X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

El grupo catalán debe ejecutar la compra antes del sábado 25

El presidente de Nisa promueve una agrupación de accionistas para hacer frente a la 'opa' de Vithas

18/06/2016 - 

VALENCIA. La batalla por el control del grupo hospitalario valenciano Nisa no está cerrada. El grupo catalán Vithas ha tomado ventaja, tiene firmados compromisos de compra por más del 30% del capital, como adelanto Valencia Plaza, pero un grupo de consejeros encabezados por el presidente de Nisa, Manuel Giner Quilis, y Elisa Roig Nebot está dispuesto a pelear por la compañía fundada hace 50 años por varias familias de médicos, entre ellos la suya.

El grupo Vithas, propiedad de la familia Gallardo -fundadora y máxima accionista de laboratorios Almirall-, se ha asegurado la compra de al memos un 30% mediante contratos de compraventa sujetos a una futura formalización de la transacción.

Según el documento de compraventa firmado por más de 100 accionistas minoritarios, al que ha tenido acceso Valencia Plaza, Vithas debe formalizar la compra antes del próximo sábado, 25 de junio, día que se celebrará la junta general de accionistas de Nisa. No obstante, si en esa fecha Vithas no ha obtenido la autorización de Competencia, el límite para formalizarla se prorroga hasta el 30 de septiembre, según el contrato elaborado por el despacho de Baker & McKenzie en Barcelona.

Esto quiere decir que ni siquiera las compraventas firmadas ante notario son definitivas, y esa es una de las bazas que tienen Giner y sus socios para convencer al resto de accionistas -la compañía tiene más de 500- de que no vendan sus títulos a Vithas. Quienes ya han firmado han recibido un anticipo de la compañía catalana del 0,5%, que retendrán en caso de que la compañía que preside Jorge Gallardo decida no formalizar la compra.

Además de estos accionistas minoritarios, Vithas ha firmado contratos con Atitlan, sociedad de inversión de Roberto Centeno y Aritza Rodero, y con al menos dos consejeros, Enrique Ramírez Peris -consejero delegado- y Javier Martínez Ochoa, que representan a las familias Pascual y Murcia, respectivamente. 

Adhesiones para la junta de accionistas

Para el resto de accionistas, Giner quiere plantear "soluciones mejores", bien sea un mejor precio -los 16 euros por acción pactados, que suponen valorar la compañía en casi 200 millones le parecen insuficientes-, o bien otro tipo de salida que no suponga que la compañía deje de controlada "desde Valencia", según fuentes conocedoras de las conversaciones mantenidas con accionistas minoritarios. 

Giner y otros seis accionistas hicieron público el pasado 10 de junio un comunicado en el que cargaban contra la forma de proceder "nada amistosa" de Vithas y pidieron a los pequeños accionistas unidad para evitar la venta de la empresa. En el escrito manifestaban "su firme voluntad de estar unidos, para proteger y defender a la totalidad de los accionistas".

El objetivo inmediato de esta agrupación es conseguir adhesiones para la junta de accionistas del próximo sábado, donde las dos partes medirán sus fuerzas.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email