X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 18 de febrero y se habla de CONSUM Puerto mediterráneo operación taula encuesta electoral
GRUPO PLAZA

dirigentes populares no coinciden con el planteamiento de su presidenta

División en el PPCV por la cruzada de Bonig contra la CEV 

28/11/2017 - 

VALÈNCIA. "El PP es el partido de los trabajadores". A lo largo de la presente legislatura, esta afirmación la ha pronunciado en más de una ocasión la líder regional de los populares valencianos, Isabel Bonig, quien ha combinado esta posición con ciertos reproches -cuando no duras críticas- hacia la patronal, en concreto a la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV) presidida en la actualidad por Salvador Navarro.

Un comportamiento que, con el anuncio de enmendar las ayudas a esta entidad en los Presupuestos de 2018 para eliminarlas -según afirmó el diputado Rubén Ibáñez-, ha pasado de generar ciertas dudas a la inquietud -cuando no malestar- en determinados sectores de la formación popular. Así, y al margen de que se haya matizado la posición respecto a las enmiendas, varios dirigentes consultados por Valencia Plaza admiten que la posición crítica de Bonig hacia la patronal genera preocupación. "No sabemos si este es el camino correcto: lo que es evidente es que nunca había sido el camino del PP", comentó a este diario un diputado de este partido.

Echando la vista atrás, Bonig ha enviado recados a la patronal en más de una ocasión. Precisamente en una entrevista para este periódico en enero de 2016, la dirigente evidenció su malestar con el entonces presidente de Cierval: "Algunos empresarios me han decepcionado, como José Vicente González. No me gustó su reacción sobre el tercer carril. Él sabe lo que costó sacar ese proyecto y no me gustó como se refirió a él y lo sabe porque se lo he dicho", afirmó, en referencia a la denominación de "carril bici" del líder patronal para referirse al tercer hilo del Corredor Mediterráneo.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, junto a Salvador Navarro, José Vicente González y José Vicente Morata. Foto: EVA MÁÑEZ

Es aquí precisamente donde algunos responsables populares rompen una lanza en favor de Bonig, apuntando a que durante su etapa de consellera de Infraestructuras trabajó en constante contacto con los empresarios para aportar esa solución. Sin embargo, con las elecciones y el cambio de signo político en la Generalitat, esa hipotética sintonía se esfumó. De hecho, previamente a esa entrevista, la líder del PPCV ya acusó al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, de reunirse con los "viejos actores" en referencia a la patronal y los sindicatos a colación de la creación por parte del Consell de la Mesa de Diálogo Social.

Ahora bien, de aquel enfado y los consiguientes dardos al planteamiento de una ofensiva dirigida a atacar los recursos que pueda recibir la entidad empresarial hay un salto demasiado grande para varios miembros de la dirección de su partido donde existe división de opiniones sobre si esa hoja de ruta es la adecuada para volver al Palau de la Generalitat en 2019.

La presidente del PPCV, Isabel Bonig, protesta enérgica durante un pleno de Les Corts. Foto: KIKE TABERNER

Salvador Navarro hereda el enfado de Bonig con González

La relación no ha mejorado en los últimos meses. Con la desaparición de Cierval y el adiós de González, el referente empresarial valenciano pasó a ser Salvador Navarro, al frente de la CEV. El último desencuentro previo a las enmiendas presupuestarias llegó con la participación de la patronal el pasado 18 de noviembre en la manifestación reivindicativa por una financiación justa para los valencianos. Una cita a la que inicialmente no se sumaron, al igual que ocurrió con Ciudadanos, pero a la que posteriormente dieron el 'sí quiero', dejando al PPCV de Bonig en soledad.

El presidente de la CEV, Salvador Navarro, junto a Juan Carlos Moragues en el Club de Encuentro

Más allá de que entre los populares se comprenda la posición de enroque de no asistir a esta manifestación -aunque también algunos lo critiquen-, la percepción de que las enmiendas contra las subvenciones a la CEV han sido correlativas al respaldo de la patronal a la cita es evidente para muchos dentro del partido. Una circunstancia que ha incrementado la preocupación sobre lo que toma tintes de cruzada de la líder regional frente a los empresarios.

Días atrás, apenas 72 horas después de la manifestación, Navarro pronunció una conferencia en el Club de Encuentro Manuel Broseta a la que no asistió Bonig ni tampoco se dejaron ver otros lugartenientes del PPCV. Sí en cambio estuvo presente el delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, que siempre ha guardado cierta distancia política con la presidenta regional.


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email