X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 21 de agosto y se habla de CIUDADANOS fórum filatélico AUTÓNOMOS AMORES DE VERANO
GRUPO PLAZA

la operación eleva al 30% el ratio de solvencia de la entidad

El Consell recapitaliza el IVF con 156 millones antes de su reconversión en banco público

7/04/2017 - 

VALÈNCIA. El Consell ha aprobado este viernes ampliar en 156,2 millones de euros el capital del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) antes de su escisión en el futuro Banc de la Generalitat. La operación se realiza con cargo a las deudas del instituto con la Generalitat para recapitalizarlo tras el saneamiento que realizaron sus nuevos gestores, que afloraron 58,7 millones de pérdidas adicionales correspondientes a 2014

Como consecuencia de ese saneamiento, el capital social del IVF de 125 millones, se redujo prácticamente a la mitad, lo que hacía necesaria la intervención de la Generalitat para recapitalizar la entidad y recuperar sus niveles de solvencia. La operación realizada ahora eleva al 30% el ratio de solvencia de la entidad.

La deuda capitalizada se generó con la asunción por parte de la Generalitat de vencimientos a largo plazo que se produjeron en los ejercicios 2015 y 2016 y que se atendieron con cargo al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA). 

Incialmente, las cuentas del IVF de 2014 se cerraron con unos beneficios de 23,4 millones, pero tras la llegada de Manuel Illueca a la dirección del instituto se realizaron provisiones por insolvencias que provocaron un 'agujero' de 58,7 millones, de forma que los beneficios iniciales se transformaron tras la reformulación en unas pérdidas superiores a 35,3 millones.

Las pérdidas, según sus responsables actuales, tienen su origen el pufos heredados de la etapa del PP en el Gobierno. Destacan las pérdidas vinculadas a la financiación de Ferial Alicante (IFA), que ascienden a 39 millones; la provisión por insolvencias del Elche CF (4 millones); préstamos participativos concedidos ese año (5 millones); y otros 11 millones de la cartera de créditos del IVF al sector privado que resultaron fallidos.

Una entidad al margen de la Generalitat

El proyecto para la creación del Banc de la Generalitat, previsto en el Pacto del Botánico, consiste en desgajar del actual IVF la parte de créditos al sector privado para operar fuera del perímetro SEC de la Generalitat, lo que hará que su deuda no compute como deuda de la Generalitat y, sobre todo, le permitirá a acudir a vías de financiación que tendría vetadas si quedase dentro de la órbita de la Generalitat.

El consejo general de esta entidad tendrá mayoría de miembros independientes y surgirá con una cuenta de pérdidas y ganancias estará saneada. La entidad tendrá acceso al crédito del Banco Central Europeo y a fondos del Banco Europeo de Inversiones y el objetivo es alcanzar un volumen de activos de alrededor de mil millones de euros.

Con la creación de esta entidad, el IVF pretende contar con una herramienta con la que poder captar recursos extrapresupuestarios que no computen como deuda para ponerlos a disposición de las empresas valencianas allá donde las entidades financiera tradicionales no llegan.

En los primeros meses de actividad del IVF desde que reorientó su actividad, la entidad ya ha concedido cerca de 25 millones de euros en créditos con más de 40 operaciones cerradas en cuatro meses.  El organismo centró su estrategia de financiación al sector productivo valenciano en cuatro líneas –sectores turístico, agroalimentario, a empresas en proceso de crecimiento e internacionalización–dotadas en conjunto con 45 millones.

Además, acaba de anunciar una línea IVF Servef Formación, que funcionará de manera similar a la línea creada a finales de 2016 y dirigida a los centros de atención a personas con diversidad funcional para la concesión de préstamos ordinarios que cubrirán hasta el 80% del importe de la subvención del servicio público de empleo.

 No habrá desembolsos adicionales

La segunda línea que ha lanzado recientemente es la IVF Cultura, que contempla créditos de entre los 12.000 y los 350.000 euros y una vigencia de hasta 7 años, con hasta 3 años de carencia y a un interés fijo del 2,5% para autónomos, microempresas y pymes valencianas del sector cultural.

La operación de capitalización de deuda contraída por el IVF con la Generalitat, que el Consell ha realizado con anterioridad en entes como Circuito del Motor, CulturArts, IVAS o SPTCV, permite la ampliación del fondo social del IVF, según destaca la Generalitat.

Con ello se evita "tener que realizar desembolsos adicionales para aportar liquidez a este organismo, dada la situación que presenta su balance, muy deteriorado por la concesión de operaciones poco rigurosas en la etapa anterior".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email