X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

turno para la oferta de 35 millones presentada por la firma Business Together

La puja ganadora del dubaití por los terrenos de la Fórmula 1 es un bluf

Foto: KIKE TABERNER
29/06/2017 - 

VALÈNCIA. "El circo de la Fórmula 1", se suele decir para aludir al glamuroso deporte del motor, y precisamente 'un circo' se ha vuelto la puja por las parcelas del circuito urbano que se encuentran a la venta en València. Se trata de los activos de Acinelav Inversiones 2006, la empresa en concurso de acreedores que posee más del 30% del suelo del PAI del Grao.

Rousaud Costas Durán, el administrador concursal de la empresa, decidió comercializar los terrenos mediante una venta directa. Como informó este diario, tras la puja ganadora se encontraba un fondo dubaití que ofrecía alrededor de 40 millones de euros, un precio muy inferior a los 319,9 millones en los Acinelav tasó sus activos durante el boom inmobiliario pero que superó de forma holgada a sus competidores.

El administrador se las prometía felices. La oferta tenía hasta el pasado sábado 24 de junio para abonar el 10% del importe, y ese mismo día la firma ganadora comunicó a Rousaud Costas Durán que ya había realizado la transferencia. Pero no era más que un bluf. Los alrededor de 4 millones de euros nunca llegaron a la cuenta corriente, según confirman a Valencia Plaza diversas fuentes conocedoras del proceso de venta.

Tras la operación fallida se encontraba la mercantil Pereabros Investment, administrada por Antonio Perea. Este empresario murciano decía ser asesor de Sulaiman Al Fahim, un jeque de Dubái con intereses en el sector inmobiliario, tal y como publicó El Confidencial. Los mismos nombres, el de Perea y el de Al Fahim, también sonaron en su día para comprar el Real Murcia -con el mismo resultado-.

A finales de la semana pasada, según detallan las mismas fuentes, el administrador concursal ya estudiaba las cifras de la segunda puja, la presentada por la firma Business Together SL por alrededor de 35 millones de euros.

Tras esta empresa, radicada en el número 62 del Paseo de les Germaníes de Gandía y constituida en abril de este mismo año, se encuentra el empresario Antonio Delgado Garrido, quien rehusa a atender a este medio para explicar los detalles de su propuesta.

Delgado Garrido es también el administrador único de otras tres empresas: Antochelo XX SL y Pensat i Fet XXI SL -ambas registradas en el número 100 de la calle 26 de Catarroja-, y Comercial Degar SL -radicada en Albal-. El perfil poco conocido del dirigente hace pensar al resto de los ofertantes que Delgado Garrido pretende 'hacer un pase' con su derecho a quedarse con los terrenos, circunstancia que también hace dudar sobre la viabilidad de su puja.

A su vez, según ha podido saber este diario, el resto de pujas temen que no haya tiempo para realizar la preceptiva due diligence previa a la compra de los activos, que según lo estipulado ha de cerrarse antes del 27 de julio. En consecuencia, podría darse el escenario de que el proceso de venta concluyera sin comprador.

Entre los aspirantes a quedarse con los activos de Acinelav inversiones se encuentran también otras tres firmas: la sociedad inversora Atitlán de Aritza Rodero y Roberto Centeno, una gestora de fondos radicada en Barcelona y un inversor español representado por la consultora inmobiliaria CBRE.

300.000 metros cuadrados

Fuentes del sector inmobiliario consultadas por este diario cifran en alrededor de 300.000 los metros cuadrados del PAI del Grao que aglutina Acinelav Inversiones, más de un tercio del total del plan en el que se integra el trazado del circuito urbano, en el que estaba prevista la construcción de miles de viviendas. El resto del suelo se encuentra en manos de la administración pública y de particulares.

Las últimas cuentas depositadas por la enseña en el Registro Mercantil, correspondientes al ejercicio 2012, cifraban el valor de los terrenos de Acinelav en 280 millones de euros tras sufrir un deterioro de 39,9 millones respecto a un valor inicial de 319,9 millones de euros.

Los propietarios de la sociedad, que se fue al traste durante la crisis, eran -de mayor a menor-Bankia Habitat, Pavasal, Construcciones Valencia Constitución, Kiraly Desarrollos Inmobiliarios (participada por Gesfesa) y el constructor Salvador Vila, según recoge el Registro Mercantil. La participación de Bankia acabó en manos del 'banco malo' con la reestructuración bancaria; y la del resto, controlada por la banca acreedora tras ser declarada su insolvencia en 2011.

En caso de materializarse la operación el nuevo dueño deberá hacer frente a un complejo escenario. Más allá de las complejidades que ya presentaba la zona de la Fórmula 1 el Ayuntamiento de Valencia ha manifestado su decisión de reordenar el planeamiento del PAI heredado del PP, tal y como informó este diario.

Cabe subrayar además que el proyecto original contemplaba que los promotores que finalmente desarrollaran el PAI deberían hacer frente a los 40 millones que invirtió la administración para la construcción del trazado del circuito, considerado entonces parte de la red viaria del lugar pero con una más que dudosa utilidad en la actualidad. En cualquier caso, se trata de un enclave privilegiado, ubicado en el único gran espacio disponible de la fachada marítima de la ciudad de València.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email