X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

las llamas continúan extendiéndose hacia Soneja y Segorbe

El fuego de la Sierra de la Calderona, sin control tras arrasar más de 1000 héctareas

30/06/2017 - 

VALÈNCIA, (EP). Los servicios de extinción que combaten el incendio que afecta al límite de las provincias de Valencia y Castellón trabajan principalmente en dos frentes: entre Segorbe y Soneja y Gátova y Altura, y en tratar de prever escenarios "complejos" derivados de un posible cambio climatológico como el que se registró este jueves, cuando hubo un "cambio total" en la dirección del viento a media tarde que hizo modificar toda la estrategia de lucha contra las llamas.

Así lo ha indicado este viernes desde el Puesto de Mando Avanzado (PMA) el responsable de Emergencias de la Generalitat, José maría Ángel, quien ha dado detalles sobre este incendio que ya afecta a unas 1.000 hectáreas de terreno y que el Consell esperaba darlo este jueves por perimetrado. Según ha señalado la portavoz del Consell, Mónica Oltra, en la rueda de prensa posterior al pleno, el 80 por ciento de la superficie afectada pertenece al término de Segorbe y los esfuerzos se centran en evitar que se llegue a la A-23, autovía mudéjar, y al parque de la Sierra Calderona.

El fuego ha estado activo toda la noche, en especial en el frente del este, con múltiples focos cercanos a la V21. Otros son el suroeste --el de inicio--, que se reactivó, y el noroeste, por Altura.

En este sentido, el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha indicado, preguntado por los medios en València, donde ha presentado el refuerzo de la Guardia Civil para afrontar la campaña turística, que se produjo el jueves un "agravamiento" de las circunstancias porque el entorno fue "muy adverso" al volver a soplar el poniente con rachas de 30 kilómetros hora, altas temperaturas y baja humedad.

Desde el inicio del fuego, el teléfono de Emergencias 112 CV ha atendido 453 llamadas. Sobre el terreno trabajan 547 efectivos terrestres, 67 vehículos, y 25 medios aéreos, ha señalado Oltra, que ha agradecido a los efectivos que se están "dejando la piel" para combatir las llamas.

Según informa Emergencias, se han incorporado dos helicópteros de la Unidad Militar de Emergencias y se prevé la llegada de dos aviones FOCAS de Torrejón y Pollença, además de las BRIF de Daroca y Prado.

Coordinación

Ángel ha querido poner en valor la "gran coordinación" entre todas las instituciones y agencias que están trabajando los escenarios del fuego, con "climatología hostil y orografía complicada" y se ha congratulado de que, de no haberse producido esa coordinación y trabajo conjunto, "estaríamos hablando de magnitudes de miles y miles de hectáreas con peligro a infraestructuras, vidas y con alguna situación mucho más compleja".

En esta línea, ha explicado que el próximo trabajo que se debe llevar a cabo prever los escenarios "complejos" por un posible cambio climatológico. En este momento, según Ángel, se trabaja en dos frentes: entre Segorbe y Soneja, donde todos los operativos se centran en evitar riesgos en autovía, tren y que pase a la otra parte, algo que ya se estaba haciendo por la noche y que ha dado su resultado, y en la situación que es "cabecera", entre Gátova y Altura, en la carretera, donde la situación es "mucho mejor" que ayer pero se teme el cambio de viento que se puede producir a media tarde.

Ángel, que ha agradecido la ayuda de comunidades autónomas, ayuntamientos y Diputaciones, porque "los incendios no tienen un límite provincial ni autonómico", ha añadido que las previsiones "están durando media hora". De hecho, ha relatado que entre las 17.00 y las 18.00 horas del jueves "hubo un vuelco total en la dirección del incendio y la estrategia se tuvo que cambiar con una amenaza entre Segorbe y Soneja, donde tuvieron que trabajar en un sitio y, al mismo tiempo se reactivó el frente de Gátova y Altura en una hora".

En la misma línea se ha explicado Moragues, quien ha relatado que con los perímetros ya acotados el jueves, como en la Sierra Calderona, se iniciaron "carreras" en el incendio en esa dirección y, posiblemente por pavesas, se provocó un foco cerca de la A-23 en Soneja, además de que la CV-25 de Gátova a Altura se sobrepasó, lo que obligó a reforzar los equipos de extinción y retrasar las líneas de control.

Desde el Consorcio Provincial de Castellón se ha precisado que se trabaja en impedir que la cola del incendio cerca de la CV.25 volviese a ser cabeza debido a cambios viento, y frenar avance en la A-23 y en evitar progresión hacia el parque natural de la Calderona.

Por su parte, el presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, ha resaltado el "trabajo infatigable" de los medios y ha agradecido la colaboración de "efectivos procedentes de Castilla la Mancha, la Diputación de Teruel y el Ayuntamiento de València para ayudarnos a acabar cuanto antes con esta pesadilla".

"Desde esta madrugada, con la situación meteorología más favorable, se han volcado todos los esfuerzos en la situación que se vive en el flanco más próximo a Soneja, próximo a la A-23. Ahora este es el objetivo prioritario de actuación, donde se vuelca la máxima capacidad de recursos, pero siempre sin olvidar el atender la parte trasera del incendio que es la cola más próxima a donde se inició, en la zona de Gátova y Altura, para dejarlo completamente sellado para que no se genere un problema donde ya se ha resuelto", ha descrito, para resaltar la coordinación entre todas las administraciones.

Por último, Moliner ha querido subrayar que si bien "los servicios de emergencia están preparados para actuar y con más recursos que nunca y aunque la naturaleza muchas veces ofrece escenarios francamente complejos de resolver, lo que no podemos consentir es que detrás de una tragedia de esta magnitud aparezca la mano voluntaria del ser humano".

El incendio que afecta a la Sierra de la Calderona, entre la localidad valenciana de Gátova y las castellonenses de Altura y Segorbe, continúa activo y ya ha afectado a 975 hectáreas, según ha informado Emergencias.

A lo largo de la mañana de este viernes, desde las 6.40 y hasta las 9.00 horas, se van a ir incorporando a las labores de extinción un total de 22 medios aéreos que se sumarán a los 397 efectivos terrestres que trabajan en la zona afectada por las llamas.

El fuego obligó este jueves a la Guardia Civil a desalojar una masía situada en el término municipal de Segorbe (Castellón) en la que se encontraba un matrimonio, según informó Delegación del Gobierno.

Además, según indicó Emergencias, en la jornada del jueves por la noche las llamas avanzaban hacia el flanco norte del incendio, donde se están empleando efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y el Consorcio Provincial de Bomberos, lo que obligó a desalojar también varias granjas del municipio de Soneja (Castellón).

El viento complicó las tareas de extinción, aunque se espera que la entrada de viento acompañado de humedad a primeras horas de este viernes mejore la situación.

La Generalitat decretó sobre las 23.30 de este pasado miércoles la situación 1 en este incendio forestal, que indica afección grave, y solicitó la colaboración de la Unidad Militar de Emergencias (UME) en las labores de extinción. Por su parte, el delegado del Gobierno en la Comunitat, Juan Carlos Moragues, ha señalado que un rayo latente es el posible origen del incendio.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email