X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

fue condenada a 4 años de prisión por estafa a broseta

La abogada Antonia Magdaleno pide su indulto para evitar entrar en la cárcel

Foto: EVA MÁÑEZ
8/02/2019 - 

VALÈNCIA. La abogada Antonia Magdaleno, condenada a cuatro años de prisión por una estafa de 4,67 millones a su exbufete Broseta con los honorarios de los concursos de Martinsa-Fadesa y Urazca, pide su indulto para evitar la cárcel, y lo hace con argumentos tanto jurídicos como personales. Entre ellos arguye un durísimo escenario familiar: la muerte el pasado 8 de diciembre de su exmarido, padre de una hija en común de 10 años de edad. Su entrada en prisión, según argumenta Magdaleno, la dejaría "sin ninguno de sus progenitores a su lado en un momento tan dramático para su vida como el que está viviendo".

Así se desprende de la solicitud de petición de indulto difundida por la abogada mediante un correo electrónico, documento al que ha tenido acceso Valencia Plaza. "Como seguro sabes, el pasado miércoles 28 de noviembre el Tribunal Supremo me notificó una sentencia no recurrible según la cual tengo que cumplir una pena de 4 años. Voy a hacer frente a la cifra de la condena económica, pero la prisión solo puedo suspenderla a través de una petición de indulto. Por esa razón es por la que necesito vuestra ayuda, en estos momentos tan complicados", solicita Magdaleno en su misiva.

Según ha podido saber este periódico, la abogada negocia con Broseta que no se oponga a la petición de indulto, ya que eso facilitaría que el Gobierno de Pedro Sánchez se lo concediera por tratarse de un litigio entre particulares. Es decir: Magdaleno considera que si Broseta, el afectado por la estafa por la que ha sido condenada, propicia que la indulten, tal indulto tendría mucha más opciones de prosperar.

El mencionado correo en el que Magdaleno pide la adhesión a su indulto incluye documentos preparados por la abogada -un modelo individual y otro colectivo- para facilitar la adhesión a la petición de los interesados. En cuanto a su contenido, el modelo individual -el más extendido- desglosa un total de tres argumentos para sustentarla.

"El pasado día 8 de diciembre Don (...), exmarido y padre la hija que tenían en común de diez años, (...), falleció repentinamente a causa de un infarto, por lo que el ingreso en prisión de Doña Antonia Magdaleno dejaría a la niña sin ninguno de sus progenitores a su lado en un momento tan dramático para su vida como el que está viviendo", expone el documento. Con este argumento, en paralelo, la dirigente ha logrado de momento que la Sección Quinta de la Audiencia Provincial aplace su ingreso en prisión hasta el 23 de abril, tal y como explica este viernes la edición valenciana de El Confidencial.

"Total arrepentimiento"

Por otro lado, la carta de solicitud de indulto defiende que "una persona de la innegablemente reconocida y prestigiosa trayectoria académica, así como profesional, como lo es Doña Antonia Magdaleno, no precisa de 'reeducación' o 'reinserción social', toda vez que la pena privativa de libertad debe estar orientada hacia tales fines (art.25 de la Constitución Española)".

Además, la misiva a firmar habla de la reparación del daño y el arrepentimiento de la condenada. "Deseo libremente manifestar que me consta el total arrepentimiento de Doña Antonia Magdaleno respecto de la comisión del delito por el que ha sido condenada, así como de su entera disposición a reparar en todo lo posible el daño efectuado mediante el pago de la responsabilidad civil y de la multa fijados en la sentencia", recoge el documento.

Sobre este último aspecto cabe añadir que, según ha podido contrastar este diario, la abogada contempla desprenderse de ocho inmuebles de su propiedad en la Comunitat por un valor conjunto de 4,3 millones de euros para hacer frente al pago de la cantidad defraudada.

En la misma línea, la condenada ya ha dimitido como máxima responsable de su propia empresa, Sue Abogados SLP, de la que ha cesado como administradora única y a la que acceden como administradoras solidarias Beatriz Carbonell y Sonia Gimeno, tal y como recoge este viernes el Boletín Oficial del Registro Mercantil.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email