X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

han sido inutilizadas 9 cámaras de seguridad valoradas en 8.500 euros

Las empresas de la estiba denuncian actos vandálicos en sus instalaciones del Puerto de Valencia

Foto: MARGA FERRER

Los trabajadores portuarios paralizan temporalmente la actividad en el recinto por tercera vez este mes

27/02/2017 - 

VALÈNCIA. La empresa de estiba del Puerto de Valencia (Sevasa-Sagep) ha denunciado este lunes haber sufrido daños materiales en sus instalaciones antes de las asambleas que los trabajadores portuarios han celebrado entre las 13 y las 15 horas, durante las cuales se ha paralizado la actividad en todas las terminales.

Según explica la empresa en un comunicado, diez cámaras de seguridad de Sevasa valoradas en 8.500 euros han sido "inutilizadas" antes de la celebración de esa asamblea. "Los hechos ya han sido denunciados ante la autoridad competente", asegura la compañía.

Con la de este lunes ya son tres las ocasiones en las que los estibadores del Puerto de Valencia han paralizado este mes la actividad del recinto para celebrar sus asambleas. El primero de estos paros temporales se llevó a cabo el pasado 1 de febrero, cuando los trabajadores portuarios conocieron la intención del Ministerio de Fomento de aprobar un decreto que acaba con su monopolio.

El pasado día 15, a cinco días del inicio de la primera huelga convocada por los estibadores para tratar de que el Gobierno diera marcha atrás en su intención de aprobar el decreto, los estibadores volvieron a paralizar durante unas horas la actividad en los muelles valencianos por el mismo motivo.

A pesar de que esa huelga fue finalmente desconvocada, el clima de tensión se ha ido incrementando posteriormente hasta desembocar en la convocatoria de una huelga histórica que se inicia el próximo día 6 por la decisión del Gobierno de aprobar el pasado día 24 el decreto que liberaliza la contratación de los estibadores.

A pesar de que los paros no han comenzado oficialmente, tanto las empresas que operan en las terminales del Puerto de Valencia como la propia Autoridad Portuaria han alertado sobre el descenso de la productividad que se ha producido en los últimos días, que alcanza el 30%. Una situación que no se está produciendo en otros recintos.

Las empresas han cifrado en 2,5 millones de euros diarios el perjuicio económico que esta "huelga encubierta" está provocando en València. Sevasa ha lamentado que el puerto de Valencia sea "el principal perjudicado de un problema que se está dirimiendo a nivel nacional".

La empresa asegura que en todo momento "se ha mostrado dispuesta a alcanzar consensos con los sindicatos y hace un llamamiento a la responsabilidad para poder encarar esta crucial etapa desde una situación de normalidad en la operativa del puerto".

La patronal nacional de las empresas estibadoras (Anesco) y los sindicato de la estiba se volverán a reunir este martes bajo la mediación el presidente del Consejo Económico y Social (CES), Marcos Peña, para continuar negociando sobre la reforma del sector. El Gobierno ha instado a las partes a incluir como parte de esa negociación las cuestiones que reclaman los estibadores, como la garantía de los 6.150 empleos del colectivo mediante subrogación y la articulación de un registro de trabajadores portuarios.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email