X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 27 de mayo y se habla de OLIVA Goerlich CENTRO DEL CARMEN caso valmor CVMC
GRUPO PLAZA

salvador cardona no está entre los investigados de la 'operación lezo'

Un exconcejal del PP, clave en la conexión valenciana del negocio del Canal de Isabel II en América

Foto: EFE/Emilio Naranjo
18/05/2017 - 

VALÈNCIA. La expansión en Latinoamérica del Canal Isabel II, la empresa pública responsable del ciclo integral del agua en la Comunidad  de Madrid, también tiene nombres valencianos. Son la empresa Técnicas Valencianas del Agua (Tecvasa) y su máximo ejecutivo hasta 2002, Salvador Cardona Aucejo (foto), exconcejal del PP en el Ayuntamiento de València. Tecvasa participó en operaciones en Latinoamérica lideradas por Canal de Isabel II "con desvío de dinero público". Así es como describe este negocio el Juzgado de Instrucción número 6 de Madrid que investiga la denominada Operación Lezo y que ha llevado a prisión al expresidente del Gobierno madrileño Ignacio González. 

El juez Eloy Velasco ha pedido información a Tecvasa sobre sus movimientos en América en aquellos años pero no ha incluido a Salvador Cardona en la lista de casi 60 personas sobre las que extendió la investigación. 

El que fuera director general de Tecvasa desde su fundación describe minuciosamente en su currículum vitae su trayectoria política y empresarial, iniciada a la sombra de Rita Barberá y de Eduardo Zaplana, incluidos los negocios internacionales.

El año que Rita Barberá se estrenaba en la Alcaldía de Valencia, 1991, ya contaba en su equipo de concejales con una promesa del entonces floreciente Partido Popular (PP) valenciano. "Nunca entendí por qué dimitió un joven como Salvador Cardona", decía en una entrevista el presidente local de este partido durante años Silvestre Senent

De la política a la empresa

Cardona no renovó como concejal en 1995 pero mantuvo su puesto de director de Relaciones Externas de la empresa pública Fervasa, en el Consell Metropolità de L’Horta, hasta 1998. A continuación, entró a formar parte de Aguas de Valencia -donde había recalado Salvador Palop, amigo de Zaplana e implicado en el caso Naseiro-, y allí aprendió todo el proceso de internacionalización de la gestión integral del agua. A partir de aquí, su trayectoria profesional iría pareja con el líquido elemento, hasta que las aguas se volvieron turbias. Porque Salvador Cardona es la conexión valenciana del Canal Isabel II en Latinoamérica.

Todo comenzó en 1999, cuando Cardona fue nombrado director general de Tecvasa en el momento de su creación, formada con capital privado valenciano y de la extinta Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM). 

El interés de la Generalitat entonces presidida por Eduardo Zaplana por esta empresa ya fue señalado por un informe de la Sindicatura de Comptes de aquel mismo año, en el que muestra reparos ante las subvenciones concedidas sin control administrativo. En el informe de fiscalización de las cuentas del Instituto Valenciano de la Exportación (Ivex) del año 2000, la Sindicatura afea la falta de rigor en la forma y en la justificación de diversas subvenciones otorgadas a Tecvasa por valor de 10 millones de pesetas. Concretamente, el convenio fue suscrito el 19 de julio de 1999, solo cuatro meses después de constituirse la empresa, y el Ivex se comprometía a "financiar el 50% de las actividades convenidas", con un límite de 10 millones de pesetas. A finales de ese mismo año estallaba el escándalo Ivex, que provocó la destitución, procesamiento y condena en rebeldía de su director general, José María Tabares. La Sindicatura ponía en cuestión tanto la fórmula de la subvención como la comprobación de los gastos repercutidos por parte de los beneficiarios". 

Pero Salvador Cardona no era un "promotor de negocios" desconocido. Además de haber sido concejal del Ayuntamiento de Valencia y vicesecretario provincial del PP de Valencia, durante su periplo por Aguas de Valencia ocupó un cargo lo suficientemente relevante como para entrar en contacto directo con altos cargos institucionales. Él mismo se describe en su curriculum de hace cuatro años como "colaborador y miembro del equipo del actual -2013- ministro de Exteriores de España, D. José Manuel García-Margallo" y "miembro del equipo de dirección -en 1994 y 1995- de Dª Rita Barbera y de D. Eduardo Zaplana Hernández-Soro", estos dos últimos nombres destacados en mayúsculas.

En concreto, fue responsable de relaciones institucionales y expansión, dependiendo directamente del consejero delegado de Aguas de Valencia. Ello le permitía participar en las negociaciones con los organismos públicos, abriéndole las puertas de los ayuntamientos, la Generalitat y el Ministerio. Su función era la de negociación, coordinación y presentación de ofertas, además de organizar posteriormente las nuevas concesiones, el estudio de pliegos de licitaciones, y la preparación y negociación de las plicas y ofertas. En general, se encargaba de la apertura de nuevos mercados en España y en Latinoamérica. Entre sus logros, están los contratos de Barquisimeto (Venezuela) y Costa Rica, señala en su trayectoria profesional que él mismo ha hecho pública. 

