X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

nau se suma a los recursos contra el pativel

Los promotores del Manhattan de Cullera llevan a los tribunales la protección de la costa del Consell

14/08/2018 - 

VALÈNCIA. El Pativel suma un enemigo de altura. El Diari Oficial de la Generalitat revelaba este lunes que la mercantil Nuevas Actividades Urbanas SL (NAU), liderada por los grupos empresariales Atitlan y Gesfesa, ha presentado un recurso contencioso administrativo contra el Plan de Acción Territorial de la Infraestructura Verde del Litoral de la Comunitat Valenciana, ideado por el Consell para "la conservación activa de más de 7.500 hectáreas de suelos de elevada calidad ambiental, territorial y paisajística".

Preguntadas al respecto, fuentes de la empresa confirmaron a Valencia Plaza que el motivo de su recurso contra el Pativel es el impacto de este plan en los terrenos que posee la firma en el denominado Manhattan de Cullera, el megaproyecto urbanístico previsto desde hace años junto a la desembocadura del Xúquer donde está prevista la construcción de más de 30 torres de hasta 25 plantas (con capacidad para alrededor de 4.500 viviendas) y dos hoteles de 40 alturas.

En el caso de los terrenos de este espacio, que en la actualidad están considerados como suelo urbanizable, la reciente aprobación del Pativel ha activado una cuenta atrás para su desarrollo. El plan fija un periodo de cinco años para que los proyectos urbanísticos sin desarrollar previstos en suelo urbanizable sean aprobados, y en caso contrario los terrenos perderían tal consideración y ya no se podría construir en ellos.

Además, pasado el plazo de cinco ejercicios para la aprobación del proyecto de urbanización, según el Pativel, el agente urbanizador dispondrá de otros cinco años para llevar a cabo los trabajos de urbanización, lo que supone una nueva restricción temporal a la construcción en dicho espacio.

Como ya ha ocurrido con varias empresas, asociaciones, ayuntamientos y particulares, NAU está en contra de estas medidas adoptadas para la protección de la costa, al considerar que esta norma, fijada para proteger de la especulación urbanística el suelo sin construir, choca con su derecho a la propiedad. 

En la misma línea, este lunes el DOGV también recogía los recursos contra el Pativel presentados por Mediterráneo Calidad Urana SL, la Agrupación de Interés Urbanístico Sector Mr-10 de La Vila de la Marina de Elche, la Agrupación de Interés Urbanístico Llobella 1, y los particulares Jean Valerien Solaz y Stephanie Marie N Braun De Ter Meeren.

A su vez, el pasado viernes se publicaron los recursos contra el plan de Inversiones Costa Este SL, Agrupación de Interés Urbanístico El Recholar de Oropesa del Mar, y el recurso conjunto de la Fundación de la Comunidad Valenciana Nuestra Señora de la Piedad y la Agrupación de Interés Urbanístico Muchavista Norte-La Zofra.

Anteriormente, como informó este diario, trascendieron las ocho acciones legales de las firmas Invex Inmuebles S y Distribuciones Herrera Martorell SL -en un recurso conjunto-, Dimo Desarrollo Inmobiliario SL, Blue Chip Moraira SL, Inframar SL y Rusticas SA, los recursos de los ayuntamientos de Peñíscola y Villajoyosa, y el de la particular Catalina Vidales Rodríguez.

Los primeros conflictos se anunciaron en el Diari Oficial del pasado 24 de julio. Fueron un total de cinco, entre ellos el del Ayuntamiento de Oropesa y el de la promotora Benicasim Golf SL. Los tres restantes fueron interpuestos por las firmas alicantinas Torrevieja TM Grupo Inmobiliario, Explotaciones Agrícolas La Ceñuela, y Veraky SL.

Prisas por construir

Los recursos, sin embargo, no han sido la única reacción al Pativel en el Manhattan de Cullera. Como reveló este periódico, el promotor Andrés Ballester, a través de su sociedad Florazar, ha reactivado la tramitación del megaproyecto.

"Una agrupación mayoritaria de propietarios liderada por Florazar quiere sacarlo adelante", explicaron entonces a Valencia Plaza fuentes municipales, que agregaron que las modificaciones propuestas fueron "determinados cambios de uso relativos a cuestiones como la recogida de basura, que en un principio se contemplaba por succión, o la reducción de un aparcamiento que contemplaba 1.500 plazas".

Según pudo contrastar este periódico, el factor que más influyó en la reactivación de este proyecto -además de la recuperación del sector inmobiliario en la costa- fue precisamente el impulso por parte de la Generalitat del Plan de Acción Territorial de la Infraestructura Verde del Litoral por la cuenta atrás que ha activado la norma.

La firma de Andrés Ballester es en la actualidad la referente en el espacio junto a la banca, heredera de parcelas en el lugar que pertenecieron a empresarios como Juan Bautista Soler. Hasta la fecha no ha trascendido si Florazar también ha presentado su recurso contra el Pativel.

Ambos actores -Ballester y la banca- aglutinan un mayor porcentaje de inmuebles, si bien la propiedad está muy atomizada en el lugar. Además de Florazar está presente la mencionada Nuevas Actividades Urbanas (NAU), que es la que ya ha recurrido, y otras importantes firmas como el Grupo Montoro.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email