X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Revuelta comarcal para restaurar la militancia a Rodríguez y mantenerlo como presidente de la Diputación

1/07/2018 - 

VALÈNCIA. La detención esta semana del presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, junto a varios de sus colaboradores por presuntos delitos de prevaricación y malversación de caudales al parecer basados en unas contrataciones en la empresa pública Divalterra sigue coleando en el PSPV-PSOE.

El dirigente socialista fue suspendido de militancia ante la detención  -noche en el calabozo incluida- y después de unas declaraciones del secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, en las que consideró que Rodríguez no podía continuar tras estos hechos. Poco después, el propio presidente de la Generalitat y líder del PSPV, Ximo Puig, se encargaba de proponer al vicepresidente segundo, Toni Gaspar, como sustituto en la institución. Una decisión avalada por el Secretariado del partido y, posteriormente, por la dirección provincial que lidera Mercedes Caballero, mano derecha de Ábalos.

Ahora bien, no todos están conformes con estas decisiones. Tal y como informó Valencia Plaza, el baño de masas que se dio Rodríguez el viernes en su municipio, Ontinyent, dejaba entrever que el alcalde, por lo pronto, no tiente intención de dejar la vara de mando del consistorio. Más aún, fuentes de su entorno apuntaron a un periodo de reflexión durante este fin de semana respecto a su futuro a corto plazo: esto es, decidir si acatar la decisión de Ábalos y Puig y dimitir como presidente de la Diputación, o tratar de resistir al considerar, tal y como apuntaba su entorno, que la detención fue "desmedida" y mantenerse para esperar a que se aclaren las acusaciones.

Estas tesis se han extendido en las últimas horas lideradas por dirigentes próximos a Rodríguez y por algunos de los afectados por el denominado caso Alquería. Así, este sábado, la Ejecutiva del PSPV de la comarca de la Ribera Alta aprobaba un comunicado en el que defendía que se restaurara la militancia a Rodríguez al considerar que la decisión no se ajusta al Código Ético del PSOE puesto que no se ha abierto juicio oral y exigían también que se le permitiera continuar como presidente de la Diputación hasta que se levante el secreto de sumario pese a la decisión adoptada por la cúpula autonómica y federal.

Fuentes socialistas aseguraron a este diario que esta misma línea se venía sosteniendo en las últimas horas por las direcciones de otras comarcas como la Ribera Baixa, La Costera, La Hoya de Buñol y la Vall d'Albaida, comarca del propio Rodríguez.

Una posición que, de mantenerse, elevaría la presión para Ferraz y Blanquerías, dado que se abriría un enfrentamiento de las estructuras comarcales con los distintos niveles directivos de la formación socialista que, de confirmarse el enroque de Rodríguez, podría derivar en una desautorización del presidente Puig y una posible crisis institucional.


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email