X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

El Plan Inversiones Sostenibles de la Diputación genera 148 millones y 1.207 empleos en un año

23/04/2018 - 

VALÈNCIA. (EP). Un estudio del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie) ha concluido que el primer Plan de Inversiones Financieramente Sostenibles (PIFS) de la Diputación de Valencia ha generado 148 millones de euros en términos de producción, es decir, valor de las ventas, y 1.207 empleos equivalentes a tiempo completo y año.

La evaluación del PIFS por parte del Ivie, titulada 'Impacto económico del plan de Inversiones Financieramente Sostenibles de la Diputación de Valencia', se centra en el periodo de ejecución de diciembre de 2015 al mismo mes de 2016, y ha sido presentada este lunes en rueda de prensa por el diputado de Hacienda, Toni Gaspar, y el director adjunto de Investigación del Ivie y catedrático de la Universitat de València (UV), Joaquín Maudos.

El estudio busca cuantificar los impactos de los 69,1 millones de euros del primer plan en términos económicos, que pueden ser directos, que es la producción, renta y empleo generados inicialmente; indirectos, los generados en otros sectores en la "cadena de valor" para abastecer el aumento de la demanda e inducidos, aquellos generados como consecuencia del consumo que realizan los agentes que se han beneficiado de la renta creada a través de los impactos directos e indirectos.

"Efecto tractor"

De esta forma, el informe concluye que el PIFS ha generado 1.207 empleos equivalentes a tiempo completo por año y un impacto total de 148,2 millones de euros en términos de producción, de los que 60,7 millones de euros son en forma de renta o PIB. Por ello, Maudos ha destacado el "efecto tractor" del plan, ya que "por cada euro invertido se ha creado casi un euro de renta en la economía valenciana, además de la dinamización del mercado laboral".

El plan financió, en el periodo de diciembre de 2015 a diciembre de 2016, 1.581 proyectos por un importe global de 69,1 millones de euros, ejecutados por 840 empresas, de las que el 91,1% eran de la Comunitat y el 80,3% de la provincia de Valencia.

Gaspar ha señalado que el PIFS ha generado un "efecto multiplicador" desde el punto de vista productivo que deja en los municipios obras de mejora en materia de urbanismo, patrimonio, edificios públicos, instalaciones deportivas, zonas verdes e infraestructuras y servicios en general, actuaciones que han decidido los alcaldes y alcaldesas con "autonomía municipal".

"Agilidad" de los ayuntamientos

El diputado de Hacienda también ha indicado que se trata del "primer informe en la historia" de la corporación municipal que analiza los efectos de las políticas puestas en marcha y la incidencia en las comarcas, en una apuesta del equipo de gobierno por la "transparencia y la eficacia" en la gestión.

Así, ha destacado la "agilidad" de los ayuntamientos en el proceso de adjudicación de las obras, que ha provocado que las mejoras en servicios e instalaciones públicas sean "reales" y estén siendo ya disfrutadas por los vecinos.

En cuanto a los perfiles que arroja la investigación del Ivie, un 91% de las empresas contratadas pertenecen al ámbito de la Comunitat Valenciana, y un 80,3% a la provincia de Valencia. Asimismo, cerca de un 70% de las adjudicatarias son microempresas.

Por sectores de actividad, el 63,3% de las empresas contratadas pertenecen a la construcción y el 27,6% a servicios; mientras que en el apartado de inversiones destaca la construcción, con el 85,4% de las actuaciones, frente al 10,5% de inversiones en servicios.

Sin embargo, estas cifras se invierten al hablar de impactos económicos generados, ya que el sector servicios acumula el 69% de
dichos impactos, tanto en términos de renta como de empleo, seguido
por la construcción y las manufacturas, que se mueven entre un 10% y
un 16%. Dentro de los servicios, el comercio, la hostelería y las
actividades inmobiliarias han sido los ámbitos más beneficiados por el plan provincial.

A este primer PIFS de la Diputación, con una inversión total de 69,1 millones de euros, le han seguido otros dos planes de inversiones sostenibles en 2016 y 2017. El primero de ellos, con un presupuesto de 12 millones de euros, se destinó a los municipios de menos de 5.000 habitantes; mientras que el de 2017 llegó al grueso de la provincia con una dotación de 21,2 millones de euros, lo que conlleva un total de más de 100 millones de euros invertidos en actuaciones sostenibles que "mejoran la calidad de vida en los 266 municipios valencianos".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email