GRUPO PLAZA

BONIG EN APUROS Y CUENTA ATRÁS DE MARÍ COMO SÍNDIC

El acoso de PP y Cs a sus líderes en la Comunitat para que asuman los PGE de Rajoy

24/04/2017 - 

VALÈNCIA. En los últimos días se ha evidenciado la estrecha subordinación a la que las cúpulas de PP y Ciudadanos someten a sus estructuras autonómicas, en concreto, las valencianas. La soga se ha apretado alrededor de las gargantas de los referentes regionales de estas formaciones para evitar que puedan elevar la voz para protestar por cuestiones que atañen a la hoja de ruta nacional. En concreto, los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2017.

Esta asfixiante situación ha terminado siendo letal para el portavoz de Cs en Les Corts, Alexis Marí, tal y como informa este lunes Valencia Plaza. Tras haber respaldado en la cámara la declaración que ponía el grito en el cielo por unos PGE que sitúan a los valencianos a la cola de la inversión por habitante, desde la dirección estatal ordenaron al síndic que no acudiera a la cita convocada este martes 25 de abril en la cámara para respaldar la citada declaración. 

Una directriz que llegó en un encuentro presencial celebrado el pasado viernes en Madrid y ante la que Marí decidió hacer oídos sordos. Su intención, así lo transmitieron a este diario fuentes de su entorno, era la de acudir con sus galones de síndic al acto convocado. Con estos mimbres, fuentes de Cs señalaron a este diario que la dirección de la formación naranja acordará este lunes el relevo de Marí para que ningún representante del partido acuda a la cita.

El responsable de Organización estatal, Fran Hervías, junto a Emilio Argüeso, Alexis Marí y Fernando Giner

Un golpe de mano basado en el acuerdo de Albert Rivera con Mariano Rajoy para sacar adelante los PGE. Un pacto que manda a segunda fila la posición de Cs en la Comunitat, dado que obliga a sus parlamentarios y dirigentes a agachar la cabeza ante unas cuentas que en absoluto benefician a los valencianos. De paso, la dirección de la formación naranja encuentra una excusa perfecta para apartar de la portavocía parlamentaria a Marí, que ha evidenciado públicamente sus discrepancias con la dirección nacional en más de una ocasión.

La firmeza del portavoz a la hora de no plegarse ante las órdenes de Madrid y seguir con su idea de acudir al acto antiPGE de Rajoy, tampoco deja en una situación fácil a sus compañeros de partido. Cabe recordar que en València ciudad, el grupo municipal que lidera Fernando Giner, también respaldó al Consejo Social de la ciudad en la reclamación de inversiones así como la protesta por la "marginación" de la capital en los PGE.

Con todo ello, la dinámica de calma tensa en la que había entrado Ciudadanos tras la Asamblea General de febrero que ha provocado el goteo de renuncias en el partido, parece encaminada a romperse definitivamente. Tras el cese de Marí previsto para este lunes, todo apunta a que el futuro de varios parlamentarios estará a corto o medio plazo en el Grupo de No Adscritos.

Bonig presionada en el plano orgánico

Por otro lado, el acoso en el PPCV ha sido similar aunque con matices. Los populares valencianos, pese a haber firmado la declaración de protesta en Les Corts sobre los PGE, también recibieron el toque de atención de su cúpula estatal para no acudir al acto del 25 de abril y la orden de dejar a un lado las protestas y empezar a defender las cuentas presentadas por Rajoy.

Isabel Bonig junto a Vicente Betoret y, al fondo, Mari Carmen Contelles. Foto: EVA MÁÑEZ

Pese a que la dirección y grupo parlamentario que lidera Isabel Bonig se avinieron a regañadientes a cumplir la orden, desde Génova parecen decididos a dar una lección a la presidenta valenciana. Solo así se entiende el esfuerzo de la cúpula estatal en tratar de evitar que la aspirante para liderar el PP provincial de Valencia Mari Carmen Contelles, respaldada por Bonig en la sombra, llegue a plantear la batalla al actual líder, Vicente Betoret, apoyado por Madrid.

Una presión que parece fundamentarse, así lo apuntan fuentes populares, en las dudas que genera el liderazgo de Bonig en la capital de España. De hecho, precisamente la oposición pública de la presidenta de la PPCV a las cuentas de Rajoy ha generado malestar en Madrid, a lo que ha seguido el intento de que Contelles -y por tanto, Bonig- no logre la presidencia provincial. Un tapón al poder territorial de la líder regional que, justamente, llega tras los reproches por los PGE presentados.

Noticias relacionadas

Xeito i espenta

No estamos en el mapa

Transcurridos dos años de legislatura autonómica y municipal tengo para mí que poco o nada pintamos en Madrid y menos en Europa. A falta de cumplirse el trámite en el Senado de apoyo a los PGE, nos hemos quedado como estábamos. Los vascos y los canarios, no

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme