X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 22 de agosto y se habla de à punt CVMC FUNDACIÓN HORTENSIA HERRERO TAPINERIA
GRUPO PLAZA

retira el artículo del nuevo reglamento

Ribó cede y quita la orden que daba un salario durante dos años a los exconcejales de València

Foto: EVA MÁÑEZ
5/02/2018 - 

VALÈNCIA (VP/EP). Ya no hay discusión. El alcalde de València, Joan Ribó, anunció este lunes que daba marcha atrás respecto al apartado del nuevo reglamento del pleno en el que se señala que los concejales del gobierno que pueden cobrar durante dos años su salario íntegro si no encuentran trabajo. Consciente del malestar que se había generado dentro del propio Govern de la Nau, Ribó ha reculado y ha ordenado que su grupo, Compromís, lo retire para evitar un“malentendido”. 

El artículo, que se conoce desde al menos octubre, es una traslación de una ley estatal pensada para evitar las llamadas puertas giratorias. En él se observa que los exediles del gobierno municipal, que incurran en incompatibilidades para trabajar en el sector privado una vez dejen el consistorio, puedan cobrar durante dos años su salario como si estuvieran trabajando: una especie de paro, pero con el 100% de los ingresos.

Pese a ser un tema que viene coleando de antiguo, no fue hasta principios de este mes, cuando se elevó el nuevo reglamento a la Comisión de Hacienda, que en el resto de partidos del Govern de la Nau se manifestaron al respecto. El reglamento lo ha estado controlando directamente el alcalde y su gabinete. En este caso, según fuentes municipales, fueron los socialistas los que se mostraron especialmente críticos.

Asimismo, desde el PP protestaron porque querían limitar aún más los posibles beneficiarios, según explica su portavoz Eusebio Monzó. Ribó, que al principio no le había prestado mucha atención al tema, entre otras cosas porque como él mismo bromeó cuando él deje la política seguirá cobrando su pensión, titubeó al principio y habló de “modificarlo”. Pero este lunes fue más allá.

Muerto el artículo, se acabó la rabia

“Lo retiramos, puede haber malentendido. Es una traducción de una ley estatal y no entendemos tanta historia”, señalaba esta mañana en declaraciones a los medios de comunicación durante la inauguración de Cevisama, recogidas por Europa Press. Así, el primer edil explicó que, en la reunión celebrada esta jornada para abordar este asunto, Compromís tenía previsto proponer la retirada del apartado, ya que está regulado por una norma de ámbito estatal. E insistió que el objetivo final de su grupo y de la norma es evitar las puertas giratorias.

“Compromís va a proponer retirar el artículo porque es innecesario. Es una traducción de una ley que fue la de incompatibilidades para evitar la puertas giratorias y está contemplado en el reglamento de la Ley de Régimen Local”, explicó. Igualmente, ante las críticas sobrevenidas, quiso poner claro algunos matices. “La propuesta de reglamento que salió de Alcaldía fue aceptada sin enmienda por parte de los partidos del gobierno [junto a Compromís], tanto PSPV como València en Comú”, quiso dejar bien claro.

El PP sí que pidió cambiarlo

En su táctica de tirar balones fuera, también quiso poner el foco sobre el hecho de que uno de los partidos de la oposición, Ciudadanos, “no presentó moción alternativa”. Por contra, admitió que sí hubo “moción alternativa del PP”, pero se lió, voluntaria o involutariamente, al asegurar que la formación que lidera Eusebio Monzó había pedido ampliar esta posible indemnización “no solo a concejales que tengan cargos de gobierno sino a cualquiera”. Una afirmación inexacta. Como poco.

La moción, a la que ha tenido acceso Valencia Plaza, es bien clara y lo que hace es más bien lo contrario, ampliar la tipología de las contraprestaciones, ajustándola al marco legal, pero no el número de concejales que puedan recibirla. En concreto, en declaraciones a Valencia Plaza, Monzó explicó que la intención es precisamente evitar la picaresca y afeó al alcalde que mintiera, por error o ignorancia, además de exigirle que rectificara.

“Ha mentido por la presión social para tapar su metedura de pata al intentar blindar el sueldo de los concejales del tripartito durante dos años cuando dejen su puesto en el Ayuntamiento. Nuestra alegación lo que pretendía, única y exclusivamente, es que este reglamento se ciñera estrictamente a lo que establece la ley estatal sobre altos cargos de la administración, que estuviera totalmente justificado que su incorporación a la vida laboral pudiera verse condicionada por la funciones de gobierno que antes desempeñara”, concluyó.

Cs pide que se someta a sesiones de control

Por su parte Fernando Giner, portavoz de Ciudadanos, criticó esta nueva rectificación porque según dijo “es ya la forma habitual de proceder del desgobierno de Ribó”, si bien valoró positivamente que hubiera entrado “en razón”. Giner exigió al alcalde que, además de retirar esta medida, reconsidere someterse a sesiones de control, tal y como se comprometió a través de su programa electoral y el acuerdo de la Nau. Esta fue una de las alegaciones de la formación naranja al reglamento.

Por otra parte, el portavoz de Cs exigió que el reglamento contemple el cumplimento de los acuerdos plenarios que también fueron alegaciones que Ribó rechazó. Como ejemplo citó que las comisiones sean abiertas, tal y como solicitó su partido y se aprobó en el pleno y ya se hace en otros ayuntamientos como Madrid y Barcelona.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email