X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 15 de diciembre y se habla de ciegsa JOSÉ CÍSCAR Cine Trattoria da Carlo
GRUPO PLAZA

disensión ante la asamblea general

Solo puede quedar uno en Ciudadanos: ¿camino sin retorno al Grupo Mixto?

4/02/2017 - 

VALENCIA. Ciudadanos se enfrenta este fin de semana a su asamblea general. Una cita a la que su presidente, Albert Rivera, llega con los deberes hechos: una holgada victoria en las primarias (87%) que, no obstante, no oculta el debate que existe en la formación naranja sobre la propia definición del partido o a la hora de concretar los procesos de elección de candidatos en las autonomías.

Las consecuencias de lo que ocurra este fin de semana en el cónclave que tendrá lugar en Coslada se percibirán, indudablemente, en la estructura valenciana. La batalla en Les Corts viene de lejos: el grupo conformado por 13 diputados se encuentra dividido casi por la mitad entre los partidarios del llamado 'Clan del Dátil' capitaneado por Emilio Argüeso, Emigdio Tormo y Juan Córdoba, todos ellos con pasado en el PP, y los que respaldan al actual síndic, Alexis Marí, procedente de UPyD.

Precisamente este sábado Marí y la eurodiputada de C's y exportavoz en Les Corts, Carolina Punset, celebran su boda en Valencia, un enlace que contará con buena parte de la primera línea política de la Comunitat. Punset ha sido una de las pocas dirigentes que públicamente ha discutido el camino adoptado por la formación naranja bajo la batuta de Albert Rivera. No obstante, su amago de presentar batalla se diluyó en pocas semanas, quedando como una maniobra de cara a la galería que soliviantó sobremanera a sus detractores en la Comunitat Valenciana pero cuya efectividad ha quedado en entredicho.

Carolina Punset y Alexis Marí (1i) rodeados de diputados en una rueda de prensa en Madrid

Las consecuencias no son gratuitas. Los ánimos se han tensado hasta un punto de difícil retorno. Ambos sectores tienen sus responsabilidades en ello y las batallas en Les Corts han sido constantes: la pugna por el representante a elegir para el Consell Jurídic Consultiu (CJC) fue un ejemplo de ello aunque la institución no ha sido el único escenario de la vigilancia y zancadillas entre ambas corrientes. La elección de compromisarios para la asamblea general que tiene lugar este fin de semana, que arrojó un resultado claramente favorable al sector oficialista, también generó cierta controversia en las filas valencianas de Ciudadanos.

Otros tiempos: Rivera y Punset juntos en un acto

Con este escenario, el futuro de la formación naranja en la Comunitat no parece demasiado halagüeño al menos a corto plazo. Para empezar, la eliminación del término "socialdemócrata" en la definición planteada por Rivera no convence algunos diputados valencianos. Por otro lado, la posible ausencia de cambios en el actual sistema de la elección de líderes en las autonomías -no hay primarias bajo la fórmula un militante, un voto- tampoco sería del agrado del sector crítico en el que se encuentra Marí. Todo ello se suma a que diversas fuentes de C's cuestionan la continuidad del actual portavoz en su puesto si el control del partido continúa bajo la batuta del llamado internamente 'Clan del Dátil'.

Así, y salvo que las posiciones empiecen a reconducirse desde este mismo fin de semana, todo apunta a complicaciones en el seno de la formación naranja en la rama valenciana. Unas disensiones que podrían acabar con varios diputados en el llamado Grupo de No Adscritos -antes conocido como Grupo Mixto- si no se rebaja el tono y la guerra se recrudece en los próximos meses.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email