X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

El Ayuntamiento de València ordena retirar los patinetes eléctricos de las calles

La Policía Local requisará todos los patinetes si la compañía no los retira. El Ayuntamiento se acoge al incumplimiento de la ordenanza de la Vía Pública.

3/09/2018 - 

VALÈNCIA. Punto y aparte en la invasión de los patinetes eléctricos en la ciudad de València. El Ayuntamiento de València ordenará que se retiren los cerca de 200 vehículos de la vía pública por incumplir la ordenanza que regula la ocupación del espacio público.

Es la decisión que ha tomado el equipo de gobierno local tras una reunión de trabajo del alcalde Joan Ribó y los concejales de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, de Espacio Público, Carlos Galiana, y de Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato, para dar una respuesta rápida al desembarco de los patinetes eléctricos de alquiler que la empresa americana Lime puso en marcha la semana pasada.

La irrupción de estos patinetes ha motivado en pocos días numerosas quejas de vecinos y parte de la hostelería. Aunque inicialmente tanto el primer edil como el concejal de Movilidad habían aludido al vacío legal existente sobre estos patinetes, ahora el consistorio se acoge al artículo 12 de la ordenanza de Vía Pública, que faculta a la Policía Local a retirar o decomisar "elementos o instalaciones" si se considera que "se está produciendo una indebida ocupación del dominio público (...) ya sea por no contar con la perceptiva autorización o concesión o por incumplir las condiciones de la misma".

Concretamente, la falta de autorización de la firma norteamericana para colocar los patinetes eléctricos es lo que motivará su retirada. Si la firma no lo hace, será la Policía Local la que proceda a requisarlos, según han confirmado fuentes municipales a este diario.

En las próximas semanas se tiene previsto que el área de Movilidad presente el borrador de la nueva ordenanza, donde estarán regulados estos vehículos y similares. Por ahora, las mismas fuentes han apuntado a las directrices básicas de la Dirección General de Tráfico que se presentaron en 2016 al respecto. Estas establecen que los vehículos de movilidad personal (VMP) pueden circular por la calzada y por otros espacios donde se permita circular a las bicicletas.

En la reunión también se ha acordado pedir a la Concejalía de Hacienda, dirigida por el socialista Ramón Vilar, que estudie crear una tasa municipal para el sharing de estos nuevos tipos de vehículos.

Preguntadas por posibles cambios en la ordenanza de la Vía Pública al hilo de los últimos acontecimientos, las mismas fuentes han dicho que a priori no se esperan modificaciones aunque tampoco se atreven a cerrar la puerta por completo.

 

Una hora de uso sale por 10 euros

Lime-S es un patinete eléctrico "ligero y a la vez robusto", según la empresa, desarrollado en asociación con Segway y equipado con dos ruedas de 8 pulgadas, frenos delanteros y traseros, un faro central, una luz trasera, una maneta de freno y otra para el acelerador. Lime-S se puede alquilar simplemente instalando la aplicación móvil Lime (disponible para Android e iOS). Un código QR consigue desbloquear el patinete para bloquearlo una vez finalizado su uso.

El nivel de carga de la batería se puede verificar fácilmente a través de esta misma aplicación. Conforme a las reglas de tráfico para estos vehículos en la ciudad, la velocidad de Lime-S se limita a 24 km/h, que con una carga completa da al patinete una autonomía para una distancia de 50 km. Cada nuevo registro de la aplicación va acompañado de tutoriales obligatorios, que recuerdan a los usuarios de Lime-S el uso y las precauciones de seguridad.

El alquiler de los patinetes Lime-S se ofrece a un precio de 1 euro por desbloquear un viaje más 0,15 céntimos por minuto (una hora sale por 10 euros, incluido el desbloqueo). La compañía también proveerá cascos de forma gratuita a sus usuarios en un futuro próximo. 

 

Financiada por Uber

Lanzada en los EEUU en junio de 2017, Lime se convirtió pronto en líder entre las marcas de alquiler de bicicletas que se pueden dejar y recoger en cualquier lugar (a diferencia de tener que hacerlo en un lugar o estación fija). Posteriormente y para satisfacer la demanda de sus usuarios, comenzaron a ofrecer patinetes eléctricos, que en muchas ciudades ya se utilizan de media cuatro veces más que las bicicletas.

Con más de 3 millones de usuarios y 6 millones de recorridos realizados en un año, la empresa californiana es la primera compañía en lanzar el patinete eléctrico en Europa y en España. Hoy en día, Lime da empleo a más de 250 personas en todo el mundo y espera crear alrededor de 100 puestos de trabajo en nuestro país, un porcentaje de ellos también en Valencia.

"Lime-S es una solución de movilidad inteligente que permite evitar la congestión de tráfico y minimiza las emisiones contaminantes", señala Caen Contee, Vicepresidente de Marketing, Desarrollo Empresarial y Expansión Internacional de Lime. "Nuestros patinetes eléctricos son una forma más eficiente y divertida de moverse por la ciudad que cualquier otro medio de transporte existente." 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email