X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 28 de junio y se habla de ayudas VPO inmobiliario bloc apertura en domingo hoteles cultura
GRUPO PLAZA

EL CONSISTORIO NO INGRESARÁ CANON DE LA FIRMA DE MAYORÍA PRIVADA QUE DESARROLLARÁ EL NEGOCIO

El Ayuntamiento cederá gratis la explotación de Feria Valencia a una empresa mixta

28/03/2017 - 

VALÈNCIA. El Ayuntamiento de València cederá gratis la explotación de Feria Valencia a una empresa mixta de mayoría privada mediante una concesión que podrá ser de hasta 75 años. La hoja de ruta definitiva para el rescate de Feria Valencia, que próximamente se pondrá en marcha con un decreto del Consell para que la Generalitat asuma los casi 600 millones de deuda del recinto, no prevé finalmente ningún ingreso para las arcas municipales como compensación por la cesión del edificio para su uso comercial.

La operación, que acumula varios meses de retraso y ha obligado al Consell a contratar asesoramiento externo para su encaje legal, difiere en este punto de su versión inicial, en la que el Ayuntamiento de Valencia, como propietario del suelo sobre el que se asienta el inmueble, iba recibir un canon como contraprestación a la concesión demanial.

Según confirman a este periódico fuentes municipales, el Consistorio desiste de esa compensación, que se iba a materializar con la entrada del Ayuntamiento en el capital de la empresa mixta que desarrollará el negocio con una participación del 10%. Ello, además de presencia en el consejo de administración de la firma, le permitía participar de eventuales repartos de dividendos en el futuro.

No obstante, tal y como explicó el director del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), Manuel Illueca, recientemente en Les Corts, el Consistorio queda finalmente fuera de la ecuación. Illueca, responsable de diseñar el plan que ha resuelto el nudo gordiano de una de las principales minas heredadas por el Consell, detalló en esa comparecencia que la empresa mixta que explotará el negocio ferial tendrá dos socios.

Por un lado estará la Generalitat, que como avalista de los créditos que se pidieron para acometer la ampliación de Feria Valencia la pasada década acabará haciéndose cargo de toda su deuda. A los los 488 millones de deuda que aún están pendientes de devolución hay que sumar los cerca de 30 millones de euros que aporta desde 2009, cuando el recinto ferial dejó de generar recursos suficientes para hacerse cargo de los préstamos.

En sus manos quedará el 40% de las acciones, lo que le permitirá participar en la gestión del negocio durante los años de la concesión. Al término de la misma, a pesar de que los inmuebles han sido pagados por la administración autonómica, el Ayuntamiento de Valencia recuperará la propiedad.

El 60% restante de la sociedad quedará en manos de un operador privado, un socio tecnológico que los actuales gestores de Feria Valencia tendrán que buscar mediante un diálogo competitivo para que le asegure volumen de actividad e ingresos durante todo el año.

Con ánimo de lucro

Aunque no haya canon de lo que sí se libra el Ayuntamiento, que finalizará por adelantado la concesión actual a favor de Feria Muestrario Internacional antes de sacar la nueva concesión, es del mantenimiento del edificio, especificaron fuentes municipales. Además, la Generalitat le cederá un puesto en el consejo de administración a un representante municipal.

Las contrapartidas concretas de la concesión, no obstante, se definirán en el momento en el que haya que ceder el uso del recinto. Fuentes municipales aseguran que el Consistorio se podrá reservar una serie de usos del inmueble, aunque no participe de la empresa concesionaria.

La concesión actual ya es de carácter gratuito, pero la diferencia con el escenario que viene es que, mientras hasta ahora las ferias comerciales están definidas en la ley autonómica como una actividad sin ánimo de lucro, de ahora en adelante cambiará esa consideración.

Aquí es donde entra en escena la Conselleria de Economía Sostenible, que es la que tiene competencias sobre la materia. Una vez la Conselleria de Hacienda apruebe el decreto de asunción de deuda por parte de la Generalitat, el departamento que dirige Rafael Climent deberá hacer lo" propio para modificar la normativa autonómica y eliminar la referencia "sin ánimo de lucro".

Al mismo tiempo, se incluirá la consideración de las ferias como un servicio público, lo que facilita la cesión gratuita del recinto ferial para su explotación comercial por un tercero según lo previsto en la Ley 33/2003, de 3 de noviembre, del Patrimonio de las Administraciones Públicas.

Foto: KIKE TABERNER

El beneficiario de esa cesión de uso será una empresa que la Generalitat constituirá con capital 100% público y que nacerá limpia de deuda una vez se haga efectiva la asunción del pasivo actual por parte de la administración autonómica. 

Posteriormente se dará entrada al socio privado, que tendrá la participación mayoritaria. En principio se articulará mediante una convocatoria pública para adjudicar un contrato con el que se encomienda la gestión del negocio a un tercero.

La sociedad no ampliará capital, sino que la Generalitat traspasará el 60% de sus acciones al socio tecnológico elegido. Más allá del desembolso que lleve a cabo para hacerse con esos títulos, el operador no tendrá que realizar aportaciones recurrentes al dueño del recinto ferial, pero se hará cargo de todos los gastos vinculados a su explotación.

La participación mayoritariamente pública o privada de la empresa que gestionará Feria Valencia ha sido uno de los aspectos más controvertidos en la negociación que Ayuntamiento, Generalitat y los actuales gestores de Feria Valencia han mantenido para rescatarla y darle viabilidad.

El conseller de Economía, Rafael Climent, o el director general de Comercio y vicepresidente de Feria Valencia, Natxo Costa, nunca han ocultado su preferencia por que la administración mantuviera una participación mayoritaria en la firma gestora. La postura ha sido compartida por el alcalde de València y presidente del patronato ferial, Joan Ribó.

Por el contrario, los actuales gestores de Feria Valencia, con José Vicente González a la cabeza, siempre han defendido la conveniencia de que el recinto operase como una sociedad de mayoría privada. También se ha mostrado partidario de esta solución Manuel Illueca, director del IVF.

En su última comparecencia en Les Corts para hablar de Feria Valencia, Illueca dijo que Feria Valencia "emana del ámbito privado" y "es ahí donde debe funcionar", para lo que "necesita agilidad y empresarios que generen riqueza". "No podemos anclarlos a la rigidez del sistema público; necesitamos una herramienta en manos de los empresarios pero sujeta al control de la Generalitat", manifestó. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email