X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

POR LAS EXPECTATIVAS DE INFLACIÓN

Los bonos de Aguas de Valencia en Luxemburgo marcan máximos históricos

5/12/2016 - 

VALENCIA. Camino de cumplir sus seis primeros meses en la Bolsa de Luxemburgo, los bonos de Aguas de Valencia atraviesan su mejor momento, tal y como se aprecia en el gráfico adjunto (línea blanca) comparada con su referencia del Tesoro Público que también vence en 2023 (línea amarilla). De hecho, actualmente su rentabilidad, que evoluciona a la inversa de su precio, se sitúa en máximos históricos.

"Está sucediendo como en el resto de bonos, es decir, las expectativas de inflación han repuntando y esto está empujando al alza la rentabilidad de los bonos. Los inversores estaban comprando deuda, a pesar de ofrecer rentabilidades en mínimos históricos e incluso negativos, apostando a que el BCE seguirá bajando tipos y Europa no iba a conseguir salir del actual escenario de espiral bajista de precios y crecimiento económico raquítico", apunta Miguel Ángel Paz, director de gestión de Unicorp Patrimonio (Grupo Unicaja).

"La evolución del bono de Aguas de Valencia y del Tesoro de idéntico vencimiento va en paralelo, manteniéndose el diferencial (spread) desde la emisión", añade. Y no le falta razón viendo el gráfico, cuya intensidad alcista parte del inesperado triunfo de Donald Trump en las elecciones presidenciales de EE UU tras sus intenciones de gastar a manos llenas. Aunque el propio Paz recordaba esta semana en una tribuna en este diario si será capaz de reactivar la inflación. Para ello ponía sobre la mesa el caso de la economía nipona, que a lo largo de las dos últimas décadas ha recurrido a todo tipo de mecanismos y ahí sigue.


De hecho desde entonces, la rentabilidad del bono de la compañía presidida por Eugenio Calabuig se ha disparado casi un 50%, al pasar de la zona del 0,85% hasta el 1,26% de este pasado viernes. De ahí que prácticamente se haya duplicado desde que diera sus primeros pasos en la Bolsa de Luxemburgo el 23 de junio pasado como una alternativa más de financiación en los mercados mayoristas.

Ese día, y mientras los británicos votaban por seguir o no en la UE, Aguas de Valencia registraba en el parqué del Gran Ducado una emisión por valor de 17,2 millones de euros. Fue su vuelta a los mercados financieros siete años después de abandonar el histórico mercado de corros de la Bolsa de Valencia. Lo hizo bajo el Programa Euro Medium Term Notes (EMTN), cuyo importe máximo registrado asciende a 50 millones de euros aunque de momento solo ha emitido poco menos de un tercio.

Grandes inversores institucionales

Tal y como adelantó Valencia Plaza a mediados de julio pasado, la compañía eligió como coordinador ('arranger') de la emisión a Bankinter, que a su vez fue el intermediario designado ('dealer'). El Programa EMTN se basa en la emisión de valores de renta fija dirigido a grandes inversores institucionales (fondos, aseguradoras, gestoras, sicavs...), consta de diferentes plazos de vencimientos hasta un máximo de 30 años y no solo es la Bolsa de Luxemburgo la que acoge este programa sino también su homóloga irlandesa en lo que se conoce como Euromercado.

Un mercado que bien conoce la Generalitat Valenciana, dado que durante la década de los 90 se mostró tremendamente activa a la hora de financiarse, llegando a registrar un programa por un máximo de 12.000 millones de euros. La adhesión de la Comunitat Valenciana al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) mantiene en suspensión dicho programa del que echó mano en algo más de la mitad.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email