Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

reclaman la paralización de las actuaciones y depurar responsabilidades

'Salvem la Renegà' y el Gecen denuncian ante el Seprona las obras del proyecto Costa Bellver

8/06/2020 - 

CASTELLÓ. La plataforma ciudadana Salvem la Renegà y el grupo ecologista Gecen han presentado formalmente denuncia ante el Seprona contra el proyecto Costa Bellver, que se viene construyendo junto al entorno de la Renegà, en el término municipal de Oropesa del Mar, según han informado  fuentes de estos colectivos a través de un comunicado.

Ambas organizaciones presentaron el pasado jueves 4 de junio ante el Seprona una denuncia contra la promotora Costa Bellver y la Fundación Azul Marino, esta última creada este mismo año y ambas con el mismo domicilio social, por presuntos delitos contra el medio ambiente y la ordenación del territorio en el paraje "Bellver". 

Los denunciantes alertan de que durante el estado de alarma y el periodo de confinamiento de la población se han iniciado unas obras en la urbanización del plan parcial Torre Bellver I que, según ambos grupos, afectan directamente a espacios de la Red Natura 2000 albergando hábitats naturales de interés comunitario, protegidos por la Directiva 92/43/CEE del Consejo, de 21 de mayo de 1992, relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres.

Las obras, como recuerdan la plataforma ciudadana y el grupo ecologista, se publicitan con carteles que anuncian la construcción de un centro de interpretación del Mediterráneo (zoo de tortugas), por un lado, y un supuesto proyecto de restauración paisajística, por otro (jardín con bares), y "aunque no lo expresan formalmente forman parte de un proyecto urbanístico más amplio vinculado a la construcción de residenciales y un hotel, que al parecer, ha sido fragmentado al objeto de soslayar la aplicación de normativas medioambientales, según consideran los denunciantes.

Para Salvem la Renegà y el Gecen todos los terrenos incluidos en el LIC deberían de haber sido clasificados como suelo no urbanizable de especial protección una vez que la Comisión Europea aceptó la inclusión del LIC en la Red Natura 2000. Desde ese momento, detallan las mismas fuentes, regía en la zona la obligación de evitar el deterioro de los hábitats y las alteraciones a las especies según la Ley de Espacios Naturales protegidos de la Comunidad Valenciana (LENP).

Los denunciantes señalan que ni la Generalitat, a través de la Consellería competente en ordenación del territorio y urbanismo, a través del Pativel, ni el Ayuntamiento, a través de los instrumentos de ordenación urbanística, han tomado las medidas necesarias para evitar el deterioro de este espacio.

En concreto, el comunicado de Salvem la Renegà y Gecen se refieren a dos proyectos anunciados (y un tercer proyecto de construcción de viviendas de lujo oculto), de los cuales se están llevando a cabo las obras y trabajos desde principios de mayo en diferentes terrenos y zonas próximas a la Vía Verde, y a la zona litoral, que une los municipios de Benicàssim y Oropesa del Mar.

Zona 0: "Construcción de un zoo de tortugas"

La zona 0 es, según explican los denunciantes en su comunicado, donde irá ubicado el centro de interpretación marino y donde se están realizando, al parecer con una mera declaración responsable -que únicamente habilitaría para la colocación de la valla publicitaria- trabajos de excavación de tierra, así como el traslado de ésta y de las rocas extraídas; también el depósito de escombros que, asimismo, carecen de la necesaria licencia administrativa, según estiman la plataforma ciudadana y el grupo ecologista.

Según los afectados, estas obras tampoco cuentan con la autorización de núcleo zoológico a pesar de publicitar en prensa que en dicho centro se albergarán tortugas marinas amenazadas o enfermas. Además, los denunciantes creen que es posible que para hacer las piscinas artificiales para las tortugas, las máquinas hayan sobrepasado los metros de excavación permitidos, afectando al freático.

Según denuncian estos colectivos, estas obras están invadiendo el suelo de dominio público de la denominada Vía Verde, lindante a escasos centímetros con el socavón que se está ejecutando.

Zona 2: Proyecto de restauración ambiental, o jardines y bares

Dentro del proyecto privado que afecta a la zona LIC Litoral de Benicàssim, los denunciantes señalan que se pretenden instalar pasarelas para dar vistas al mar y uno o dos ecoclub del mar que, según las mismas fuentes, no sería otra cosa que unos establecimientos de restauración hostelera.

Para la zona de jardines y bares, indican en el comunicado, la sociedad Costa Bellver tan solo ha solicitado una licencia de obra menor para realizar un muro de mampostería y trabajos de silvicultura; sin embargo desde principios de abril, señalan, "se está utilizando como almacén para descargar escombros, para depositar abundante material de construcción. Se han marcado con pintura en cruz de color rojo bastantes pinos, así como clavado varillas metálicas en el suelo, indicativas de mediciones previamente realizadas para la posterior ejecución de la obra".

Para estas plataformas ciudadanas, "por si todo esto no fuera lo suficientemente grave, y demostrativo del nulo respeto de la constructora por la legislación municipal, autonómica, estatal y de la Unión Europea vigente, desde el pasado viernes día 29 de mayo, se han iniciado tareas de poda de ramas, tala de pinos y arrancamiento de matorral así como empezado a utilizar los aludidos sacos de cemento y yeso".

El comunicado también recoge que todo este almacenamiento invade dominio público marítimo terrestre, dado que hay escasos 20 metros desde algunos de los montones de escombros (rocas y tierra) y sacos de arena y cemento, hasta el borde de la orilla del mar.

Como resumen, Salvem la Renegà y el Grupo para la Conservación de los Espacios Naturales creen que este proyecto de restauración "únicamente atiende al interés particular de la promotora, ya que la única finalidad es deslindar la parcela privada de la zona LIC y montar uno o dos chiringuitos ecológicos que se beneficiarán de una ubicación privilegiada (junto a la Vía Verde y con vistas al mar), lo cual sí debería ser merecedor de una auténtica resolución administrativa de Valoración Preliminar, de las reguladas en el Decreto 60/2012.

Solicitud de paralización de las obras

Con toda la explicación de los hechos y aportada toda la documentación y documentos gráficos, desde las iniciativas vecinales, la Plataforma Salvem la Renegà, con el apoyo de Gecen y otras organizaciones ecologistas, según se expone en el comunicado emitido este lunes, "se han visto en la tesitura de tener que iniciar los trámites legales para dar constancia de los hechos y solicitar con carácter de urgencia la inmediata paralización de cualquier actividad que implique daño medioambiental, así como la reposición de las parcelas afectadas al estado previo a las actuaciones denunciadas". Desde estos colectivos se remarca que se continuarán trabajando para solicitar una investigación y depuración de las responsabilidades que, en su caso, fueran procedentes, según sentencian

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email