GRUPO PLAZA

LA COMUNITAT ESTÁ LEJOS DE LAS REGIONES CON MÁS DECESOS POR ENCIMA DE LOS PREVISTOS 

1.500 muertes más de las esperadas: así es el exceso de mortalidad registrado en territorio valenciano

Foto: EFE/BIEL ALIÑO
10/05/2020 - 

VALÈNCIA. La crisis del coronavirus lleva asociado un aumento significativo de la mortalidad que ha superado en medio mundo el cálculo de las defunciones previstas entre los meses de marzo y mayo de 2020. Así ocurre en España y también en la Comunitat Valenciana, donde según el último informe del Sistema de Monitorización de la Mortalidad Diaria (MoMo) del Instituto de Salud Carlos III se han producido 1.514 muertes no esperadas entre el 22 de marzo y el 6 de mayo, por lo que el total de fallecimientos por cualquier causa se eleva hasta los 7.058 en ese periodo.

El MoMo, que bebe de los registros civiles informatizados para identificar patrones inusuales en la mortalidad de la población, revela que en el caso valenciano el exceso de defunciones supera en más de un 27 % a las muertes previstas, que se calculan con la media histórica desde 2008. Los datos, no obstante, están en constante actualización y condicionados por los retrasos en la notificación de los decesos, y por ello las cifras más recientes podrían sufrir modificaciones sustanciales. Aun así, y al contrario de lo que ocurre en otras regiones, la información de los fallecimientos de la Comunitat abarca casi al total de la población, ya que un 99 % de los registros autonómicos están informatizados.


Por lo que se refiere a las muertes confirmadas por coronavirus en territorio valenciano, entre el 22 de marzo y el 6 de mayo se produjeron un total de 1.252 defunciones, una cifra que representa el 17,7 % del total de decesos acontecidos en ese periodo y que supone, además, el 82,7 % del exceso de mortalidad registrado. Un porcentaje, este último, casi idéntico al que arrojan las cifras estatales, donde las muertes por coronavirus engloban al 82,4 % de los fallecimientos no previstos. Con todo, en la Comunitat todavía se contarían 262 defunciones no esperadas más allá de las atribuidas directamente al coronavirus.

A este respecto, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, aseguraba esta misma semana que los datos del Sistema de Monitorización de la Mortalidad Diaria y los de los fallecidos por coronavirus “son perfectamente compatibles y de hecho están muy alineados los unos con los otros”, si bien todavía no se podía precisar si esas 262 muertes imprevistas también habían sido consecuencia directa de la pandemia. “Son incrementos estadísticos que se deben asociar a una causa. No podemos decir a qué se deben”, sentenciaba.

Pese a ello, tanto las autoridades estatales como las autonómicas han expresado en alguna ocasión que el número real de personas fallecidas por el virus podría ser mayor al conocido. También los expertos, como el catedrático de Parasitología en la Universitat de València, Rafael Toledo, señalan que es “muy difícil” hablar de datos de mortalidad inducida por el nuevo coronavirus. “El principal problema es que no hay diagnósticos, nos centramos solo en los datos clínicos y no tenemos una idea clara de la magnitud de la expansión”, asevera.


En cualquier caso, si se analiza la evolución de los decesos totales junto a los confirmados por el Covid-19 en la Comunitat, se observa cómo los mayores aumentos en la mortalidad van aparejados. En el gráfico, en el que se recogen los decesos semanales para minimizar las diferencias entre el dato del MoMo, que ofrece la fecha de la defunción, y el de la Conselleria, que traslada las muertes cuando se le notifican, se aprecia que entre el 5 de marzo y el 5 de abril, uno de los peores momentos de la pandemia en territorio valenciano, ambos registros marcaron máximos.

Franjas de edad

Sobre el coronavirus, uno de los principales factores que influyen en su expansión e incidencia en la población española, tal y como confirma Toledo, es la edad. En este sentido, los datos del MoMo muestran cómo las mayores diferencias entre las muertes esperadas y las producidas entre marzo y mayo se encuentran en la franja de los mayores de 74 años, que acumula en territorio valenciano 1.226 decesos, el 80 % de todos los fallecimientos no previstos en esas fechas. Conforme decrece la edad, se evidencia además cómo esos excesos de mortalidad son cada vez más reducidos.


Así, las defunciones no esperadas en personas de entre 65 y 74 años se sitúan por ahora en 205 personas, lo que arroja un aumento de la mortalidad cercano al 25 % mientras que en el caso de los decesos de ciudadanos menores de 65 años ese exceso es de 52 personas. El incremento, por tanto, se sitúa en torno al 6,5 % según el último informe del Sistema de Monitorización de la Mortalidad Diaria.

La Comunitat, lejos de las regiones con más muertes no previstas

De igual manera, y si la Comunitat Valenciana se encuentra de momento lejos de las autonomías que presentan mayor incidencia y más casos de coronavirus, también lo está de aquellas regiones que muestran un mayor porcentaje de fallecimientos no esperados, que en muchos casos suelen coincidir. De hecho, la comunidad que posee el mayor exceso de mortalidad es Madrid, donde las defunciones observadas superan a la media histórica en un 180 %. Por detrás, y doblando asimismo la previsión, se encuentran Castilla-La Mancha (179,3 %), Navarra (135 %) y Castilla y León (114,8 %).

En el lado opuesto, Canarias (5,1 %), Aragón (10,6 %), Murcia (13,9 %) y Andalucía (17 %) son las que más se ajustan a la cifra de decesos esperada, que en todas las regiones, sin excepción, es inferior al número de muertes producidas. La Comunitat, por su parte, es la octava autonomía con menor diferencia entre el dato previsto y el finalmente registrado (27,3 %).


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email