X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 28 de junio y se habla de ayudas VPO inmobiliario bloc apertura en domingo hoteles cultura
GRUPO PLAZA

tacha de "disparatado" y "poco riguroso" el informe que denunció sobrecostes del 86% 

El arquitecto de Feria Valencia niega sobrecostes en la ampliación y arremete contra la Intervención

23/03/2017 - 

VALENCIA. El arquitecto José María Tomás, responsable del proyecto y la dirección de obra del plan de modernización y ampliación de Feria Valencia, ha asegurado este jueves que no existió ningún sobrecoste en la ejecución de ese proyecto que no estuviera "justificado" y ha calificado de "poco riguroso" el informe de la Intervención de la Generalitat que denunció sobrecostes de hasta el 86%.

Tomás, responsable del despacho Áreas, Ingeniería y Arquitectura S.L., se ha pronunciado en estos términos durante su comparecencia en la comisión de investigación de Les Corts para investigar la gestión de los recintos feriales entre 2000 y 2012.

"Se puede decir que el informe de la intervención fue poco riguroso", ha criticado el arquitecto, quien ha cuestionado que el informe se basara en precios marginales, por ejemplo el de los maceteros, en lugar de hormigón u otros elementos, y en algunos casos tomados de internet. Ha lamentado, además, que la Intervención no le consultó durante la elaboración de su informe a pesar de que se ofreció. "Nos llamaron cuando el informe ya estaba firmado", sostuvo.

El informe criticado por José María Tomás fue entregado por la Intervención de la Generalitat en octubre de 2014 tras el encargo de la Conselleria de Hacienda. En él se denunció la existencia de desviaciones de hasta un 86,27% sobre los precios que figuraban en el proyecto y lo que finalmente se pagó por las obras. En cifras absolutas, 152,97 millones por modificaciones de contrato (+52,5%) y 98,37 millones más por nuevos proyectos (+33,76%).

El arquitecto ha explicado que el incremento entre el coste de adjudicación del proyecto y el precio facturado por una "sucesión de encargos y cargas asumidas por Feria Valencia", como el túnel que pasa bajo el recinto, un centro de datos o un centro médico que la Generalitat, avalista de las obras de ampliación de Feria Valencia, endosó al recinto ferial. Tener que asumir esos proyectos encareció las obras de ampliación de Feria Valencia en 100 millones, ha asegurado.

"El 86% del informe es un disparate porque se basa en el 2% de la obra y se extrapola a toda. Aquí lo único que hay son nuevos proyectos justificados y cargas externas de proyectos que Feria Valencia se vio obligada a asumir", ha insistido el arquitecto, quien ha defendido que los nuevos proyectos se aprobaron en los órganos de Gobierno de Feria Valencia.

Foto: INMA CABALLER (CORTS)

En un informe posterior, realizado en calidad de perito judicial de la Fiscalía, la Intervención de la Generalitat destacó que, para la redacción del proyecto inicial, Feria Valencia contrató directamente a Áreas, Ingeniería y Arquitectura sin publicidad ni concurrencia. Así se hizo también en todos los contratos que se firmaron posteriormente con esta firma, tanto para la redacción de proyectos como para la dirección de las obras "sin límite económico".

De ese modo, el estudio del arquitecto pasó del contrato inicial de asesoramiento urbanístico por 62.805 euros a un conjunto de contratos abonados tanto por Feria como por los contratistas de las obras que superan los 58,32 millones, IVA incluido

Sin vínculos previos con Alberto Catalá

Además, el arquitecto ha negado haber recibido regalos o retribuciones adicionales más allá de las reflejadas en su contrato con Feria Valencia ha opinado que la selección de su estudio en 1999 se debió a su "conocimiento" y ha negado que existiera una relación antes de ser contratado con el expresidente de Feria Valencia, Alberto Catalá.

También ha opinado que, en el momento en el que se iniciaron las obras, en el año 2000, Feria Valencia "no cumplía requisitos de carácter técnico" y existía una "necesidad imperiosa de ponerse en condiciones de competir". "Se decidió que fuera la más grande de España. El tiempo dirá si fue suficiente o insuficiente, pero entonces todavía se hablaba de que era pequeña", ha concluido.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email