X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 21 de octubre y se habla de HIPOTECAS impuestos banca valencia BARRIOS aemet gota fría
GRUPO PLAZA

el concejal de c's niega haberla negociado

Ciro Palmer: "Es impensable una moción de censura con el PP de Gandia"

foto: ÀLEX OLTRA
1/03/2017 - 

GANDIA. "Esto no es una película de Clint Eastwood, es la vida real de lo que sucede en Gandia". Así de explícito se muestra el único concejal de Ciudadanos en la ciudad, Ciro Palmer, sobre las "amenazas y presiones" que está recibiendo por parte del Partido Popular en Gandia. Una hipotética moción de censura que ni se plantea, pues sería necesaria "una renovación democrática en el PP de Gandia", expresa, haciendo hincapié en los procesos judiciales a los que se enfrenta el partido liderado por el diputado Víctor Soler.

Dichas presiones no tendrían otro fin que lograr su voto para conseguir, a través de una moción de censura, un cambio de gobierno en Gandia y desbancar de la alcaldía a la dirigente del Partido Socialista, Diana Morant, que gobierna en coalición con Més Gandia. Los dos partidos suman 12 concejales, igual que el PP, por lo que el voto de Palmer es decisivo para inclinar la balanza.

En opinión de Ciro Palmer, todo ha sido "un montaje bien estudiado del Partido Popular de Gandia", pues "desde el minuto cero han querido recuperar la alcaldía de Gandia con prácticas poco éticas y más propias de mafiosos".

En cuanto a los mensajes de whatsapp —publicados por El Mundo— intercambiados con el concejal popular Guillermo Barber y en los que se interpreta que Ciro Palmer estaba negociando una hipotética moción de censura, asegura que entiende la interpretación que se les ha dado y lamenta "no haberlo escrito de otra manera", pero afirma: "Para nada he negociado una moción de censura". 

Según ha explicado a Valencia Plaza, con ese mensaje pretendía "tirar las pelotas fuera". “Intento decir que, en el caso de que hubiera que negociar, debían hablar con mi partido —con la dirección regional de Ciudadanos—, pues yo sólo cumplo las ordenes". Sin ir más lejos, la última orden que ejecutó a este respecto fue apoyar la investidura de Diana Morant.

El whatsapp en cuestión fue mandado por Ciro Palmer a Guillermo Barber el 10 de febrero a las 14.36 y decía, según reveló El Mundo: "Guillermo aprieta por arriba, para que aprieten a ciudadanos para la moción, que yo estoy apretando por abajo. El domingo hablamos que este semana es importante". La respuesta de Guillermo Barber se producía al día siguiente a las 9.10 horas: "Bon dia, llegué anoche del congreso si te parece bien sobre las 10:30h nos podemos ver. Ya me dices. 1abra7"

Ciro Palmer ha subrayado que "el Partido Popular, con todas las investigaciones que tiene, no está en condiciones de promover una moción de censura". Y es que, para el dirigente de Ciudadanos es "impensable" promover una moción de censura con un partido cuyo máximo responsable está en el punto de mira de los investigadores del caso Púnica.

Según ha explicado el concejal de Ciudadanos, desde el mes de septiembre está sufriendo presiones y dicho mensaje era, además, una manera de que "me dejaran tranquilo". Igualmente, ha reconocido que de forma habitual mantenía conversaciones con Guillermo Barber, con el que mantenía una amistad desde hace años. De ahí, comenta, ese tono "amistoso" del mensaje.

Presiones y amenazas

Con cierto dolor, Palmer asegura que en la calle sufre presiones para que apoye una moción de censura y que incluso están amenazando a su familia: "Lo que estamos viviendo no tiene nombre, lo estamos pasando muy mal", expresa, recalcando que "está siendo muy duro". 

En cuanto a las grabaciones realizadas al asesor de Ciudadanos Gandia Salvador Marí, en las que presuntamente admitía estar dispuesto a impulsar una recalificación de un suelo agrícola a urbano, Ciro Palmer ha anunciado que está considerando llevar el tema a los tribunales porque "ese corte de voz está descontextualizado y pretende enredar más que otra cosa". De hecho, se ha preguntado el interés de José Císcar, presidente del PP en la provincia de Alicante, por llevar esas cintas a Les Corts.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email