X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

benimàmet denuncia el abandono de su colegio Público

El camino que no es de nadie lleva al colegio de Calatrava (que el arquitecto nunca ha visitado)

15/12/2017 - 

VALÈNCIA. La burocracia tiene esas respuestas. El camino, en teoría, no pertenece a nadie porque nadie se responsabiliza de él. Así lo explica María José Navarro, presidenta de la asociación de vecinos de Benimàmet. Desde su entidad llevan tiempo reclamando que se solvente el “vergonzoso” estado en el que se encuentra. Este sendero conduce al centro escolar público al que da nombre el arquitecto Santiago Calatrava, oriundo de la pedanía; el arquitecto, por cierto, nunca lo ha visitado, o no al menos que sepa Navarro, pero sí que le donó los 30.000 euros que le ganó a Esquerra Unida como indemnización.

Pese a tener por nombre a una de las figuras más relevantes de la València del cambio de milenio, el colegio no ha sido precisamente muy bien tratado. Rodeado de campos de huerta, muchos de ellos sin cultivar, separado del casco urbano, está flanqueado por torres eléctricas. Desde que se abrió el sendero, prácticamente no se han realizado labores de mantenimiento. Como es lógico, se ha ido deteriorando cada año. Los vecinos, preocupados, han reclamado por su cuidado. Especialmente por un talud que está prácticamente desmontado y que es un peligro.

Y ante esta degradación no ha habido réplica. Sólo evasivas. El último ejemplo le llegó a Navarro el pasado 13 de noviembre. En una carta oficial, desde el consistorio se le respondía amablemente asegurando que se había procedido a ejecutar las operaciones necesarias para eliminar el peligro inminente que provocaban las deficiencias. Pero, advertían, habían dejado sin intervenir el talud, el que reclamaban los vecinos, porque, según señala la misiva del Ayuntamiento, es “competencia de la Conselleria d’Habitatge, Obres Públiques i Vertebració del Territori, por lo que, en caso de ser necesarias más operaciones para la adecuación de este, serán remitidas a la mencionada Conselleria”. 

“Nunca se han llegado a poner de acuerdo en cuanto a las competencias por el camino”, relata Navarro al otro lado del teléfono. La sensación que tienen los vecinos es que se pasan la pelota los unos a los otros. Ahora, cansados “tras varias semanas de llamadas infructuosas a diferentes departamentos y servicios”, han optado por elegir la vía de la protesta en medios de comunicación, empleando los modos y maneras del ya extinto ¿Quién sabe dónde? “A ver si así aparece el dueño”. Se busca responsable de camino de huerta; razón, asociación de vecinos de Benimàmet.

“No podemos entender cómo un acceso a un colegio público, unos por otros, esté en esta lamentable situación, que se agrava considerablemente cuando llueve, pues se convierte en un verdadero lodazal, por la tierra que se va desprendiendo del talud, cada vez con menos protección, ya que las traviesas que lo sujetan han ido desapareciendo a lo largo del tiempo”, detalla Navarro.

Para los representantes de la asociación la situación es “vergonzosa”, y anuncian que ante esta actitud, que dicen no entender, seguirán “trabajando y reclamando hasta que quede resuelta, pues los que la padecen son los niños y niñas y sus familias, que cada mañana han de acceder al colegio por tan desastroso camino”. Un camino que, visto lo visto, parece no tener quien se preocupe por él.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email