Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Frost-Trol dobla beneficios antes de un 2020 complicado por la "incertidumbre del mercado"

3/10/2019 - 

CASTELLÓ. Frost-Trol coge fuerzas para un 2020 "complicado". La compañía castellonense duplicó el año pasado sus beneficios hasta los 7 millones de euros, tal como recogen sus cuentas, recientemente publicadas. Gracias a ello, así como a otros indicadores, los dirigentes de la firma esperan notar "lo mínimo posible" la desaceleración del mercado prevista para el próximo ejercicio. 

No es una novedad que la compañía fabricante de frigoríficos para supermercados está muy expuesta a las demandas de ciertos clientes, sobre todo del principal, Mercadona -de hecho, en el informe de gestión que acompaña a las cuentas se recoge la "alta concentración de ventas en varios clientes, cuyo riesgo se ve minorado en función de la solvencia de estos"-. A pesar de ello, la firma de los hermanos Roberto y José Luis Solsona cerró 2018 con un aumento de facturación del 8% hasta alcanzar los 61,5 millones de euros y el cierre de este 2019 incluso "será mejor", señalan fuentes de la firma. 

Pero ello no evita la incertidumbre cara al próximo año. Eso sí, la sociedad castellonense lo afronta totalmente saneada. Embarcada en el traslado a sus nuevas instalaciones de Cabanes, que el año pasado se plasmó en "un gran esfuerzo inversor" con la compra e instalación de maquinaria por valor de 6 millones de euros, la deuda a corto plazo de la compañía ha aumentado hasta los 15,4 millones (5 más que un año antes) y a largo plazo ha crecido en 2 millones hasta los 6,4. 

Cifras asumibles para una sociedad que contaba, a 31 de diciembre pasado, con unas reservas de más de 20 millones de euros gracias a que en el último lustro tan solo ha repartido alrededor de 800.000 euros en dividendos. Asimismo, la firma sumó 6,5 millones en existencias, que alcanzaban a inicios de año 10,9 millones de euros. 

Internacionalización en marcha

Estas cifras no incluyen la actividad de la filial de México, a pesar de que está integrada en Frost-Trol International, que sí aparece en las cuentas. El papel de la delegación mexicana es la de distribuir los productos en el país azteca, una labor que la firma está impulsando. 

No en vano, con un 83,24% de las ventas en el mercado nacional, según recoge el propio informe de gestión, la internacionalización de la firma es capital para su futuro. Aunque ya está presente en 42 países y trabaja con diferentes cadenas de supermercados, la sociedad está incidiendo en este aspecto, para el cual serán fundamentales las medidas antidumping que la Comisión Europea aprobó en 2018. 

Así las cosas, la flexibilidad de la compañía es otro de los grandes aspectos que garantizan su viabilidad futura. Muestra de ello es que, en 2018, Frost-Trol utilizó 8,8 millones para los gastos de personal y 5,6 para las contrataciones a través de las empresas de trabajo temporal. Y es que esta es "la forma más sencilla de gestionar las contrataciones" en los períodos de mayor demanda y producción, señalan fuentes de la compañía. La sociedad cerró 2018 con 266 trabajadores en plantilla, frente a los 157 del ejercicio anterior. 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email