X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Los propietarios reaccionan con un proyecto para el suelo

El Ayuntamiento también rechaza a Grupo Siso la petición de edificar en el solar ajeno de Cádiz 10

17/08/2018 - 

VALÈNCIA. Las iniciativas de Grupo Siso para edificar en solares abandonados que no son suyos siguen cayendo en saco roto. La firma tramitó varios expedientes con el objetivo de construir en suelos ajenos cuyos propietarios -a su juicio- habían incumplido el 'deber de edificar' recogido en la Ley de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje (LOTUP), una ley que establece un plazo de seis años para presentar el proyecto de urbanización. Pero sus ofensivas están chocando con la negativa de los ayuntamientos implicados.

El último 'no' que ha recibido la compañía, liderada por el empresario Miguel Ángel Santos, ha sido al procedimiento iniciado para construir en el el solar ubicado en el número 10 de la Calle Cádiz, un atractivo inmueble situado muy cerca de la Gran Vía Germanías. Así lo recogía este jueves un anuncio del Diari Oficial de la Generalitat: "Se declara la improcedencia de adoptar el procedimiento de ejecución sustitutiva del deber de edificar solicitado por la Sociedad Impulsora de Solares Ociosos SL".

Preguntadas al respecto, fuentes de la Concejalía de Desarrollo Urbano argumentan que la propiedad del solar ha presentado un proyecto para edificar en dicho espacio, y que la decisión del Ayuntamiento de València de rechazar la propuesta de Grupo Siso es "definitiva".

Como viene informando este periódico, los movimientos de los ayuntamientos ante los procedimientos iniciados por esta empresa se han dirigido siempre a frenar las 'expropiaciones' legales promovidas por Grupo Siso para el desarrollo de solares abandonados. Las iniciativas de la promotora ya obtuvieron un pronto 'no' como respuesta en los municipios de Calp y Dénia, mientras que en València el consistorio apostó en un primer momento por conceder un margen extra de reacción a los dueños de los terrenos que, unido al retraso en la fase de alegaciones de cada expediente, también está dejando sin efecto los procedimientos tramitados por Siso.

En el caso de Calp el Ayuntamiento desestimó hasta en dos ocasiones el procedimiento iniciado por la empresa al entender que la licencia solicitada en su día por los propietarios no había caducado todavía. Además, según detallaron fuentes del equipo de gobierno a Valencia Plaza, el consistorio agregó al respecto que, aunque hubiera caducado la licencia, debería haber transcurrido otro año completo para, a continuación, poder iniciar el procedimiento que -en última instancia- habría supuesto la subasta forzosa del solar.

En este caso, como en el de la calle Cádiz de València, la presión de Grupo Siso sirvió para que los dueños del suelo aceleraran la inversión en el mismo -ubicado en la calle Llentiscle, una vía con vistas al Penyal d'Ifac flanqueada por edificios de apartamentos y el Hotel Roca Esmeralda-. La inversión de los dueños consistirá en la construcción de un hotel de cuatro estrellas y 294 habitaciones que prevé generar 350 puestos de trabajo entre empleos directos e indirectos, tal y como informó Alicante Plaza.

Por lo que respecta a Dénia, Grupo Siso inició el procedimiento para hacerse con un suelo situado en la partida Suertes del Mar, en la confluencia de las calles Río Algar, Río Bolulla y calle Río Alberca -un área residencial ubicada al noroeste del núcleo urbano-. En este caso, según detalló a este diario la concejal de urbanismo del municipio, María Josep Ripoll, el Ayuntamiento también rechazó la iniciativa de la promotora porque los propietarios del suelo contaban con "una licencia de obra vigente para la construcción de vivienda".

Ruzafa, San Vicente y Guillem de Castro

Le quedaban a la firma los procedimientos iniciados en la ciudad de València, pero también está chocando con un muro. Según ha podido saber este periódico, en uno de ellos, que abarca los números 32 y 34 de la calle Jesús, Grupo Siso erró en el cálculo y tramitó el expediente antes de que se cumplieran los seis años sin que los dueños ejercieran su 'deber de edificar', de modo que los propietarios han tenido tiempo para reaccionar.

Por lo que respecta a los de las calles Ruzafa -entre los números 11 y 13, el más cotizado- y Guillem de Castro, los expedientes se encuentran atascados en la fase de alegaciones, pero además, tal y como aprobó el Ayuntamiento de València, una vez concluido este proceso los propietarios contarán con el periodo de tres meses de gracia para tramitar su proyecto -un margen no contemplado en la LOTUP que València incorporó mediante la aprobación de una ordenanza-.

En consecuencia, según trasladan fuentes del sector inmobiliario, los propietarios disponen ahora de un amplio periodo de reacción para dejar a Grupo Siso en fuera de juego, todo pese a que València se posicionó abiertamente a favor del modelo de esta empresa al considerar que colaboraría en el desarrollo de los suelos parados.

Por último, se da la paradoja de que el solar en el que más posibilidades tiene actualmente Grupo Siso es uno en cuyo trámite inicial no va a participar. Se trata del ubicado en la calle San Vicente 76, en el que el expediente iniciado por la empresa de Miguel Ángel Santos llegó después de uno ya iniciado de oficio por el Ayuntamiento, de modo que prima el municipal sobre el de la empresa privada. Sin embargo, cuando se produzca la fase de subasta instada por la administración local, Siso sí podrá concurrir como cualquier otra empresa.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email