El pelotazo

Pero es al entrar como director general en Tecvasa (1999-2002) donde su colaboración con el Gobierno de la Generalitat se hace más estrecha. Según su propia descripción, sus actividades consistían en la "creación y desarrollo del Consorcio de Exportación, por encargo del Presidente de la Generalitat D. Eduardo Zaplana, junto con Ivex e Icex".

Instalación de Inassa en Colombia. Foto: INASSA

De estos logros, destaca expresamente la "creación de la empresa Canal Extensia", formada con un 75% del Canal Isabel II de la Comunidad de Madrid y un 25% de Tecvasa. Sin complejos, sigue describiendo sus cargos, incluida la compra de la empresa Interamericana de Aguas y Servicios SA (Inassa), cuya sede operativa está en Barranquilla (Colombia). La compraventa de esta empresa está siendo investigada por el juez al haber sido adquirida junto con la empresa Eemissao presuntamente "con desvío de dinero público".

Meses antes de que Salvador Cardona abandonara Tecvasa, en febrero de 2002, la firma valenciana se hacía junto al Canal de Isabel II con el 75% de Inassa. Ambas empresas, la madrileña y la valenciana, se unieron bajo la denominación de Canal Extensia- 75% Canal de Isabel II y 25% Tecvasa- con el objeto de esa compra. 

Lo sospechoso fue el precio. En 2001, el 49% de Inassa se había vendido a inversores locales por siete millones de euros y Canal Extensia adquirió el 75% por 73 millones de dólares a través de una empresa creada en 2000 en Panamá con ese fin, llamada SAA. Esta empresa, que se disolvió en el momento de la venta de Inassa, revierte todos los activos a Canal Extensia. Posteriormente, en 2005, Tecvasa se deshizo de su 25%, que vendió a Canal de Isabel II, empresa pública que alcanzaba así el 100% del accionariado.

Salvador Cardona da una relación detallada de sus funciones y responsabilidades en la exportación de la gestión del agua al otro lado del Atlántico. "Desde Canal Extensia, como uno de los consejeros delegados de la misma", explica que ha sido "responsable de la expansión en Latinoamérica del Canal Isabel II, a través del cual se obtuvieron concesiones".

La consultora

Tras la compra de Inassa, Salvador Cardona abandona a finales de 2002 Tecvasa y, en abril de 2003, constituye la sociedad GV 31 Consulting SL. Se trata, según su propia descripción, de una consultoría y asesoría que se dedica al comercio internacional, las relaciones internacionales, y la organización y desarrollo institucional. 

Entre las empresas que asesora, destaca Canal Isabel II. En este punto de su currículum, Cardona especifica su cometido como "consultor externo encargado de la expansión y consolidación de la presencia del Canal Isabel II en Latinoamérica, bajo la presidencia de D. Alberto Ruiz Gallardón y D. Pedro Calvo". Éste último ostentaba la presidencia de la empresa pública y, al parecer, su gestión también estaría en el punto de mira de la investigación, al haber sido el gobierno de Gallardón quien dio el visto bueno a la compra de Inassa.

A partir de este momento, GV 31 Consulting se dedica a la elaboración, diseño y puesta en marcha de planes estratégicos de expansión en Latinoamérica para diversas empresas privadas. Pero desde las instituciones públicas valencianas no le dejan solo. En 2005, Presidencia de la Generalitat le encarga la redacción del Plan Estratégico de Acción Exterior de la Generalitat Valenciana; en 2006, la redacción del Plan Estratégico Comunidad Valenciana-Asia (China), y en 2007, la redacción del Plan Estratégico de Acción exterior Comunidad Valenciana- Latinoamérica.

También trabaja para Feria Valencia como asesor de la Presidencia -que entonces ostentaba Alberto Catalá- en las relaciones internacionales con otros organismos, gobiernos e instituciones feriales de Latinoamérica. 

Por último, y dentro del campo de colaboración con las instituciones públicas valencianas, le encargan la "organización de la salida a Latinoamérica" del Consorcio del Hospital General Universitario de Valencia, entonces dirigido por Sergio Blasco, "para la gestión privada de Hospitales (modelo Alzira)". 

Por último, con otro guiño a su cercanía al poder, Cardona destaca la asesoría para la consultora Improven para su puesta en marcha e implantación en Latinoamérica. Y añade: "En dicha consultar ha trabajado, hasta su designación como conseller de Economía, D. Máximo Buch". En estos momentos, Salvador Cardona sigue siendo socio y director de GV 31 Consulting.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email