GRUPO PLAZA

7 de 10 en inseguridad: un auditor privado cuestiona la reforma de la calle Colón

17/05/2022 - 

VALÈNCIA. Si el riesgo máximo se midiera con 10 puntos, la céntrica calle Colón de València recibiría entre 7 y 8, según un informe de auditoría urbana de seguridad vial elaborado por una compañía especializada, que ha detectado "problemas de seguridad" y "riesgos" derivados especialmente de la falta de señalética en el carril-bici, los problemas de accesibilidad, y la restricción a un único carril de transporte privado.

Así lo ha explicó este lunes el presidente de la compañía autora del informe, Auditorías e Inspecciones de Seguridad Vial, Andrés Luis Romera, quien elevó a siete puntos de diez el nivel de riesgo en seguridad vial en esta calle comercial, cuya reforma acometió el Ayuntamiento de València hace dos años. Una actuación que trajo especial controversia por implantar doble carril para el transporte público y dejar uno para el privado en una de las principales arterias del centro.

En ese sentido, Romera indicó que que aunque "las velocidades no son muy altas" -está limitada a 30 km/h-, "las intensidades sí que son altas". Del orden de 10.000 vehículos privados al día, indicó el auditor, para recordar a continuación que el edil de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, cifró en que el 4% del transporte es público. "Que me cuenten cómo le dan al 4% dos carriles, y al 96% restante, un carril", cuestionó.

Precisamente señala este como uno de los principales factores de riesgo, al hacer "convivir de mala manera" al transporte privado con el público, con sólo un carril y "haciéndole girar a izquierdas y derechas". Una organización vial que obliga a los vehículos a "entrecruzarse con los elefantes que son los autobuses". Y por ello, subrayó que "cuanta más distancia tienen que recorrer [los coches] en este cruce, más posibilidades hay de accidentes". También en los giros a la izquierda, dado que -dijo- en la maniobra "se va a montar una cola donde los de detrás acostumbran a presionar" al que tiene que girar.

La decisión de la concejalía de Movilidad de dejar un solo carril para el transporte privado se justificó desde el Ayuntamiento con que más del 60% del mismo no es finalista, sino que es de paso. Unos flujos que se quieren desincentivar y sacar de la calle Colón a la ronda de las grandes vías. Además, la ampliación a dos carriles bus-taxi se motivó por el aumento de tráfico de autobuses desviados por la calle Colón tras la peatonalización cuasi completa de la Plaza del Ayuntamiento. En su momento, Grezzi aseguró que no habría "ningún problema de circulación" para quienes "tienen como destino la calle Colón y sus adyacentes".

Foto: VP

Según el informe, las circunstancias expuestas aumentan el riesgo en tanto en cuanto afectan con "tensiones innecesarias" al "factor humano". Y este, cuando se pone al volante, "ha de estar lo menos tensionado posible", explicó el auditor, porque de lo contrario, "comete fallos; y los fallos sabemos en lo que acaban siempre: en accidentes con víctimas no deseadas". De hecho, el informe analiza 7 puntos diferentes de la vía, de los cuales 5 conllevan riesgo de "choque fronto-lateral".

Peligros de accesibilidad y el carril-bici

Pero la accesibilidad y la convivencia entre el peatón y las bicicletas y los patinetes -o vehículos de movilidad personal- es otro de los pilares de la mala valoración de estas obras. "Hay muchos cruces, aunque semaforizados, con un carril bici por el que discurren bicicletas y patinetes que no están señalizados". Unas faltas, a su juicio, por las que exige al Ayuntamiento "itinerarios seguros y accesibles", especialmente para personas con discapacidades. "Por estas aceras, los invidentes tienen complicado ir", sentenció a este respecto: "Cuando diseñamos, hay que pensar en el más débil". 

Al hilo de ello, comentó que en España "estamos hablando de movilidad sostenible, pero no podemos desligar la sostenibilidad de la seguridad". Y explicó que este segundo término "no quiere decir que discriminemos modos de transporte, sino que todos ellos convivan en la ciudad, centrándose en el peatón". 

A pesar de esto, a partir de los diferentes factores analizados y ya expuestos, la reforma de la calle Colón "piensa poco en el peatón", sentenció Romera, al que "estamos poniendo en peligro". Por otro lado, el informe también señala la insuficiente anchura para las zonas habilitadas de carga y descarga, así como para los aparcamientos de motos, y la existencia de "obstáculos" en las aceras.

calle colón de Valencia 

Ribó: "Siempre que hay un coche, hay un peligro"

Por su parte, el alcalde de la ciudad, Joan Ribó, preguntado por la auditoría independiente, señaló precisamente el paso de los coches privados, y no las restricciones al mismo, como el factor principal de los riesgos de seguridad. "Siempre que hay un coche, hay un peligro", espetó el primer edil, quien insistió en que "el hecho de pasar de coche privado a transporte público mayoritario" hace que esos riesgos no parezcan "demasiado evidentes". "La calle Colón, con mayoría de carriles para transporte público, no es menos segura que con mayoría de coches privados", ha insistido.

Con todo, el responsable municipal dijo que se estudiará el informe técnico de la auditoría y admitió que "si se debe introducir alguna modificación parcial, se introducirá", desechando así una reforma integral de la vía como ha pedido la oposición en varias ocasiones, y circunscribiendo cualquier cambio que se haga a "alguna cosa especial en algún punto especial".

"El debate no es carril bici sí o no"

El auditor intentó zafarse de posibles acusaciones de partidismo asegurando, al inicio de su explicación, que el informe realizado es una auditoría "técnica, pormenorizada, sistemática e independiente". "Soy auditor por la UE y tengo un certificado, por lo que tengo que hablar de forma independiente. Hablaría así si estuviera en el Ayuntamiento el gobierno actual o del PP", subrayó Romera, quien se reunió con la portavoz municipal del grupo popular, María José Català.

Maria José Català. Foto: ESTRELLA JOVER

Por su parte, Català aprovechó el informe para anunciar, a modo de primer anuncio electoral, que si accede a la Alcaldía tras las elecciones municipales de 2023, el rediseño de la calle Colón será una de las "acciones prioritarias" del nuevo ejecutivo local, siempre apoyándose en informes técnicos "donde primen la seguridad y la accesibilidad de todos los usuarios de esta vía: peatones, bicicletas, patinetes y vehículos", y "sin olvidar las necesidades de comerciantes y vecinos de la zona".

La portavoz del PP recalcó que las obras se hicieron "sin criterio técnico" y que por eso, ahora, "estamos pagando las consecuencias". Calificó el actual diseño de la calle como "disparatado" y, haciendo referencia al informe, con "muchos puntos negros, sobre todo para el peatón y las personas con movilidad reducida, personas mayores o que van con carrito". Pero insistió en que el debate "no es carril bici o no, más bicis o no, el debate es conseguir una ciudad segura y accesible".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme