X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

los socialistas abanderan la iniciativa ante las dudas de compromís

El PSPV urge a Ribó la llegada a València del coche eléctrico de alquiler

15/07/2018 - 

VALÈNCIA. El PSPV mueve ficha ante las dudas de Compromís sobre la implantación en València del coche eléctrico de alquiler. El comité comarcal del partido aprobó esta semana una "propuesta de resolución de movilidad sostenible" en la que solicita al Ayuntamiento de València que tome medidas para la llegada a la ciudad de este servicio.

La formación de Sandra Gómez solicita tres medidas concretas para fomentar la implantación del coche eléctrico en València, unas medidas que corresponde adoptar o rechazar a la concejalía Movilidad del concejal de Compromís Giuseppe Grezzi.

Las propuestas son "que la zona azul de la ORA sea gratuita para la totalidad de los vehículos eléctricos/cero emisiones", que el consistorio "facilite la implantación de empresas de car sharing en la ciudad con vehículos eléctricos/cero emisiones", y que cree "una red de puntos de carga en la ciudad que facilite el uso de los vehículos eléctricos".

"Grandes ciudades españolas como Madrid o Barcelona, o tantas otras europeas, ya disponen de medidas para fomentar este tipo de vehículos, así como de varias empresas de coches compartidos que operan en la ciudad con éxito y que han propiciado según los expertos una retirada de entre 10 y 15 vehículos privados de la circulación por cada vehículo compartido", argumenta el PSPV.

Al respecto, el comunicado de los socialistas afea al Ayuntamiento que "únicamente ha anunciado la instalación en los dos próximos años de 12 puntos de recarga para vehículos eléctricos mientras se pone de perfil ante el coche compartido". "Es por ello que vemos prioritario la adopción de un plan de impulso al coche eléctrico en la ciudad de Valencia", aseveran.

El modelo que piden los socialistas para la llegada a València del coche eléctrico de alquiler se ajusta como un guante al que propone CarGreen, una empresa valenciana que, como explicó este periódico, se topó con la falta de entusiasmo de Movilidad y del propio alcalde, Joan Ribó, precisamente por la petición de contar con acceso gratuito a la zona azul.

"El Ayuntamiento no es un obstáculo para que alguien opere con un servicio así desde un parking, por ejemplo. Eso se puede hacer, no hay una política municipal en contra. Se puede hacer perfectamente con aparcamientos privados", indicó la concejalía preguntada al respecto por Valencia Plaza.

La mercantil, impulsada por el empresario Alejandro Villamuera, asegura tener listo el proyecto para el despliegue inicial de 50 vehículos, pero acumuló dos meses intentando sin éxito reunirse con el concejal de Movilidad y con el alcalde. No obstante, podrían haber cambiado las tornas.

Alejandro Villamuera, junto a un vehículo de CarGreen
Preguntado de nuevo por este diario, Villamuera revela que ha sido citado para el próximo miércoles 18 a una reunión con Ribó y Grezzi. "En CarGreen estamos agradecidos y esperanzados con este encuentro, con el que el Ayuntamiento ha demostrado su predisposición al convocar esta reunión", declara al respecto.

La propuesta de CarGreen

Según CarGreen, su iniciativa para València llega "tras el éxito de este tipo de servicios en muchas ciudades del mundo y también en Madrid, donde operan ya cuatro empresas de car sharing con coches eléctricos".

"Decidimos crear una empresa con capital valenciano para ofrecer este servicio en València: coches eléctricos en alquiler por minutos que dan lugar a un triple beneficio a la ciudad: menos coches en el tráfico, ya que los coches de car sharing se utilizan por hasta 15 personas al día que dejan de usar vehículo propio; menos contaminación al ser eléctricos y con cero emisiones; y menos contaminación acústica por su nulo ruido y menor impacto urbano", explican.

Además, la empresa propone "la instalación de postes de recarga de coches eléctricos abiertos a cualquier usuario". "Esto tiene varias ventajas: la ciudad cuenta con una amplia red de cargadores sin realizar desembolso alguno, y al haber más puntos de carga en la vía pública, más usuarios compran coches eléctricos, contribuyendo a las menores emisiones y ruidos, un círculo virtuoso", explican. El despliegue sería de 40 cargadores.

Según Villamuera, "el proyecto ya cuenta con la financiación necesaria, el apoyo de Renault, Circutor, Tomtom y otros proveedores y el desarrollo del software y apps necesarios para su puesta en marcha, a falta de la luz verde por parte del municipio". 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email