X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

El 83% de personas con discapacidad que se sacó el carné no pudo formarse con un vehículo adaptado

9/10/2017 - 

MADRID (EP). El 83% de los alumnos con discapacidad que obtuvieron el permiso de conducir no pudieron formarse con un vehículo adaptado a sus necesidades, según un estudio realizado por FESVIAL y la Fundación CNAE en colaboración con Fundación ONCE y que se ha presentado en Madrid en el marco de una jornada titulada 'Discapacidad y acceso al permiso de conducción'.

El objetivo del estudio es conocer la realidad que viven las personas con discapacidad en España respecto a la conducción, y analizar las dificultades a las que han de enfrentarse, no sólo para conducir, sino también para acceder a los permisos.

El documento revela también que, de los casi medio millón de personas en España que padece alguna discapacidad que les afecta a la conducción de vehículos, unas 60.000 (un 12%) personas tienen prescrito el uso de adaptaciones en su vehículo.

Además, el informe revela que el 8% de las personas con discapacidad que obtuvieron el carné tuvieron que poner a disposición de la autoescuela su propio vehículo adaptado para poder formarse.

Según afirma el director general de FESVIAL, Javier Llamazares, "pocas autoescuelas en España tienen los recursos necesarios para llevar a cabo una formación óptima para este sector de la población", pues asegura que menos del 1% de estos centros están preparados para la formación de personas con discapacidad. Por ello, ha pedido que las administraciones públicas ayuden a las autoescuelas a incluir estos recursos.

El informe también destaca la falta de preparación del profesorado en las autoescuelas para formar a personas con discapacidad. "No están totalmente preparados", ha manifestado el director de Formación en la Fundación CNAE, Roberto Ramos, que critica que la legislación y el propio Reglamento General de Conductores presenta "lagunas", ya que ambos textos no prevén qué tipo de adaptaciones hay que contemplar para este colectivo.

"Lo habitual es que sea el propio alumno el que tenga que realizar las adaptaciones al vehículo con el que se formará en la autoescuela", ha lamentado Ramos, al tiempo que reconoce la dificultad de tener un modelo de vehículo universal adaptado a cada uno de los alumnos debido a la existencia de diferentes grados de discapacidad.

En la jornada también han estado presentes la subdirectora adjunta de Conocimiento Vial de la DGT, María José Aparicio; el director de Accesibilidad Universal de Fundación ONCE, Jesús Hernández; y el presidente de la Fundación CNAE, José Miguel Báez.

Aparicio ha destacado la importancia que tendrá esta jornada a la hora de reformar el Reglamento General de Conductores y la normativa por la que se rigen los Centros de Reconocimiento de Conductores que, a su juicio, deberán ofrecer mayor formación sobre discapacidad a sus profesionales.

Por su parte, Báez ha abogado por que administración, autoescuelas y Fundación ONCE hagan un "esfuerzo combinado" y pongan al servicio de las escuelas de conducción una serie de vehículos adaptados que puedan usar los alumnos que los necesiten.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email