencia es decisivo para su liderazgo

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email