X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 25 de julio y se habla de VALÈNCIA Paro Pobreza ABENGOA MERCADONA SANIDAD HOMEOPATÍA
GRUPO PLAZA

los trabajadores aprobarán en asamblea la desconvocatoria selectiva de los paros

El Puerto de València se libra de la huelga tras pactar los estibadores con Noatum, MSC y Maersk

20/06/2017 - 

VALÈNCIA. El Puerto de València se libra de la huelga de los estibadores. Los tres grandes operadores de terminales de contenedores en el recinto –Noatum-Cosco, MSC y Maersk– han firmado este martes acuerdos bilaterales con los sindicatos del sector, con Coordinadora de Trabajadores del Mar al frente, a cambio de que no se lleven a cabo los paros convocados en horas alternas para este miércoles.

Estos acuerdos se han cerrado al margen del criterio de la patronal de las empresas estibadoras Anesco, que el pasado viernes ni siquiera llegó a votar en su asamblea la última propuesta de los estibadores para que las empresas se subrogasen el 100% de los puestos de trabajo actuales después de que un informe encargado a Garrigues la considerase ilegal.

Fuentes sindicales confirman que el acuerdo es total con todos los operadores de terminales a excepción de la terminal de graneles Temagra, explotada por Ership. En el caso de Noatum, la firma del acuerdo solamente está pendiente del visto bueno del nuevo socio mayoritario de la compañía, la china Cosco.

Las firmas bilaterales entre los sindicatos y las empresas ya se habían producido con anterioridad en el Puerto de Barcelona, lo que permitió al recinto catalán trabajar con normalidad al no llevarse a cabo el lunes la huelga convocada. Los cuatro operadores que pactaron son Best-Huchitson, Setram, Coma i Riba y Sammer.

El sindicato mayoritario de la estiba, Coordinadora, ha convocado una asamblea a primera hora de este miércoles en el Puerto de Valencia para hacer efectiva la desconvocatoria de la huelga contra aquellos operadores que ya se han avenido a aceptar su propuesta.

Las empresas han ido accediendo en cascada a firmar las condiciones de los estibadores después de que los sindicatos prometieran este martes no hacer huelga contra los operadores que se desmarcasen del criterio de Anesco y firmasen el acuerdo para mantener el 100% de los empleos, un desafío que ha terminado por dinamitar la unidad interna para dejar a la patronal de las empresas estibadoras partida en dos.

De hecho, tras la adhesión de operadores como Noatum, MSC o Maersk el bando de empresas partidario de buscar el acuerdo con los sindicatos ya es mayoritario frente a quienes todavía defienden una liberalización total del sector, con los inversores agrupados en la Plataforma de Inversores en Puertos Españoles (PIPE) como principal actor en el ala dura del conflicto.

Contraoferta de huelga selectiva

Los sindicatos rechazaron este martes la última propuesta formulada por Anesco, en la que sitúa el ámbito de la negociación en cada puerto y acepta subrogarse a los estibadores, pero tras ajustar las plantillas y bajar el 10% los salarios más elevados. A su juicio, la oferta no garantiza la totalidad del empleo "y no aporta novedades con respecto a los postulados, ya rechazados, en las mesas de negociación".

Los sindicatos contraatacaron con una oferta para abandonar la huelga con las compañías que se comprometieran a garantizar la totalidad de los puestos de trabajo "y tengan una disposición a la negociación real". Los estibadores argumentaron que la huelga era el "último recurso" que les quedaba "una vez agotadas todas las vías de negociación", pero que no tenía sentido mantener esa "medida de presión" contra las compañías "que demuestren que están, real y efectivamente, comprometidas y abiertas al diálogo y a la negociación".

Protesta de estibadores en València. Foto: KIKE TABERNER

Coordinadora ha corroborado que los grandes grupos empresariales que operan en España "se han desmarcado de la posición oficial de Anesco, regida por un grupo de empresas que no representa la opinión general, debido a la fórmula de decisión de la Asociación, y han ofrecido a los trabajadores de la estiba una propuesta que permite recuperar la paz social, deseada por ambas partes, y que sí garantiza la totalidad del empleo".

"Aducen que negociarán un acuerdo con esta premisa, bien desde Anesco, bien desde otra organización", aseguran los sindicatos, que insinúan que podría haber escisiones en Anesco. El objetivo último de los sindicatos sería que todas las empresas que unilateralmente hayan aceptado su propuesta se asocien, en el marco o al margen de Anesco, para concretar con ellas el nuevo convenio colectivo estatal del sector.

"Una vez más, la inmovilidad de la patronal, Anesco, ha imposibilitado cualquier acercamiento de posturas entre empresarios y trabajadores de la estiba. De este modo, no cabe otra interpretación que el nulo interés por llegar a un acuerdo por parte de Anesco, pues cada vez que se vislumbra una posibilidad de acercamiento de posturas la bloquea", concluyen los trabajadores portuarios.

Pérdidas millonarias

Las deserciones en Anesco se producen tras casi tres semanas de conflictividad en los muelles, con varias jornadas de paros intermitentes y 48 horas de huelga total en los puertos. Las pérdidas acumuladas por el sistema rozan los 150 millones de euros, según el Ministerio de Fomento.

Al margen de las terminales, os sectores exportadores y los relacionados con el transporte son los que mayor perjuicio están sufriendo. Este martes, la patronal cerámica Ascer avisó de que el sobrecoste derivado de esta situación supone una pérdida de competitividad frente a otros países productores y alertó de que un tercio de la exportación y una cuarta parte del empleo (unos 4.000 puestos de trabajo) pueden verse afectados.

Según empresas asociadas de Ascer, en la tercera semana de paros de la estiba, se está dejando de cargar al menos el 50 por ciento de la mercancía que sale por vía marítima, lo que provoca, "en el mejor de los casos, graves retrasos en la expedición de las mercancías, y en el peor, pérdida de ventas y de clientes".

Por su parte, la Federación de Eresas del Transporte de Valencia (Fvet) cifró este martes en 1,2 millones las pérdidas sufridas por los transportistas valencianos vinculados con el movimiento de contenedores.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email