X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

estudio de la mutua de propietarios

El vecino moroso, un problema que sufre el 75% de las fincas en la Comunitat

12/07/2017 - 

VALÈNCIA. Un 75% de las comunidades de propietarios de la Comunitat cuenta con vecinos morosos. Así se desprende de un estudio realizado por la aseguradora Mutua de Propietarios y la Cátedra UNESCO de Vivienda de la Universidad Rovira y Virgili de Tarragona.

Se trata de una de las principales consecuencias de la crisis económica en las comunidades de vecinos, según recoge el informe, que recoge que la recesión ha afectado “mucho o Bastante” a un 57% de las comunidades.

La morosidad, sin embargo, no está entre las principales preocupaciones de los propietarios. El estudio arroja que les preocupan aspectos como el mantenimiento del edificio (52%); los vecinos molestos (37%); las derramas (42%); la morosidad (32%), y la seguridad (17%).

El estudio de Mutua de Propietarios y la Cátedra de Vivienda de la URV desvela además que en los últimos años han surgido nuevos problemas en las comunidades de propietarios de la Comunidad Valenciana que han tenido como origen situaciones  antes poco frecuentes, como las viviendas propiedad de bancos o fondos (12%); las viviendas vacías (10%); el alquiler de pisos turísticos (7%) o la okupación (4%).

Los problemas económicos también han ocasionado que un 36% de las comunidades de propietarios valencianos se hayan demorado la realización de reformas en los últimos años por lo que, de cara al futuro, los encuestados señalan que sería necesario acometer obras de mejora en determinadas zonas comunes como el portal (37%),  la escalera (39%), la fachada (34%), la azotea (28%) y el ascensor (21%).

Soluciones

Algunas de las soluciones que los propietarios valencianos proponen para solventar la situación económica de las comunidades de propietarios son tener la oportunidad de opinar en la selección de los inquilinos o nuevos propietarios de una vivienda (14%), alquilar las zonas comunes a terceros (15%) o establecer de cuotas en función del uso de las zonas comunes (12%).

En este sentido, las comunidades valencianas apuestan por afrontar el futuro con nuevas herramientas digitales que también agilicen su gestión y les permitan, por ejemplo, conocer el estado de las cuentas de la comunidad (45%); dar de alta incidencias telemáticamente (36%); asistir a las juntas de vecinos por videoconferencia (18%) o poder realizar video peritaciones para la resolución de siniestros (17%).

“Aunque la Ley de Propiedad Horizontal establece que la asistencia a reuniones debe ser personal o por representación, en Cataluña ya se establece la posibilidad de asistir telemáticamente, aunque no está permitido votar. Sin embargo, esta opción ya se está comenzando a implementar en Europa”, señala César Crespo, subdirector General de Negocio de Mutua de Propietarios.

Precisamente, la asistencia telemática se perfilaría como una buena solución para incrementar el número de reuniones vecinales puesto que, de acuerdo con el estudio, un 41% de las comunidades valencianas solo realiza la reunión anual de carácter obligatorio y un 21% convoca 3 o más. No obstante, la investigación desvela  que cuantas más reuniones se convocan, menor es el porcentaje de vecinos que acuden.

Compra vs alquiler

A pesar de los inconvenientes que puede traer consigo la propiedad de una vivienda, los españoles seguimos siendo partidarios de la compra frente al alquiler. La investigación señala que un 65% de los propietarios valencianos encuestados volvería a comprar, mientras que un 22% optaría por el alquiler como primera opción y un 9% afirma que no tiene más remedio que alquilar, aunque compraría si fuera posible. Un 5% se plantea nuevas formas de tenencia alternativa, tales como la propiedad compartida o la propiedad temporal.

“La propiedad compartida - adquisición progresiva del dominio- y la propiedad temporal –adquisición de una vivienda por un número de años, entre 10 y 99- son dos excelentes alternativas que permiten un acceso asequible, estable y flexible a la vivienda”, explica el director de la Cátedra UNESCO de la Vivienda de la URV, Sergio Nasarre.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email