X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

El azulejo se ve abocado a un cambio de modelo productivo lastrado por los costes de la energía

12/06/2019 - 

MADRID. La industria cerámica española se enfrentará, más pronto que tarde, al reto de afrontar cambios en sus procesos productivos que le llevarán a buscar energías alternativas al gas en un escenario donde cobrará mayor importancia si cabe el marketing digital.

Esta es una de las conclusiones que ha expuesto este miércoles el presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Baldosas Cerámicas (Ascer), Vicente Nomdedeu, durante un encuentro con medios económicos celebrado en Madrid para ofrecer el balance del sector de 2018, dar a conocer su comportamiento en lo que llevamos de año y exponer, ante las administraciones públicas, sus reivindicaciones más urgentes. Estas pasan por la puesta en marcha de un plan industrial efectivo y una reducción de las cargas impositivas que acompañan a la energía, cuyo encarecimiento va asociado a la pérdida de competitividad de las empresas, según ha advertido el máximo representante de la patronal azulejera. 

Nomdedeu quien ha recordado el comportamiento de la industria a lo largo del pasado año, con ventas totales por 3.597 millones de euros -lo que representó un crecimiento del 2,9% con respecto al mismo periodo anterior- supuso una caída respecto al aumento previo debido a la ralentización de la economía global y a las barreras proteccionistas en el norte de África, como en Argelia. El mercado nacional, sin embargo, creció más que en años anteriores, alcanzando los 870 millones de euros, un 7,5% más que en 2017.

Aumento del 2% en este 2019

Por otro lado, el presidente de Ascer ha señalado que el arranque de este 2019 viene acompañado de un crecimiento similar al de 2018. Así, en esta primera mitad de año el aumento ha sido del 2%, sobre todo por el buen comportamiento que sigue dándose en los mercados considerados estratégicos, como es el europeo, incluido Gran Bretaña y pese a los efectos del Brexit. La razón, esgrime es que los canales de distribución están siguiendo con los pedidos en catálogo -incluso estocando- antes de que se formalice la ruptura de manera formal.

El mercado norteamericano, por otro lado, sigue con fuerza y continúa creciendo y aumentado por encima del 10%, según ha señalado Nomdedeu, quien ha indicado que las previsiones para este año, por lo general, serán de crecimiento moderado, aunque con la incertidumbre de cómo será el comportamiento de Oriente Próximo, un destino importante pero que suele presentar turbulencias e inestabilidad.

El gas, el 13% del precio final

En materia de reivindicaciones, el presidente de Ascer se ha centrado en la política energética y, sobre todo, en los costes del gas natural. Ha sido claro a la hora de subrayar que de estas circunstancias "depende el futuro del azulejo en España". Y lo ha argumentado al señalar que los costes energéticos suponen el tercer mayor desembolso para las empresas, con un alto porcentaje en el impacto en el precio final del producto. Es más, en concreto, la energía consumida equivale al 13,3% del valor de las ventas. "Las variaciones en el precio de la energía tienen una alta incidencia en el coste final del material", ha indicado.

En este punto, Nomdedeu ha recordado que el 75% de las ventas de esta industria se realizan en el exterior, donde se compite con otros países productores que disfrutan de una energía mucho más barata.

Así, en el último año, la factura del gas natural en el sector español alcanzó los 364 millones de euros, con incremento respecto al año anterior de un 14%. Gran parte de esa factura tiene origen en los peajes, los costes regulados del gas, que en la actualidad superan el 45% de la media europea, lo que supone un lastre importante para la competitividad, según ha recalcado Nomdedeu, quien ha defendido que se tome en cuenta la necesidad de desarrollar un estatuto de consumidores intensivos de gas que respalde al tejido industrial español, al modo del estatuto que ya disponen los grandes consumidores de energía eléctrica.

La cogeneración, necesaria

Para compensar estos costes, el sector azulejero ha realizado grandes esfuerzos para mejorar sus procesos y su eficiencia energética; y en este contexto destaca el papel de la cogeneración de alta eficiencia, con 28 plantas instaladas en el clúster castellonense. En este sentido, Ascer urge a la Administración a poner en marcha un marco regulatorio que aporte certidumbre y seguridad para permitir y planificar la actividad industrial y las plantas de cogeneración que llegan al final de su vida útil.

Vicente Nomdedeu, aunque ha indicado que el modelo productivo español no está agotado, sí ha advertido que en los próximos años se darán cambios importantes derivados, especialmente, de la necesidad de buscar vías alternativas a la actual dependencia del gas. Además, ha señalado la importancia de la implantación de la industria 4.0 y la digitalización de los procesos productivos, pero especialmente en el desarrollo y avance del marketing digital como elemento que impulse al sector.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email