X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 19 de agosto y se habla de BICICLETAS documental salud josé luis ábalos FOMENTO benidorm
GRUPO PLAZA

el consell volverá a alquilar el antiguo edificio de gobernación y justicia

El Consell alquila un edificio junto a Les Corts para ubicar al TSJCV durante la reforma de su sede

Foto: EVA MÁÑEZ
29/05/2018 - 

VALÈNCIA. El Consell ya ha elegido sede provisional para el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat (TSJCV) mientras acomete la reforma de su sede. Se trata, según ha podido saber Valencia Plaza, de un edificio ya arrendado anteriormente por la Generalitat: el que albergó durante años la Conselleria de Justicia y, posteriormente, la macro Conselleria de Gobernación y Justicia que lideró Serafín Castellano. Se encuentra en la calle Historiador Chabás, junto a Les Corts.

La Conselleria de Justicia, preguntada al respecto este diario, se limita por el momento a confirmar que ya ha escogido una entre las decenas de propuestas recibidas tras el proceso público abierto para recabar ofertas. Según agrega el departamento, tan solo resta el preceptivo visto bueno de la Dirección General de Patrimonio y de la Abogacía de la Generalitat para dotar la decisión de carácter oficial.

Lo cierto es que las características del activo escogido se ajustan como un guante al pliego publicado por Justicia en abril en busca de una sede provisional para el TSJCV. Cuenta con 3.000 metros cuadrados de superficie útil, justo los que se reclamaban, dispone de aparcamiento propio y se encuentra en buen estado, de modo que no precisará de una gran inversión para adecuarlo a las necesidades del Tribunal Superior de Justicia.

Los requisitos exigían además que el edificio se ubicara en un lugar céntrico de València y bien comunicado por transporte público, tal y como es el caso. Además reclamaban que se tratara de un complejo exclusivo para el uso del TSJCV "para evitar interferencias funcionales y de seguridad", circunstancia que también cumple.

Según trasladan a este medio fuentes del sector inmobiliario, el edificio se encontraba en el mercado por un alquiler mensual de 30.000 euros y con un precio de venta de 8 millones de euros, si bien la Generalitat solo se planteaba la opción de arrendarlo durante el tiempo que duren las obras en el  Palacio de Justicia de Valencia, actual sede del órgano judicial.

Alquilar, el plan B de Justicia

La obligada reubicación de las dependencias judiciales se alargará entre dos y cuatro años. Si se toman como referencia los 30.000 euros mensuales por los que el inmueble estaba en el mercado, el coste que la Conselleria de Justicia asumirá por alquilar este espacio partirá como mínimo de 720.000 euros, si las obras concluyen en el plazo mínimo estimado. En el peor de los escenarios, el coste puede dispararse por encima de 1,5 millones de euros.

Se trata de un dinero que las arcas públicas valencianas podrían haberse ahorrado o destinado a otras inversiones de haber aprovechado alguno de los inmuebles que forman parte del patrimonio de la Generalitat en lugar de tener que recurrir a uno de propiedad privada.

De hecho, esa fue la primera opción que se barajó en el seno del Consell cuando se pensó que el edificio de la Calle Colón 80 de València que en su momento fue sede de la Conselleria de Bienestar Social podría servir como sede provisional del TSJCV, ya que se trata de un inmueble que permanece sin uso desde el principio de esta legislatura.

No obstante, tal y como publicó Valencia Plaza, la Conselleria de Igualdad de Mónica Oltra, que es la titular del edificio, y la de Justicia que lidera Gabriela Bravo, no llegaron a ponerse de acuerdo sobre las condiciones para la cesión de ese espacio.

Tan claro estaba que el TSJ se iba a reubicar entre ese edificio y otras oficinas que la Generalitat tiene en la calle Amadeo de Saboya de València que Bravo incluso se lo llegó a anunciar a la Sala de Gobierno del TSJ y a magistrados y letrados de la administración de justicia, pero días después, sin más explicaciones, se publicó en el DOGV la búsqueda de un inmueble privado por parte de la Conselleria de Justicia.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email