X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Femeval aboga por una voladura controlada de Cierval si la CEV no llega a tiempo de rescatarla

21/09/2016 - 

VALENCIA. La desaparición de la patronal autonómica Cierval, impensable hace tan solo unos meses, ya se plantea como una hipótesis que podría concretarse en pocos meses. La organización que preside José Vicente González, procesada en la causa del supuesto fraude de la patronal de Castellón (CEC) y enganchada por la abultada deuda que arrastra con ella la alicantina Coepa, se ha encomendado a la Confederación Empresarial de Valencia (CEV) para poder seguir adelante.

Sin embargo, el rescate que se pactó en junio ya no está tan claro por los riesgos que puede implicar para la CEV de Salvador Navarro y por las resistencias que, a pesar de su delicada situación, plantean las organizaciones empresariales de Alicante y Castellón. La prioridad es salvar Cierval, pero ni la CEV, única patronal valenciana saneada hoy en día, ni sus consejeros, van a correr riesgos si el desenlace no está asegurado. 

Así lo planteó este martes el presidente de Femeval, Vicente Lafuente, durante una rueda de prensa para analizar la situación del metal y la delicada coyuntura por la que atraviesa Cierval, de cuya ejecutiva forma parte.

En esencia, Lafuente se mostró partidario de hacer todo lo posible para salvar a Cierval porque su situación actual es "absolutamente insostenible" y defendió que José Vicente González debe liderar ese proceso, pero consideró que se ha tardado demasiado en actuar. Por ello, dudó de las posibilidades de éxito del plan para que la CEV rescate a Cierval y abogó por una "voladura controlada" de la autonómica para comenzar de cero.

Las palabras de Lafuente llegan pocos días después de que la CEV -de la que es vicepresidente-aprobase en su comité encargar una serie de informes para valorar el impacto jurídico y económico de la integración.

El presidente de Femeval explicó este martes que la conclusión de esos informes será determinante para decidir si la CEV realiza el sacrificio -"Valencia hace un esfuerzo muy importante al dejarse absorber por Cierval"- para salvar a la patronal autonómica o si, por el contrario, se opta por llevar a liquidación.

La delicada situación que atraviesan la CEC y Coepa, en concurso de acreedores, y la velocidad a la que se suceden los acontecimientos han hecho de la CEV establezca precauciones sobre su intención inicial. Entre lo que ha pasado desde entonces, destaca el procesamiento de la propia Cierval en la causa penal abierta en Nules por un presunto fraude de 1,8 millones en dinero para formación o la pretensión de Coepa de que Cierval acepte una quita del 95% en la deuda de la alicantina.

Los responsables de la organización valenciana no quieren tener que hacerse cargo de esa mochila, de ahí que hayan encargado los mencionados informes para que se delimiten claramente las responsabilidades.

Lafuente valoró muy positivamente los planes de cambio para buscar un formato diferente al actual, en el que el reparto de fuerzas en la asamblea de Cierval se decir según la representación de las tres provinciales como entidades fundadoras.

A su juicio, esa estructura "crea división" por lo que apostó por cambiarlo de forma rápida. "Deberíamos haberlo hecho antes", se lamentó Lafuente, quien aseguró que confía en que se puedan "lograr los consensos suficientes para hacer sostenible Cierval antes del 31 de octubre", el plazo que José Vicente González marcó para que las CEC, CEV y Coepa se pongan de acuerdo sobre los nuevos estatutos.

Si los informes concluyen que la operación tiene riesgos para la CEV, el desmontaje de Cierval no será un drama, ni para Femeval, que no guarda dependencia económica de la patronal regional, ni para la propia CEV, cuyo balance está saneado.

"Buscaremos salvar a la patronal autonómica y si no, como empresarios que somos, tendremos que montar algo diferente, transparente, reconocido, solido y válido para la CEOE", subrayó el presidente de Femeval.

Salto cualitativo en los servicios

Por otro lado, como parte del plan estratégico que Femeval tiene en vigor hasta 2020, Lafuente explicó que la organización pretende continuar siendo "un referente organizacional regional". "Vamos a trabajar en la prestación de servicio de vanguardia para nuestras empresas; tenemos buenos servicios pero es momento de dar salto cualitativo", detalló.

También afirmó que se va a seguir una política de "inversiones propias", como las que ha realizado en su centro de formación en Alaquás, recientemente "ampliado y mejorado", y anunció un próximo plan junto a la administración con gestión público privada en materia de seguridad industrial.

Respecto a la relación con el Consell, Lafuente explicó que tras dejar pasar "un tiempo prudencial" en los primeros meses de gestión por la situación económica, Femeval dio "un toque" tras el cual "se empieza a ver movimiento". "Menos del que querríamos, pero ya no podemos criticar que ya no hay movimiento. No estamos contentos por la velocidad, pero creo que están poniendo de su parte", concluyó

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email